Pink Floyd – The Wall

Pink Floyd - The Wall es un filme británico de 1982 dirigida por el director británico Alan Parker, basada en el álbum de Pink Floyd The Wall. El guion fue escrito por el vocalista y bajista de Pink Floyd, Roger Waters. La película es altamente metafórica y rica en simbolismo y sonido. Presenta pocos diálogos y es conducida principalmente por la música de Pink Floyd.

La película contiene 15 minutos de elaboradas secuencias de animación creadas por el ilustrador Gerald Scarfe y Roger Waters, parte de las cuales describen una pesadilla basada en los bombardeos alemanes sobre Inglaterra durante la Segunda Guerra Mundial. También aparecen referencias a la esposa del protagonista y a su vida en general.[1]​ Gerald Scarfe dibujó y animó una secuencia de 15 minutos, la cual aparece en varias partes de la película. La película es reconocida por su surrealismo perturbador, secuencias animadas, situaciones sexuales, violencia y gore. A pesar de su turbulenta producción y del descontento de los creadores con el resultado final, The Wall se ha convertido en una película de culto.

Historia

Pink ( Bob Geldof), el cantante de un grupo musical, arrastra desde su infancia una serie de traumas debido a la dura educación que recibió. Se le ve inicialmente en un cuarto de hotel, totalmente inexpresivo, viendo televisión mientras suena la canción "The Little Boy that Santa Claus Forgot" de Vera Lynn. Luego se revela que el padre de Pink, un soldado británico, fue asesinado en acción mientras defendía al Anzio Bridgehead durante la Segunda Guerra Mundial, en plena infancia del protagonista.

En una analepsis, Pink es un joven inglés en la década de 1950. En su niñez, busca desesperadamente una figura paterna. Descubre un rollo de Jorge VI y otras reliquias militares de su padre. En la escuela, es descubierto escribiendo poemas y es humillado en público por su profesor (a mitad de la canción " The Happiest Days of Our Lives"). Mientras se escucha la canción " Another Brick in the Wall (Parte 2)", Pink imagina un sistema escolar opresivo en el que los estudiantes caen en una trituradora de carne. Los niños finalmente se rebelan y destruyen la escuela, arrojando al profesor al fuego. Pink también se ve afectado por su sobreprotectora madre (" Mother"). Todas estas experiencias traumáticas son presentadas como "ladrillos" en el muro metafórico que Pink construye para separarse de la sociedad.

Siendo ya un adulto, Pink se casa, pero su matrimonio fracasa rápidamente. Mientras se encuentra de gira por los Estados Unidos se entera de la infidelidad de su esposa. Lleva hasta su hotel a una groupie, al término de la canción " Young Lust", solamente para destrozar el cuarto delante de ella. Pink lentamente empieza a perder la cabeza y a imaginar "gusanos" metafóricos. Afeita todo el pelo de su cuerpo, y mientras ve la película The Dam Busters en la televisión, se transforma en una especie de líder neo-Nazi. Su mánager, junto a algunos paramédicos, lo encuentran totalmente inconsciente, en su habitación, con toda la destrucción que causo así que lo inyectan para que pueda dar su próximo concierto (" Comfortably Numb").

Pink se imagina que es un dictador y que su concierto es una reunión neo-Nazi. Sus seguidores empiezan a atacar a las minorías étnicas, tomándose las calles de Londres y causando una gran destrucción. A la escena se le añaden imágenes animadas de martillos marchando sobre las calles destruidas. Pink deja de alucinar y grita "Stop!" Luego se refugia en los baños del sitio donde iba a dar el concierto. En la siguiente secuencia animada, Pink, presentado como un pequeño muñeco de trapo, es llevado al juicio, y su sentencia final es "ser expuesto ante sus similares." El juez da la orden de "derribar el muro". Luego de un prolongado silencio, el muro es destruido.

Algunos niños empiezan a limpiar una pila de escombros, finalizando con la imagen de uno de ellos vaciando un cóctel molotov.

Other Languages