Peseta

Peseta
Moneda fuera de curso
100 pesetas.png
Monedas de peseta
1000pesetas.JPG
Billetes de peseta
Código ISO ESP
Símbolo ₧, Ptas
Ámbito Flag of Spain.svg  España
Flag of Andorra.svg  Andorra
Fracción Céntimo
Billetes 1000, 2000, 5000, 10 000 ₧
Monedas 1, 2, 5, 10, 25, 50,
100, 200, 500 ₧ (uso común)
y 2000 ₧ (conmemorativas)
Emisor Banco de España
Tasa de cambio
1 EUR = 166,386 ESP[1]
Cronología
Escudo Peseta Euro

Tipo de cambio actual
[ editar datos en Wikidata]

La peseta fue la moneda de curso legal en España y sus colonias desde su aprobación el 19 de octubre de 1868 hasta el 1 de enero de 1999, cuando se introdujo el euro. Siguió circulando hasta el 31 de diciembre de 2001 con la consideración legal de «fracción no decimal de euro» y después, provisionalmente, hasta el 28 de febrero de 2002.[nota 1] El 1 de enero de ese año habían entrado en circulación las monedas y billetes de euro, con los que convivió durante dos meses.

En la actualidad, las monedas y los billetes de peseta pueden ser cambiados en cualquier oficina del Banco de España, sin coste adicional alguno, por euros, al tipo de cambio 1 EUR = 166,386 ESP, hasta el 31 de diciembre de 2020. Pasada esa fecha, las pesetas no podrán cambiarse en el Banco de España por ninguna otra moneda de curso legal en la actualidad.

Historia

Peseta acuñada en Barcelona en 1837, durante el reinado de Isabel II.

El Diccionario de Autoridades de 1737 define la peseta como «la pieza que vale dos reales de plata de moneda provincial, formada de figura redonda. Es voz modernamente introducida».

La primera pieza que se acuñó con la inscripción pesetas fue una pieza acuñada en Barcelona de 2½ pesetas, en 1808, durante la dominación napoleónica. La pieza correspondiente de peseta se acuñó el año 1809, año en que también fue acuñada la de 5 pesetas (del tamaño y peso de las de 8 reales), que funcionaron hasta el final de la Guerra de la Independencia Española. También se realizó una emisión esporádica de una moneda de 5 pesetas en Baleares en 1823.[2]

Etimológicamente, peseta viene del catalán peceta, diminutivo de peça (pieza), por lo que equivaldría a «piececita».[3]

Posteriormente, tras la coronación de Isabel II como reina de España, durante los años 1836 y 1837, volvieron a acuñarse monedas con la inscripción de 1 peseta; con ellas pagó la reina a las tropas institucionales que lucharon en la primera Guerra Carlista en favor de su causa y en contra de la del pretendiente carlista don Carlos María Isidro de Borbón, quienes fueron llamados después por ello Peseteros.[2]

El 19 de octubre de 1868, el ministro de Hacienda del Gobierno provisional del general Serrano, Laureano Figuerola, firmó el decreto por el que se implantaba la peseta como unidad monetaria nacional, sustituyendo al escudo como tal, al mismo tiempo que entraba en vigor oficialmente el Sistema Métrico en el contexto de la Unión Monetaria Latina.

Historia de las monedas de peseta

Primera moneda con facial de 1 Peseta emitida durante el Gobierno Provisional en 1870.
Anverso de la moneda de 25 céntimos pesetas de 1934 ( Segunda República Española)

La primera peseta fue acuñada en 1869, pesaba 5 gramos de plata y equivalía a 4 reales. Las monedas de la primera emisión[4] fueron:

  • 1 céntimo, 1 g de bronce
  • 2 céntimos, 2 g de bronce
  • 5 céntimos, 5 g de bronce
  • 10 céntimos, 10 g de bronce
  • 20 céntimos, 1 g de plata de ley 900 milésimas
  • 50 céntimos, 2,5 g de plata de ley 900 milésimas
  • 1 peseta, 5 g de plata de ley 900 milésimas
  • 2 pesetas, 10 g de plata de ley 900 milésimas
  • 5 pesetas, 25 g de plata de ley 900 milésimas
  • 100 pesetas, 32,25 g de oro de ley 900 milésimas

Hasta la entrada en vigor de la peseta como única moneda española, existían en España 21 unidades monetarias en circulación.[5]

Hasta la Segunda República, las monedas de 1 peseta fueron acuñadas en plata. La primera peseta de metal no precioso fue fabricada en 1937. En ella aparecía el rostro de una mujer, representación de la República. Estas monedas fueron conocidas como la Rubia, color que le daba la aleación de cuproníquel.

