Piero

Piero Antonio Franco de Benedictis
Piero De Benedictis Septiembre 2012.jpg
Piero en el Concierto por la Paz, en el Cauca (Colombia), 2012.[1]
Datos generales
Nacimiento 19 de abril de 1945 (72 años)
Flag of Italy (1861-1946) crowned.svg Galípoli, Puglia, Reino de Italia
Nacionalidad

Bandera de Argentina[2]​ argentino

Bandera de Colombia[2]​ colombiano
Ocupación cantautor, activista, músico
Información artística
Género(s) Protesta, trova, rock
Instrumento(s) guitarra, voz
Período de actividad 1964 - Presente
Discográfica(s) CBS, RCA, Buenas Ondas, EMI
Artistas relacionados Pedro y Pablo
Facundo Cabral
Mercedes Sosa
Raúl Porchetto
Alejandro Lerner
Web
Sitio web

PieroOnline.com

https://www.facebook.com/groups/208732742532977/
[ editar datos en Wikidata]

Piero Antonio Franco de Benedictis ( Galípoli, 19 de abril de 1945), conocido como Piero, es un cantautor de rock, música social y trova nacido en Italia y radicado en Argentina desde su infancia.

Biografía

Infancia y juventud

Piero llegó a Argentina en 1948, a los 3 años de edad. Su familia, integrada por Don Lino, su padre, Ornela, su madre y su pequeña hermana Gabriela, se radicó en la localidad de Banfield, en el sur del Gran Buenos Aires, hasta 1951, cuando se mudaron a Allén (provincia de Río Negro) donde su padre pudo seguir adelante con su negocio de radios y tocadiscos y consolidar su discreta carrera como inventor. Allí Piero cursó la escuela primaria y se inició en la música. Pero fue a partir de su educación como seminarista en Viedma (provincia de Río Negro) y en Villa Devoto que se desarrolló tanto su vocación musical como su enorme sensibilidad social. La influencia de sacerdotes comprometidos con las causas sociales como Alejandro Mayol, Eliseo Morales y Carlos Mugica entre otros tantos, algunos de ellos seguidores de las ideas del religioso, paleontólogo y filósofo francés Pierre Teilhard de Chardin (1881-1955), marcaría tanto su desarrollo humano como su trayectoria musical.

Una grabación musical hecha en el Seminario fue enviada por un padre al Canal 9 de televisión, y fue allí, justamente donde Piero debutó en varios programas de televisión en 1964, cantando canciones melódicas italianas, como «Giovane, Giovane». En 1965 grabó los sencillos "El cachivache" y "Rosa, Rosita" (temas en boga de Roberto Carlos), y en 1965, "La sombrilla". Por esos mismos años empezó a realizar presentaciones en vivo en diferentes sitios nocturnos de Buenos Aires, junto a artistas reconocidos como Leo Dan, Neil Sedaka, Palito Ortega, Maribel Marcel, Lalo Fransen y Chico Novarro, entre otros.

Parecía que estaba llegando a la cima de la fama y la popularidad pero Piero, inconforme con su labor artística, decidió replantear su carrera musical y retirarse durante tres años para estudiar música y dedicarse a componer, tratando de encontrar su propia identidad y un sentido más profundo a sus canciones. Quería llevar un mensaje claro pero profundo en el que fuera posible rescatar las historias de vida de la gente común y abarcar la dimensión del ser humano con sus angustias, temores y complejidades.

En 1968 conoció al escritor José Tcherkaski, con quien integraron una exitosa fórmula creativa que les permitió componer buena parte de los grandes éxitos de Piero. Durante casi tres décadas trabajaron juntos.

Sus primeros temas fueron ‘Si vos te vas’ y « Mi viejo», siendo este último el que lo consagró nacional e internacionalmente.

Posteriormente vinieron otras grandes composiciones como «No te vayas por favor» y «Tengo la piel cansada de la tarde». Entre los años 1970 y 1972 lanza nuevos discos con temas de importante contenido social y humano, como «Juan Boliche», «Pedro nadie», «Caminando por Caracas», «Canción a Magdalena» y «Yo vengo», etc..

