Pintura medieval de Francia

La pintura medieval de Francia es la desarrollada durante el medievo en los territorios que se corresponden con la actual Francia. Destacan la obra de los miniaturistas y las vidrieras góticas.

Arte carolingio

"Cristo", Evangeliario de Godescalco, 781-783, pergamino en la B.N. de Francia.

El renacimiento carolingio, en la segunda fase del arte prerrománico europeo, determinó igualmente la vuelta de la pintura, en forma de pinturas murales y de miniaturas.

Entre los ejemplos de decoración mural, con pinturas y mosaicos, cabe citar las pinturas de San Juan de Müstair y, sobre todo, la cripta de Saint-Germain de Auxerre ( Yonne) y en la cripta de San Máximo de Tréveris.

Se conserva un mosaico en un ábside de un oratorio de Germigny-des-Prés.

La miniatura carolingia está representada por diversidad de escuelas:

  • Escuela palatina. Creada en la corte, ejemplificada en el Evangeliario de la Coronación ( Viena) y Evangeliario de San Medardo de Soissons ( Biblioteca nacional de Francia).
  • Escuela de Ada. Relacionada con la anterior. Destaca el Evangeliario de Godescalco (Godesscalc o Godescalc) que se conserva en la Biblioteca nacional de Francia.
  • Escuela de Tours. Gira en torno a la figura de Alcuino, pariente de Carlomagno. Se siente influencia irlandesa. Su obra más importante es la primera de las Biblias de Carlos el Calvo (Biblioteca nacional de Francia).
  • Escuela de Reims. Marca la evolución hacia el románico. Produjo el Salterio de Utrecht ( Biblioteca Universitaria de Utrecht) y el Evangeliario de Ebo (Biblioteca de Épernay).
  • Otras escuelas. Relacionadas con la escuela de Reims están las de Saint Denis, Metz y Fulda, que se relacionan con las obras otonianas del siglo X.
Other Languages