Peregrin Tuk

Peregrin Tuk
Personaje de El Señor de los Anillos
Thain Peregrin I.jpg
Pippin vestido con el atuendo de 32.º thain de la Comarca, cargo al que accedió en 1434 C. C. con el nombre de Peregrin I.
Creador(es) J. R. R. Tolkien
Información
Nombre original Peregrin Took
Alias Pippin
Raza Hobbits
Sexo Masculino
Nacimiento 2990 .T E.
Fallecimiento +64 C. E.
Título Thain de la Comarca
Familia Paladin II (padre)
Eglantina Ribera (madre)
Perla, Pimpinela y Pervinca (hermanas)
Cónyuge Diamante de Quiebra Larga
Hijos Faramir
Residencia La Comarca ( Tierra Media)
Perfil en IMDb
[ editar datos en Wikidata]

Peregrin Tuk, más conocido como Pippin, es uno de los personajes principales de la novela El Señor de los Anillos, del escritor británico J. R. R. Tolkien. Nacido en el año 2990 de la tercera edad del sol, era un hobbit de la Comarca, perteneciente a la familia Tuk. Hijo del thain Paladin II y Eglantina Ribera. Se trataba de un hobbit de la rama de los albos. Tenía el pelo castaño y muy rizado, y era más alto y delgado que la media de los hobbits. Pese a su juventud (29 años, siendo 33 la mayoría de edad en la Comarca) acompañó a Frodo Bolsón, Samsagaz Gamyi y Meriadoc Brandigamo en su misión de llevar el Anillo Único hasta Rivendel, para luego formar parte de la Compañía del Anillo, que se mantuvo unida hasta los rápidos del Rauros; protagonizando, luego, numerosas historias del desarrollo argumental posterior de El Señor de los Anillos.

Pippin, al igual que Sam, fue uno de los personajes más valorados por la crítica de la obra de Tolkien; a menudo se lo toma como «el más curioso e irreflexivo» de los cuatro hobbits de la Compañía, es decir, muy infantil y poco inteligente, cuando en realidad era el más joven, pero no un inmaduro, y mucho menos un tonto.

Contaba con gran sentido del humor, superaba muchas dificultades y su indomable sentido común lo hacía adaptarse, rápidamente, a cualquier contexto y sacarle el jugo al enorme cúmulo de nuevas experiencias que le tocó vivir. Querido y apreciado por todos, solía darle muchos dolores de cabeza al mago Gandalf.

Dueño de una fina ironía era capaz de arrancar una sonrisa a cualquiera, como así también, aflojar un poco la tensión en una situación embarazosa; resolvía los problemas que le tocaban en suerte con destreza, habilidad e inteligencia; y era, como todo hobbit, un amante de la buena mesa, y si era variada y seguida, mejor. Su personalidad lo mostraba muy parecido al Bilbo de la misión a Erebor.

El viaje a Rivendel

Bolsón Cerrado - Cricava

Inesperadamente para Frodo, Merry y Pippin se unieron a él y a Sam en su viaje a Rivendel, puesto que ambos armaron la “conspiración” que sorprendió al Portador del Anillo en Cricava. Pippin acompañó a Frodo y a Sam en el trayecto de Hobbiton a Los Gamos, como un simple amigo que ayuda a otro en una mudanza, y vivió con ellos las aventuras que se desarrollaron en ese viaje. Allí conoció a los elfos Noldor de Gildor y quedó subyugado por el poder y la sabiduría de estos. Pero también conoció el poder y la maldad de los Nazgûl que perseguían a Frodo para quitarle el Anillo y a pesar del terror que le causaban no abandonó al Portador en ese trayecto.

Al llegar a Cricava, cruzando el río por Balsadera y huyendo de los Jinetes Negros, se descubrió la conspiración. Frodo acosado por las preguntas de Merry sobre los Jinetes Negros y por el miedo que sentía de emprender el camino, comenzó a tratar de explicar que es lo que se proponía cuando fue cortado por el propio Merry y por Pippin que le espetó: "(...)¿Realmente pensaste que nos habías echado tierra a los ojos? ¡No tomaste las precauciones necesarias, ni fuiste bastante inteligente!..." Y con su sentido del humor agregó: "(...)Tienes que partir y por lo tanto nosotros también. Merry y yo iremos contigo. Sam es un sujeto excelente. Saltaría a la boca de un dragón para salvarte si no tropezara con sus propios pies, pero necesitarás más de un compañero en tu peligrosa aventura." (ESDLA. LCA Libro I Cap 5).

Cricava - Bree

Guiados por Merry emprendieron el peligroso viaje, cortando camino por el Bosque Viejo. En esa parte del trayecto Pippin fue atrapado, al igual que Merry, por el viejo Hombre-Sauce, un ucorno añoso y muy malvado; al llegar al Tornasauce el árbol les echó un sortilegio por el cual los Hobbit sintieron una profunda somnolencia. Pippin se recostó contra el árbol y pronto se abrieron hendiduras y su cuerpo fue absorbido por el árbol. Cuando Frodo y Sam reaccionaron, intentaron prender fuego al enorme sauce gris pero un grito de Merry los forzó a abandonar la idea puesto que el árbol anunció que los trituraría en su interior; solo la providencial llegada de Tom Bombadil evitó que el hecho se convirtiera en una verdadera tragedia.