Poco a poco fue modificando el estilo de su producción artística, hasta consagrarse como una de las figuras más destacadas de la canción social de protesta en toda América Latina.

En 1972 lanzó el disco "Coplas de mi país" y en 1973 " Para el Pueblo lo que es del pueblo"; propuestas con las que Piero intentaba dar cuenta de la realidad de su país, marcado por la violencia de Estado, la persecución política y las dictaduras militares. Temas como "Que se vayan ellos", "Los americanos" y "Las cosas que pasan" se convirtieron en himnos de las luchas sociales en todo el continente americano.

Los Festivales

En 1969 Piero obtiene el Primer Premio en el Tercer Festival de la Canción de Buenos Aires con el tema «Como somos». En 1970, sin apoyo alguno y contra todo pronóstico, logra el Primer Puesto y los tres Gallos de Oro en el Festival Internacional da Canção (FIC) de Río de Janeiro (Brasil) con el polémico tema «Pedro nadie», compuesto por la dupla creativa Piero/José . Era la primera vez que Argentina lograba consagrarse en la fase internacional de este certamen. También fue reconocido con el primer lugar en el Festival de Split (Yugoslavia), y con otras distinciones en México y en Chile.

Piero con el padre Alejandro Mayol en los años setenta.

Entre 1975 y 1976 se incrementaron los hostigamientos contra Piero; todas las matrices de sus discos fueron quemadas y empezó a ser prohibido. Esta realidad lo obligó a incursionar en otros géneros musicales y a producir dos discos diferentes. "Folclore a mi manera": Uno de los discos más queridos para Piero porque en él rescata las raíces musicales del sur del continente y rompe con los esquemas musicales vigentes, al fusionar ritmos como el rock y el tango con el folclore tradicional.

La Sinfonía Inconclusa en la Mar

Lanzado en 1976, Piero retoma las composiciones del sacerdote Alejandro Mayol (1932-2011), incluyendo un tema de su propia autoría («La Creación») y lanza el que sería el disco más vendido a lo largo de toda su carrera musical. Los arreglos musicales fueron hechos por Oscar Cardozo Ocampo y la primera carátula del álbum fue diseñada por el artista plástico Carlos Nine. Por este álbum, Piero fue nominado en la edición número doce de los Premios Grammy Latino (en 2011), en la categoría «mejor álbum de música latina para niños».

Exilio en Europa

En 1976 debe exiliarse de Argentina cuando el terrorismo de Estado intentó secuestrarlo en Buenos Aires. Se refugió en España durante casi cuatro años, en la provincia de Guadalajara, en el municipio de Utande, dónde encontró un viejo Molino que se convirtió en su hogar. Apartado de la actividad musical, sin luz eléctrica, gas ni agua y aislado de lo que era su mundo Piero se dedicó a la búsqueda espiritual, al silencio, la meditación y al psicoanálisis, hasta cuando su pequeño hijo Juan, de tres años de edad, fue enviado a España a vivir con su padre, durante casi un año. Durante su retiro Piero se dedica a cultivar la tierra y a desarrollar una huerta orgánica, que sería la base para impulsar, años más tarde, su proyecto de eco granjas educativas para chicos de bajos recursos y en riesgo social en varios países de Sudamérica.

Pocos meses antes de su regreso a América, Piero se radicó en Madrid, dónde retomó su actividad musical y empezó a traducir varias canciones italianas, con las que completaría su nuevo disco: ¿Y mi gente dónde va?, tema que había compuesto antes de salir para el exilio. Entre esos nuevos temas, se destacan “La caza del bisonte”, “Dos horas de polvo” y “Fábulas de mar”; temas escritos por Oscar Prudente e Ivano Fossati.

En 1981, cuando se anunciaba el ocaso de la sanguinaria dictadura militar en Argentina, Piero, junto a otros artistas, se propone volver, y hace una escala previa en Uruguay.

En su regreso lo acompañó su nuevo mánager, el gordo Pierre Bayona, célebre en Argentina por haber descubierto a la banda "Sui Generis" (integrada por el dúo de Charly García y Nito Mestre), y "Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota", entre otras. El gordo Pierre se consagró como parte fundamental en la historia del rock argentino.

Other Languages
français: Piero