Pere Joan Sala

Pere Joan Sala (?-1485) fue el caudillo de los remensas radicales que encabezó la segunda guerra remensa, que empieza con el alzamiento de Mieres en el año 1484. Fue lugarteniente de Francesc de Verntallat, pero a diferencia de éste, Joan Sala era un revolucionario radical que no quería ningún pacto con la realeza.

La segunda guerra remensa fue motivada por el intento de actuación judicial contra los bienes de los campesinos que se negaban a pagar los censos señoriales. Adiccionalmente, hace falta valorar que había habido una coincidencia de intereses y de apoyo entre los remensas durante su primera revuelta y el rey Juan II y la guerra civil catalana. Coincidieron en el tiempo ( 1462- 1472) y en el adversario: la Generalidad y la nobleza. Sin embargo, al acabar la guerra civil catalana, el rey se desentendió de la causa remensa.

El lugarteniente de Cataluña intentó frenar la revuelta, sin éxito, y el conflicto se extendió por todo el Principado de Cataluña.

En enero de 1485, al frente de 400 labradores, Pere Joan Sala derrotó la hueste del veguer barcelonés en Montornés del Vallés. Posteriormente, tomó la villa de Granollers, desde dónde la revuelta se extendió por el Vallés, el Maresme y el Bajo Llobregat. Cuando la amenaza sobre Barcelona fue evidente, las autoridades reaccionaron y lo vencieron en Llerona, en marzo de 1485. Lo hicieron prisionero y lo ejecutaron.

Esta revuelta remensa consiguió que la monarquía, ahora reinando Fernando II de Aragón, hijo de Juan II, se implicara en el caso de los remensas y después de muchas negociaciones dictó, el 21 de abril de 1486, la Sentencia Arbitral de Guadalupe. La sentencia perdonó los sublevados pero fue implacable con los cabezas de la revuelta.

Véase también

Other Languages