Phytolacca dioica

Symbol question.svg
 
Ombú
Phytolacca dioica Cervantes.jpg
Taxonomía
Reino:Plantae
División:Magnoliophyta
Clase:Magnoliopsida
Orden:Caryophyllales
Familia:Phytolaccaceae
Género:Phytolacca
Especie:Phytolacca dioica
L.
Phytolacca dioica
Vista del tronco

Phytolacca dioica, el ombú o bellasombra, es una especie de planta arborescente perteneciente a la familia Phytolaccaceae. Es oriundo de los montes del Nordeste argentino, Uruguay y Sur de Brasil, también se da en Paraguay. En la región pampeana de Argentina es una especie ampliamente conocida por su particularidad de dar sombra y de actuar como marca para señalizar territorios en el paisaje pampeano. Ambas características también son de gran importancia para poblaciones de otras regiones cubiertas de grandes extensiones de pastizales del Nordeste argentino, como ocurre en la zona de los Esteros del Iberá, provincia de Corrientes.[1]

Una creencia extendida es que fue introducida por primera vez en Europa por Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón, que plantó varios ejemplares en Sevilla siendo el más famoso el del Monasterio de la Cartuja de Sevilla.[3]

Descripción

Pese a su tronco grueso y su gran porte (alcanza una altura de 10 a 15 m, con una amplia copa y grandes raíces visibles) es una hierba que puede alcanzar grandes proporciones (especialmente en la base del tronco) pero la consistencia de su madera es muy ligera, casi herbácea, por ello erróneamente hay quien lo ve más como un árbol que como una hierba gigante. Es clasificado sistemáticamente en botánica como Dicotiledónea o. centrospermales, Fam. fitolacaceas cuyas características son plantas herbáceas o leñosas, de especies dioicas (individuos machos con flores y hembras con flores y fruto baya). El ombú silvestre, oriundo del noreste argentino, tiene un porte muy distinto al que presenta el cultivado en la provincia de Buenos Aires, cuyo tronco llega a tener varios metros de altura y gran diámetro. Por lo que desde el punto de vista morfológico es un árbol, con una estructura anatómica anómala, muy carnosa, carente de crecimiento secundario y anillos de crecimiento.

El "Ombusillo" Phytolacca tetramera, especie endémica del noreste de Buenos Aires, la cual se extiende desde La Plata hasta la bahía de Samborombón, es notoriamente el de menor tamaño. Quienes aducen que es una hierba gigante resaltan principalmente las curiosas características de su tallo, bastante húmedo y verde sin notorios anillos de corteza, de madera esponjosa y blanda (la madera de ombú a no ser que esté muy desecada no sirve para hacer leña de fogones ni para tallas de carpintería). Contiene grandes cantidades de agua, lo que le permite sobrevivir en el entorno de escasas lluvias de la pampa seca. Crece rápidamente, y es inmune a buena parte de los insectos que depredan las hojas de la flora pampeana gracias a su savia tóxica.

Hojas

Aunque se suele afirmar que su nombre proviene del vocablo "umbú" que en idioma guaraní significa sombra o bulto oscuro, etimológicamente su designación en Argentina como “ombú” no refiere a ningún aspecto llamativo de la especie, ni a un nombre derivado del guaraní, como su distribución geográfica podría sugerirlo. Contribuciones como la de León Cadogan referida al estudio de la Nomenclatura Guaraní en Botánica (1957), menciona y aclara que el término “ombú” es de origen exótico o no-guaraní. No obstante, Moisés Santiago Bertoni incluye para el género Phytolacca el vocablo “umbu” en su diccionario botánico Latino-Guaraní y Guaraní-Latino (1940).[4]

Other Languages
català: Bellaombra
euskara: Onbu
galego: Ombú
Avañe'ẽ: Ombu
português: Phytolacca dioica
українська: Phytolacca dioica