Persuasión publicitaria

La persuasión publicitaria incluye el conjunto de métodos y teorías de base psicológica, social o cognitiva, utilizados en la obtención de los objetivos publicitarios, en dos órdenes, los comunicativos y las conductas. La persuasión publicitaria puede utilizar argumentos racionales, enfoques emocionales o bien ser un híbrido de ambos. La estrategia persuasiva en publicidad consiste en la elección del eje motivacional que accionará la atención, percepción y conducta del consumidor, el eje ha sido llamado también beneficio básico, e insight, que luego deberá ser envuelto en un estilema publicitario, o fórmula expresiva.

Un mensaje publicitario persuasivo delimita claramente el objeto anunciado y expone sus cualidades. Ese tipo de anuncio está construido con un máximo de verosimilitud y realismo, que permiten dotar el mensaje de autoridad. Esto hace que el objeto del anuncio se plantee como el referente principal.

Características

La publicidad persuasiva suele servirse de una puesta en escena de espacios concretos, identificables y realistas. Del mismo modo, el tiempo en este tipo de mensaje suele ser largo y permitir un desarrollo lógico, dando lugar a diversos tipos de argumentación. El peso en el mensaje persuasivo está en el lenguaje verbal y no tanto en las imágenes. Prevalece el uso de la metonimia sobre la metáfora.

Other Languages