Pergamino

Pergaminero alemán de siglo XVI.

El pergamino, palabra proveniente del latín pergamina[3]

Historia

Desde la Antigüedad se utilizó este material para escribir textos literarios, sagrados, etc. Con anterioridad al pergamino, se utilizaba el papiro que era un material más frágil e incómodo tanto para el copista como para el lector. El pergamino acabó sustituyendo al papiro por sus ventajas materiales, por ser un soporte más fácil de conseguir que el papiro, mucho más duradero[2] , además de que también en estas regiones de Asia se cultivaba el papiro.

Antigua Roma

El papiro y el pergamino convivieron durante bastantes años. En rollos de papiro siguieron copiándose los libros que fabricaban los talleres romanos, así como los documentos de archivo y las cartas, mientras que el pergamino se reservaba para obras de carácter subalterno o pequeñas composiciones literarias, como relata Marcial en sus Epigramas. El pergamino empezó a utilizarse para copiar libros de buena factura cuando se difundió el nuevo formato de codex o códice a partir del siglo iv de nuestra era.

Aunque la forma del libro llamado códice fue conocida desde el siglo i, no se difundió hasta el siglo iv. Los códices estaban compuestos de cuadernos de pergamino plegados, cosidos y encuadernados imitando la apariencia formal que tenían los polípticos de tablillas enceradas sobre las que también se escribía en la Antigüedad. El propio nombre de códice procede de la manera con la que se identificaban tales tablillas (codex) y los primeros códices fueron conocidos como codex membranei.

A pesar de todo, en Roma nació enseguida una industria del pergamino que dio lugar a los comercios llamados tiendas de los membranarii.

Una de las ventajas que el pergamino tenía sobre el papiro era que se podía escribir en él por las dos caras de la piel, además se podía raspar o lavar y reutilizar; aun así su alto coste hizo que no sustituyeran el uso de los rollos de papiro durante bastante tiempo.

Pergamino ilustrado custodiado en la Real Biblioteca de San Lorenzo, El Escorial, España.

Entre los romanos, a comienzos del siglo ii, el pergamino era ya de uso corriente y fue en el periodo del Bajo Imperio cuando desplazó definitivamente al papiro que aún subsistía, pues era mucho más barato y fácil de conseguir. En realidad los romanos no dejaron de utilizar el papiro después de la inclusión del pergamino, sobre todo para escrituras que consideraban menos importantes, como cartas, algunos documentos, etc.

Other Languages
العربية: برشمان
azərbaycanca: Perqament
беларуская: Пергамент
беларуская (тарашкевіца)‎: Пэргамэнт
български: Пергамент
bosanski: Pergament
català: Pergamí
čeština: Pergamen
dansk: Pergament
Deutsch: Pergament
Ελληνικά: Περγαμηνή
English: Parchment
Esperanto: Pergameno
eesti: Pärgament
euskara: Pergamino
français: Parchemin
Gaeilge: Pár
galego: Pergamiño
עברית: קלף
हिन्दी: चर्मपत्र
hrvatski: Pergament
magyar: Pergamen
Հայերեն: Մագաղաթ
Bahasa Indonesia: Perkamen
íslenska: Bókfell
italiano: Pergamena
日本語: 羊皮紙
ქართული: ეტრატი
қазақша: Пергамент
한국어: 양피지
Кыргызча: Пергамент
lietuvių: Pergamentas
latviešu: Pergaments
македонски: Пергамент
Bahasa Melayu: Kertas kulit
Nederlands: Perkament
norsk nynorsk: Pergament
norsk bokmål: Pergament
occitan: Pergamin
polski: Pergamin
Piemontèis: Bërgamin-a
português: Pergaminho
română: Pergament
русский: Пергамент
sicilianu: Pirgamena
srpskohrvatski / српскохрватски: Pergament
Simple English: Parchment
slovenčina: Pergamen (koža)
slovenščina: Pergament
shqip: Pergamenti
српски / srpski: Пергамент
svenska: Pergament
Türkmençe: Pergamen
Türkçe: Parşömen
українська: Пергамент
Tiếng Việt: Giấy giả da
中文: 羊皮紙