Última moneda de una peseta acuñada en plata (5 gramos), Madrid, 1933, Segunda República Española. Se pusieron en circulación 2 millones de estas monedas[6] .

En 1939, el régimen de Francisco Franco retiró de la circulación las monedas de metales preciosos y acuñó monedas de peseta imitando el diseño del dinar yugoslavo; las monedas tenían valores de 5 y 10 cts, de aluminio (que se seguían llamando perra chica y perra gorda, aunque había cambiado la figura por un jinete), de 25 cts, 1 pta y 5 pta; más tarde también se añadieron una de 50 cts (1951) y otra de 2,5 pta (1954), que circuló relativamente poco. Estas monedas fueron fabricadas desde 1944 hasta 1982 y disfrutaron de curso legal hasta 1997. Hacia 1958, debido a la inflación, se pusieron en circulación monedas de mayor valor facial, como 25 y 50 pesetas, y posteriormente la de 100 pesetas de plata de 800 milésimas a partir de 1966.

Desde la Transición Española las monedas contaron con el retrato de Juan Carlos I. En 1980 se fabricaron monedas conmemorativas de la Copa Mundial de Fútbol de 1982 de 50 céntimos, 1, 5, 25, 50 y 100 pesetas.

Certificado de plata de 10 pesetas emitido por la República Española en 1935, se fabricaron 60 millones de estos certifcados[7] .

A partir de 1982 las monedas de una peseta pasaron a fabricarse en aluminio para abaratar los costes de producción, aunque con las mismas dimensiones que las anteriores. En 1982 se pusieron en circulación la nueva moneda de 100 pesetas, más compacta y en material bronce-aluminio. Como novedades, también se pusieron nuevas monedas en circulación: en 1982 la moneda de 2 pesetas en aluminio, en 1983 la de 10 pesetas en cuproniquel, en 1986 la de 200 pesetas también en cuproniquel, y en 1987 la de 500 pesetas en material bronce-aluminio. Estas dos últimas monedas comienzan a sustituir a los billetes circulantes de ese valor, que a partir de esa fecha empiezan a ser retirados de circulación. En 1983 se descatalogó toda la moneda fraccionaria, de valor menor que una peseta, puesto que ya no eran aceptadas en el curso legal de la economía del país.

Las primeras monedas de una peseta no acuñadas en plata, conocidas popularmente como rubias se emitieron en 1937, durante la Segunda República Española. Se pusieron en circulación 50 millones de estas monedas[8] .

Fue en 1989 cuando comenzó la producción de pesetas de aluminio de sólo 14 mm de diámetro, una de las monedas más pequeñas del mundo. La última serie de monedas alternaba los colores blanco y amarillo entre valores consecutivos; doradas las monedas de uso mayoritario (5, 25, 100 y 500 pesetas) y plateadas las menos habituales (1, 10, 50 y 200 pesetas). En 1995 se lanzó la moneda de 2000 pesetas, aunque con escasa circulación y reservada a coleccionistas.

En 1997 fueron retiradas de la circulación las monedas de 1, 5, 25, 50 y 200 pesetas de diseño antiguo (Los diseños anteriores a 1989, que en algunos casos llevaban en circulación desde los años 40), así como las monedas de 100 pesetas de gran diámetro, poco conocidas debido a su escasa circulación. En sus últimos años de existencia, la peseta tenía tan poco valor (llegando a equivaler 200 pesetas a un dólar estadounidense) que la moneda de una peseta prácticamente había desaparecido de la circulación,[10] La última emisión de monedas de peseta data de 2001.

Las pesetas siguieron en circulación hasta el 28 de febrero de 2002, con la entrada del euro, tras 133 años de vigencia.

Historia de los billetes de peseta

Billetes de los años 1950 en los que aparecen el Marqués de Santa Cruz, Álvaro de Bazán y Don Quijote.

Los primeros billetes de peseta fueron impresos el 1 de julio de 1874.[5] Tenían los valores faciales de 25, 50, 100, 500 y 1000 pesetas. Debido a su elevado valor en la época, sólo estaban destinados a ser manejados por bancos y otras entidades financieras. En total apenas se emitieron dos millones de esta primera serie.

Los billetes emitidos en nuevas series siguieron teniendo estos mismos valores, hasta 1935. Debido a la devaluación de la peseta en aquellos años, y al temor de que el aumento en el precio de la plata pudiera producir la desaparición de las monedas de 5 pesetas (duros de plata) para ser vendidas como metal, se procedió en 1935 a emitir billetes de 5 y 10 pesetas, como «Certificado de Plata», siendo retiradas las monedas de plata de 5 pts. de la circulación.

