Persona sin hogar

Persona durmiendo en la calle, en México.
Lugar donde personas en situación de calle viven bajo un puente en París (se ilustra el caso del Pont Morland).

Una persona sin hogar, indigente, sin techo o sintecho[1] (o, en términos que se consideran menos discriminadores y más políticamente correctos: persona sin techo, persona en situación de calle, persona sin domicilio fijo, persona sin domicilio bien establecido, persona sin domicilio permanente) es aquella persona, menor o adulto y de cualquiera de ambos sexos, que carece de un lugar permanente para residir y se ve obligada a vivir a la intemperie, ya sea en la calle, en los portales de viviendas o temporalmente en albergues, a causa de una ruptura encadenada, brusca y traumática de sus lazos familiares, sociales y laborales. Este problema es más acentuado en las grandes ciudades y suburbios, siendo menos visible en los pueblos o en el campo.

El miedo a revivir situaciones traumáticas suele provocar en esta persona rechazo (de distintos grados, según los casos) a volver a intentar llevar una vida laboral y a rehacer relaciones familiares y sociales.

También la extrema indigencia a la que le conduce esta situación es un obstáculo para ello.

Persona sin hogar es el nivel máximo de exclusión social y marginación que realiza una sociedad moderna. En los países occidentales, la amplia mayoría de las personas en situación de calle son varones (75-80 %), los varones solteros estando particularmente afectados.[4]

Una persona sin hogar en las calles de Tokio.

Terminología

Persona sin hogar durmiendo a la intemperie en la zona de Callao de Madrid, en enero de 2006.

A lo largo de la historia las personas que se hallan en estas condiciones han recibido distintos nombres, entre otros los siguientes:

  • mendigos: se trata de un concepto que se considera incorrecto, ya que sólo una minoría de estas personas ejerce la mendicidad de forma habitual;
  • vagabundos: se considera incorrecto utilizarlo para este grupo, ya que muchas de estas personas son más sedentarias que nómadas, es decir, pueden permanecer años y décadas en el mismo portal, cajero o rincón;
  • carrilero: se refiere a las personas que recorren los carriles y que también vagabundean, no sólo entre las calles, sino entre ciudades; tampoco es generalizable, aunque haya personas sin hogar que sí cambian de lugar con cierta frecuencia, hay otras muchas que no lo hacen;
  • transeúntes: es un término probablemente tan incorrecto como lo es vagabundo; pone especial énfasis en que la mayoría de las personas sin hogar viven en las calles; no tiene por qué ser así, porque algunas residen en albergues;
  • indigentes: es un término demasiado general, ya que indigente también puede ser una persona que viva con su familia en una chabola o una persona inmigrante con un trabajo precario; un indigente no tiene por qué ver rotos sus lazos familiares y laborales de una forma tan extrema; además, este término suele relacionarse con carencias más materiales, cuando probablemente el problema más subrayado en las personas sin hogar no es la indigencia, sino la falta de autoestima, de voluntad y de relaciones sociales;
  • sin techo: es un término muy utilizado en los años recientes en los ámbitos académicos y periodísticos; subraya sobre todo la carencia material de un lugar donde dormir, pero se considera que las personas sin hogar tienen muchas más carencias como son las relaciones familiares, las relaciones sociales y la vida laboral. Además, el término sin techo también podría englobar a personas tan dispares como los pastores nómadas o cualquier grupo de población que viva a la intemperie;
  • personas en situación de calle: se refiere a las personas que habitan en las calles y transitan desde hospederías y residencias solidarias hacia la calle y viceversa; son personas que hacen de la vida en la calle un espacio vital de desarrollo de la identidad; la mayor parte de las ONG y muchas instancias gubernamentales utilizan este término;
  • persona sin hogar: buena parte del movimiento asociativo español ha adoptado este término porque consideran[ cita requerida] que la carencia más grande no es sólo la de un techo, sino la de no tener una familia y un trabajo, es decir, un hogar.
Other Languages
Boarisch: Sandler
български: Бездомник
català: Sense sostre
čeština: Bezdomovec
Чӑвашла: Килсĕрсем
Cymraeg: Digartrefedd
dansk: Hjemløs
emiliàn e rumagnòl: Barbòṅ
English: Homelessness
Esperanto: Senhejmeco
euskara: Etxegabe
français: Sans-abri
Gaeilge: Easpa dídine
galego: Sen teito
עברית: חסר בית
हिन्दी: बेघर
hrvatski: Beskućništvo
Bahasa Indonesia: Tunawisma
italiano: Senzatetto
日本語: ホームレス
한국어: 노숙자
Latina: Domo carens
Lëtzebuergesch: Wunnengslosegkeet
Bahasa Melayu: Tuna wisma
Nederlands: Dakloze
norsk nynorsk: Uteliggjar
norsk bokmål: Bostedsløs
polski: Bezdomność
português: Sem-teto
română: Om al străzii
русский: Бездомные
srpskohrvatski / српскохрватски: Beskućništvo
Simple English: Homelessness
српски / srpski: Бескућништво
svenska: Hemlöshet
Türkçe: Evsizlik
українська: Безпритульні
Tiếng Việt: Vô gia cư
walon: Sins-toet
ייִדיש: באם
中文: 露宿者
文言: