Periodismo ciudadano

El periodismo ciudadano o periodismo participativo o periodismo público o periodismo democrático[3] ) es un movimiento en el que son los propios ciudadanos quienes se convierten en informadores.

El ejercicio de este derecho está amparado en la Declaración Universal de los Derechos Humanos,[5]

Medios comunitarios

Aunque el término periodismo ciudadano se comenzó a popularizar gracias a Internet a finales de los 90 y principios de los 2000, el inicio de este tipo de periodismo está ligado con el de los medios de comunicación comunitarios,[6] que son aquellos que pertenecen a una asociación sin ánimo de lucro (no hay reparto de beneficios), que gestiona y dirige el proyecto, que no realizan proselitismo religioso ni partidista, y cuyos objetivos son profundizar en la democracia con más participación ciudadana, dar voz a quienes no la tienen, y hablar de lo que no se habla en los medios. Cualquier ciudadano que quiera puede participar de estos medios haciéndose socio.

El primer medio comunitario fue Radio Sutatenza[10]

Este tipo de medios están presentes en más de 100 países de todo el mundo, y muchos están agrupados en redes mundiales ( Asociación Mundial de Radios Comunitarias), estatales ( Red de Medios Comunitarios) o regionales ( Unión de Radios Libres y Comunitarias de Madrid).

Estos medios tienen el apoyo de las resoluciones, dictámenes e informes de instituciones como el Parlamento Europeo,[6] de emisión, de las cuales, sólo Ràdio Klara la conserva.

Other Languages