Durante la Guerra Civil Española, la economía del país se desplomó y con él su moneda. Incluso con las devaluaciones, el Banco de España tuvo que imprimir billetes de valores menores, tales como 50 céntimos, 1, 2, 5 y 10 pesetas, debido a la imposibilidad de comprar metales.

Tras la recuperación de la economía española, las necesidades monetarias del país cambiaron. En 1974 ya había 700 millones de billetes en circulación, muchos de ellos de baja denominación, y en 1978 la cifra llegaba a mil millones. Pese a que la peseta había perdido valor, el billete de mayor valor seguía siendo el de 1000 pesetas y eran necesarios muchos de estos billetes para pagos cotidianos.

Por este motivo, desde la década de 1970, se fueron retirando los billetes menores para ser sustituidos por nuevas denominaciones. La emisión del primer billete de 5000 pesetas en 1976 fue la primera ocasión en más de un siglo en la que se ponía en circulación un billete superior a 1000 pesetas. En 1979 se introdujo la penúltima serie de billetes de peseta, con un código de distintos colores para cada valor. La misma serie se completó con los billetes de 2000 pesetas ( 1980) y 10 000 pesetas ( 1985). En 1982 cesó la impresión de billetes de 100 pesetas o inferiores, y 1987 dejaron de fabricarse billetes de 200 y 500 pesetas, empezando a circular monedas de estas cantidades.

En 1992 se introdujeron los últimos billetes en circulación (de 1000, 2000, 5000 y 10 000 pesetas) de dimensiones inferiores a los de la serie anterior. En 1997 fueron retirados de la circulación todos los billetes de series anteriores a las de 1992. Los cuatro billetes de la serie de 1992 quedaron como los únicos en vigor en los últimos años de vida de la peseta, hasta la entrada del euro en 2002.

Mil pesetas guineanas de 1969.

La peseta en otros países

La peseta ecuatoguineana fue la moneda oficial de Guinea Ecuatorial desde 1969 hasta 1975. Se emitieron diferentes tipos de monedas y billetes, todos siguiendo el modelo de las piezas circulantes en España en aquella época. Se acuñaron monedas de 1, 5, 25 y 50 pesetas ecuatoguineanas, así como billetes de 100, 500 y 1000 pesetas.

La única moneda actualmente en vigor que lleva el nombre de peseta es la moneda nacional de la República Árabe Saharaui Democrática, conocida como peseta saharaui. Esta unidad es equivalente al valor de las antiguas pesetas españolas, está de facto vinculada a la moneda única europea con una convertibilidad de 166,386 pesetas saharauis por euro. Esta moneda tiene carácter oficial solo de iure, pues no circula de forma efectiva entre la población, ya que en la zona ocupada por Marruecos la moneda en uso es el dirham marroquí, mientras que en la zona controlada por el Frente Polisario circula el dinar argelino. Aun así, se siguen emitiendo monedas de 1, 2, 5, 25 y 50 pesetas saharauis para uso común y piezas conmemorativas en varios valores, acuñadas en metales finos.

Perú también acuñó monedas de plata con la denominación "peseta" en 1880. Las monedas, con vslores de una y cinco pesetas, llevan en su anverso una figura femenina y el siguiente texto: "Prosperidad y poder por la Justicia. 1880". En el reverso, alrededor del escudo de Perú se lee: "Republica Peruana Lima 9 décimos. fino B.F." seguido del valor: Una o cinco pesetas."

Other Languages
aragonés: Peceta
asturianu: Peseta
беларуская: Песета
български: Песета
bosanski: Španska peseta
català: Pesseta
dansk: Peseta
Deutsch: Peseta
Ελληνικά: Πεσέτα
Esperanto: Hispana peseto
فارسی: پزوتا
français: Peseta espagnole
galego: Peseta
Bahasa Indonesia: Peseta Spanyol
íslenska: Spænskur peseti
italiano: Peseta spagnola
日本語: ペセタ
Кыргызча: Песета
lietuvių: Ispanijos peseta
Bahasa Melayu: Peseta Sepanyol
مازِرونی: پزوتا
Nederlands: Peseta
norsk nynorsk: Peseta
norsk bokmål: Spansk peseta
occitan: Pesseta
português: Peseta
русский: Песета
slovenčina: Španielska peseta
slovenščina: Španska peseta
српски / srpski: Шпанска пезета
svenska: Peseta
Türkçe: Peseta
українська: Іспанська песета
oʻzbekcha/ўзбекча: Peseta
vèneto: Peseta
中文: 比塞塔