Perra chica

5 céntimos o perra chica, la perra gorda (10 cts) tenía iguales anverso y reverso, cambiando solo el valor facial y su tamaño.

La perra chica era el nombre coloquial con el que se denominaba a la moneda española de 5 céntimos de peseta. Este nombre fue dado en alusión al extraño león (al que se confundía con un perro)[1]​ que aparecía en el reverso. Asimismo, se le llamaba perra gorda a la moneda de iguales motivos en anverso y reverso con el doble de peso, tamaño y valor (10 céntimos).

Referencias

  1. Pascual, Guillermo Suazo (1999). Abecedario de dichos y frases hechas : explicación detallada de su origen (2e éd. edición). Madrid: Edaf. p. 155. ISBN  84-414-0505-0. «El pueblo pronto comenzó a llamarlas 'perras' porque la imagen de león estaba tan mal lograda que más que un león recordaba a un perro.» 
Other Languages