Piotr Krasnov

Piotr Krasnov
General Krasnow (cropped).jpg
Información personal
Nombre de nacimiento Piotr Nikoláyevich Krasnóv[1]
Nacimiento 10 de septiembre de 1869[1]
Bandera de Rusia San Petersburgo, Imperio ruso[1]
Fallecimiento 16 de enero de 1947 (77 años)[1]
Bandera de la Unión Soviética Moscú, Unión Soviética[1]
Causa de muerte Ahorcamiento Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad ruso
Familia
Padre Nikolay Krasnov Ver y modificar los datos en Wikidata
Cónyuge
  • Lydia Fedorovna Krasnov Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
  • Pavel Military School Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación escritor, militar
Rango
  • General of the Cavalry Ver y modificar los datos en Wikidata
Participó en Primera Guerra Mundial, Guerra Civil Rusa y Frente Oriental Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones
  • Order of Saint Anna, 2nd class
  • Order of Saint Anna, 3rd class
  • Order of Saint Stanislaus, 2nd class
  • Order of St. Vladimir, 4th class
  • Order of Saint Stanislaus, 3rd class
  • Order of St. Vladimir, 3rd class Ver y modificar los datos en Wikidata
Firma Pyotr Krasnov Signature.jpg
[ editar datos en Wikidata]

Piotr Nikoláyevich Krasnov (en ruso: Пётр Никола́евич Красно́в; 22 de septiembre (10 según el calendario juliano[1]

Biografía

Carrera militar

Cosaco originario del stanitsa Karguínskaya. Nació el 12 de julio de 1869 en San Petersburgo, Rusia, donde su padre, teniente general del Estado Mayor del Ejército, Nikolái Ivánovich Krasnov se desempeñaba como oficial de la Dirección General del Ejército Irregular Cosaco. Piotr Krasnov creció y estudio en San Petersburgo; la educación básica recibió en su domicilio. En año 1880 ingresó en el Gimnasium Nº1 de San Petersburgo. Al quinto año solicitó el traslado al Cuerpo de Cadetes Aleksándrovski, donde ingresó como suboficial, y posteriormente fue aceptado en la Escuela de Infantería Pávlovskoye. Terminó sus estudios en esa Escuela, egresado en rango de oficial ( 5 de diciembre de 1888), su nombre está escrito con letras de oro en la tabla memorial de la institución por sus brillantes logros como alumno.[1]

En año 1889, siendo jorunzhi, en rango tradicional cosaco del regimiento de cosacos del Don, es enviado en comisión de servicio al regimiento Leib-Guardia del Atamán; en año 1892 ingresa a la Academia del Estado Mayor del Ejército y un año después regresa al mismo regimiento. En año 1897 es el comandante del convoy (compuesto en su totalidad por los cosacos del regimiento Leib-Guardia del Atamán) en la misión del Imperio ruso en Abisinia. Galardonado por el Emperador de Abisinia, Menelik con el Orden La Estrella de 3º Grado.

Entre 1899 y 1900, se desempeñó como comandante de sotnia (escuadra cosaca, compuesta por cien hombres) en su regimiento. En septiembre del año 1901 fue enviado por el Ministerio de Defensa en comisión de servicio al Lejano Oriente en labores de inteligencia a China, Japón, India y Manchuria. En el año 1902 fue enviado en comisión de servicio a Transcaucasia con la misma misión, específicamente en la frontera con Turquía y Persia.[1]

Guerra ruso-japonesa

En 1904, durante el conflicto de Rusia con Japón, Piotr Nikoláyevich Krasnov solicita ser enviado al frente, donde se desempeña como corresponsal de guerra del diario oficial del Ejército. En el mismo periodo, por su participación en combates fue galardonado con La Orden de Santa Ana de cuarta clase junto con una mención “Al Valor”, y también con la Orden de San Vladimiro de cuarta clase. Entre 1906 y 1908 fue alumno de Escuela de Oficiales de Caballería, y al término del curso en esta le encomendaron el cargo de Jefe del Departamento Cosaco de la misma. En año 1910, ya como coronel, Piotr Nikoláyevich Krasnov recibió el nombramiento como comandante del Primer Regimiento Siberiano, ubicado en las montañas del Pamiro.[1]

Primera Guerra Mundial

En 1913, Krasnov fue comandante del Décimo Regimiento Cosaco del Don. Al mando de éste, en el año siguiente fue enviado al frente durante la Primera Guerra Mundial. Ya tres meses después por su destacable participación en combates es ascendido al grado de general-mayor. Desde el noviembre de 1914, es el comandante de la Primera División Cosaca del Don. Posteriormente está al mando de la Primera División Cosaca de Kuban y de la Segunda División Cosaca Unificada. Durante los combates en la Primera Guerra Mundial, Krasnov fue herido, pero demuestra desempeño y conocimientos militares excepcionales, liderazgo y heroísmo personal.

Revolución de Febrero de 1917

Mientras se encontraba en el frente de guerra, recibe noticias sobre la Revolución de febrero de 1917; mantiene las esperanzas sobre la posibilidad de que se establezca la monarquía constitucional. Despreciando los valores liberales de Aleksandr Kérenski, Piotr Nikoláyevich Krasnov participa en la contrarrevolución liderada por el atamán cosaco Lavr Kornílov. Posteriormente, durante el golpe y la revuelta de octubre de 1917, de todas formas ofrece apoyo y cooperación a Kérenski, manifestando: “aunque con el diablo mismo pero en contra de los bolcheviques”. El intento de Krasnov y Kérenski de tomar por asalto a la ciudad de Petrogrado se frustra - Aleksandr Kérenski se da a la fuga y abandona el país; Piotr Krasnov fue apresado por los bolcheviques pero debido a las presiones ejercidas por las comunidades cosacas, posteriormente fue dejado en libertad.

Lucha antibolchevique

Cartel del ejército de voluntarios.

Piotr Nikoláyevich Krasnov regresa a la región cosaca del Don, donde poco después del levantamiento contrarrevolucionario cosaco fue elegido y nombrado por la comunidad regional como Atamán del Ejército Cosaco del Don. Poco más tarde, sin contar con el apoyo y a la vez ignorando las órdenes del general Antón Denikin, inicia la lucha armada abierta en contra de los bolcheviques.[7]

Al igual que sus compatriotas cosacos, Krasnov juró a la bandera del Imperio ruso y lealtad absoluta al zar. Puesto que después de las revueltas sangrientas del año 1917 el mismo zar Nicolás II se negó a asumir la corona y al trono y el Imperio mismo empezó a desmoronarse, los cosacos ya no se sentían obligados a seguir los intereses internos de los rusos. Los numerosos partidos políticos de la época se esforzaban por llegar al poder y dominar lo que quedaba del Imperio ruso.[1]

República cosaca

Bandera de la República Cosaca, mayo de 1918
Billete de 100 Rublos cosacos, 1918

Considerando lo anterior y bajo la dirección de Piotr Krasnov, atamán cosaco del Don, la comunidad cosaca intentó nuevamente construir su propia República Cosaca independiente - la unión de los cosacos del Don y de Kuban.

En pleno desarrollo de la Guerra Civil Rusa, en 17 de mayo de 1918 se proclamó la República Cosaca, con estatutos, Constitución, Parlamento y sistema político administrativo de un estado federal. El atamán Piotr N. Krasnov fue elegido como el primer presidente de la República Cosaca (1918-1919). La república incluía 10 provincias con la capital en ciudad de Novocherkask. La bandera oficial del estado fue compuesta por tres colores, representando simbólicamente las tres naciones principales de esta República Cosaca: cosacos - azul; tártaros y kalmukos - amarillo; rusos - rojo. Finalmente terminaron siendo brutalmente aplastados (1921), ya que los líderes rusos mencheviques y del Ejército Blanco compuesto fundamentalmente por los monárquicos rusos, se opusieron ferozmente a cualquier indicio de movimiento independentista. Simultáneamente fueron atacados de forma permanente y constante por las tropas del Ejército Rojo de los bolcheviques.[1]

Exilio

Como resultado de las intrigas internas en el círculo de oficiales de la Guardia Blanca ( Ejército Blanco) y falta de unidad de los altos mandos cosacos en la toma de decisiones, Krasnov ofrece su renuncia al cargo y posteriormente (en marzo de 1920) emigra a Alemania. En 1923 se traslada a Francia donde se dedica completamente a la literatura, escribe grandes obras literarias y numerosas novelas (entre otras - " Desde el águila bicéfala hasta la bandera roja", 1922).[9]

“Mirando al pasado, no puedo evitar de prever que el futuro de Rusia será maravilloso. Pasarán al olvido los años de la tempestad, tal como ocurrió en el pasado. Rusia resucitará y será mas bella que antes – porque el pueblo ruso está lleno de héroes.” Piotr N. Krasnov

Segunda Guerra Mundial

En año 1922, anhelando la idea de la monarquía en Rusia y meditando sobre el futuro de la comunidad cosaca, Piotr Krasnov demostró su criterio personal cosaco, el mismo que mantuvo durante toda su vida: “…Los cosacos no tienen en su mente la autonomía o la fantasía de una vida ilusoria sin Rusia, si no la presencia en Rusia de un líder coronado y justo, capaz de pacificar nuestros pueblos y establecer la verdad y orden en la Santa Rusia…”. En año 1940, en vísperas de invasión alemana a la Unión Soviética, Krasnov escribe: “Los cosacos y sus comunidades pueden ser autónomos y gobernados por sus atamanes y Krug's (parlamentos cosacos) solamente siempre y cuando exista Rusia. Entonces, todos nuestros esfuerzos, objetivos y trabajo deben ser apuntados en dirección y sentido a que en lugar de la URSS se restablecerá la Rusia de siempre.”

Durante su emigración, posterior al inicio de la Segunda Guerra Mundial, P.N. Krasnov, encabezo la Dirección General Cosaca. Participó activamente en la fundación del “ Stan Cosaco” (Estado Cosaco en el exilio), ofreciendo apoyo y ayuda necesaria para su funcionalidad efectiva en asuntos de la emigración cosaca en Europa.[1]

Prisionero de guerra

Cuando los nazis comenzaron con la invasión de Rusia, Krasnov, que había tomado el camino del exilio luego de la derrota del Ejército Blanco contra los bolcheviques, ya llevaba veinte años de exilio escribiendo obras literarias, traducidas posteriormente en 20 idiomas. En año 1941, cuando Alemania invadió a la Unión Soviética, Krasnov percibió en esto una posibilidad secuencial y lógica de participar en una lucha contra el viejo enemigo – el comunismo. Para ese entonces ya era un hombre viejo, un anciano, pero esto no le impidió volver a la lucha. En el momento de su rendición ante las fuerzas inglesas, Krasnov cumplió 77 años. Sin embargo, entregó su reputación al movimiento cosaco, preocupado por el destino de numerosos representantes de la comunidad cosaca en el exilio en los tempos de postguerra - civiles, militares, hombres y mujeres, ancianos y niños. P.N.Krasnov se unió al Ejército de Domanov aproximadamente un mes antes de su rendición. Al parecer, Krasnov negoció con los ingleses que se rendirían con una sola condición: no ser entregados a los soviéticos. Los ingleses incumplieron su promesa, cumpliendo los pactos secretos de Yalta entre Churchill y Stalin.

Other Languages