Petesucos

Petesucos (en griego Πετεσοῦχος) era el nombre dado por los griegos al cocodrilo que vivía en Cocodrilópolis, en el Antiguo Egipto, cuyo nombre era Pady-Sebek, y que era venerado como una manifestación del dios Sobek. Era un animal mimado que llevaba aretes de oro en las orejas y brazaletes en las patas delanteras. Al morir, su cuerpo era momificado y sustituido por otro cocodrilo.

Pa-dy-Sebek
en jeroglífico
Q3
D39
S29 D58 M17 V31 A1

Pȝ-ḏ sbik

Etimología

Según Hans Bonnet el nombre significa nacido de Sebek. La opinión más generalizada es que era el nombre de un cocodrilo sagrado, venerado en El Fayum.[1] Ulrich Wilcken informa que en el año 21 de Ptolomeo Auletes se veneraba a un cocodrilo Petesucos. Adolf Erman, sin embargo, supone que era una persona deificada; basándose en Plinio el Viejo, afirma que fue el constructor del laberinto de Hawara, descrito por Heródoto.

Other Languages
dansk: Petsuchos
Deutsch: Petesuchos
English: Petsuchos
فارسی: پته‌سوخس
français: Petsuchos
日本語: ペトスコス
português: Petsuchos
română: Petsuchos
русский: Петсухос
українська: Петсухос