Piedra Salmedina

La Piedra Salmedina es un arrecife situado frente a Chipiona, Cádiz, España, próximo a la desembocadura del río Guadalquivir en el océano Atlántico. Este arrecife queda cubierto con la pleamar, siendo un peligro para el tráfico marítimo que discurre por la zona. Según la tradición todavía en época romana formaba parte de la tierra firme y en él se supone se levantaba un antiguo faro.

Actualmente se encuentra señalizado por la Baliza de Salmedina, una señal marítima con aspecto de faro, cardinal oeste (9 destellos cada 15 segundos). De día se reconoce por sus bandas de color amarillo/negro/amarillo. Se encuentra situada en el extremo norte. La navegación en sentido Rota hacia Chipiona puede dirigirse hacia el Guadalquivir o hacia el Puerto de Chipiona una vez superada la baliza. La Piedra de Salmedina esta a unos 7 kilómetros de la punta del Perro y allí había un pueblo romano levantado junto con el faro de humo, pero años después ascendió el nivel del mar y quedó solo la cubierta donde viven muchos corales.[1]

Hallazgos arqueológicos

De entre la numerosa cantidad de hallazgos arqueológicos encontrados por submarinistas, destacan tres tumbas de mármol blanco pertenecientes a la nobleza romana encontradas en la cola de la erizada de la piedra. Actualmente se encuentran en propiedad de particulares que prometieron entregarlas al municipio una vez sea construido en Chipiona un museo acorde a la gran cantidad de restos romanos de la antigua ciudad.

Por su localización a la entrada del río Guadalquivir, se vislumbra que los orígenes del templo romano al que pertenecen las tumbas fueran fenicios dadas sus costumbres a los horáculos y sacrificios, donde intentaban vislumbrar su suerte en la navegación, probablemente fue un punto de parada en los viajes hacia el interior por el Guadalquivir.[2]

Other Languages