En los días que pasaron en la casa de Tom, recuperaron fuerzas y se admiraron de las maravillas que el extraño personaje les mostró e hizo conocer. Pero pronto debieron partir para continuar su misión, la despedida de Tom y Baya de Oro les dejó un gusto amargo en la boca puesto que allí se sintieron cómodos.

En las Quebradas de los Túmulos Pippin vivió otra horrible experiencia, junto a Sam y a Merry quedó atrapado dentro de un túmulo por el sortilegio de un temible Caballero Tumulario; Frodo, quien cayó también en las garras de este espectro, los vio tirados en el frío piso de piedra, de espaldas, vestidos de blanco y rodeados de joyas y otros tesoros; tenían puestas diademas de oro y espadas y escudos a sus pies. Otra vez fue Tom Bombadil quien los salvó de una muerte segura y horrible. Frodo quien recuperó la conciencia dentro del túmulo, llamó a Bombadil cantando una canción, y este rompió el maleficio y rescató a los Hobbits. De esa experiencia Pippin se llevó una espada tumularia que habría de serle muy útil en la Guerra del Anillo.

En la posada de Bree, conocieron a Aragorn. Allí la fama de atolondrado de Pippin le jugó una mala pasada a Frodo, puesto que el joven Hobbit, animado por algunas cervezas, contó ante los parroquianos algunas divertidas anécdotas de La Comarca. Frodo, temiendo que se desbocara y descubriera su verdadera identidad, interrumpió a Pippin; subiéndose a una mesa, cantó una ridícula canción; esta acción tuvo un mal final puesto que Frodo cayó de la mesa al terminar de cantar, y el anillo se le deslizó en el dedo; desapareciendo ante los azorados ojos de los presentes, alertando a los espías de Sauron. Casi hecho todo a perder y de no haber sido por la acción de Aragorn, de darse a conocer y sacar a los hobbits de la posada, la misión hubiese terminado allí, de la peor manera, puesto que los Nazgûl alertados por la presencia del anillo los atacaron esa misma noche, salvándose gracias al Montaraz y al hobbit Nob que puso almohadas y felpudos en las camas destinadas, originalmente a los Hobbits.

Bree - Rivendel

El trayecto hacia Rivendel, luego de la apresurada salida de Bree, fue muy duro para Pippin, quien a pie y por senderos que solo Aragorn conocía, sufrió mucho por todos los inconvenientes que se presentaron en el camino; acostumbrado a su tranquila vida en La Comarca. Le resultó extremadamente difícil poder soportar las largas caminatas sin poder parar a cada tanto para “desayunar o almorzar”. Lo torturaron los nique brique y los mosquitos de los pantanos de Moscagua. Sintió un inmenso terror de los Jinetes Negros, quienes los atacaron en Amon Sûl, hiriendo a Frodo.

Con Frodo seriamente herido por la espada de Morgul continuaron el camino a Rivendel haciendo un gran rodeo, al pasar por el bosque de los Trolls sucedió un hecho divertido: Pippin descubrió un sendero que descendía hacia el río Sonorona, luego de bajar unos cuantos metros se encontraron con una cueva de abandonada de Trolls, que aterrorizó al hobbit, pronto dejaron el lugar. Pippin tratando de no mostrarse asustado se adelantó, junto a Merry, por el sendero que penetraba en el bosque, y al cabo de un rato, volvió aterrorizado gritando, "(...)-¡Hay trolls! En un claro del bosque un poco más abajo. Alcanzamos a verlos mirando entre los troncos. ¡Son muy grandes!..." (ESDLA. LCA Libro I Cap 12) Aragorn tomo un palo y se dirigió al lugar, de todos solo el y Frodo parecían tranquilos; al llegar se encontraron con que había tres enormes trolls en un claro del Bosque; Aragorn, muy serio rompió el palo en el lomo de uno de ellos y luego riendo les aclaró que se trataba de Tom, Berto y Guille Estrujónez, los trolls convertidos en piedra por Gandalf en el viaje de Bilbo.

El cruce del Vado del Bruinen fue otra experiencia dura para el hobbit, pues mientras Frodo huía en el Caballo de Glorfindel, Él se quedó junto a los otros empujando con fuego y gritos a los Jinetes Negros hacia el agua, para que la crecida provocada desde Rivendel se deshiciera de los Nazgûl.

Other Languages
беларуская: Перэгрын Тук
български: Перегрин Тук
bosanski: Peregrin Took
català: Peregrín Tuc
čeština: Peregrin Bral
English: Peregrin Took
français: Peregrin Touc
galego: Peregrin Tuc
hrvatski: Peregrin Took
magyar: Tuk Peregrin
Bahasa Indonesia: Peregrin Took
italiano: Peregrino Tuc
Nederlands: Peregrijn Toek
norsk bokmål: Peregrin Tók
polski: Peregrin Tuk
português: Peregrin Took
română: Peregrin Took
русский: Перегрин Тук
slovenščina: Peregrin Tuk
svenska: Peregrin Took
Türkçe: Peregrin Took
українська: Перегрін Тук