Perdidos en el espacio (serie de televisión)

Perdidos en el espacio (título en inglés Lost in Space), es una serie de televisión estadounidense, una comedia infantil de aventuras y ciencia ficción, creada y producida por Irwin Allen, lanzada por Fox Televisión y transmitida por la red televisiva CBS. Estuvo en antena tres temporadas, la primera de ellas se emitió en blanco y negro y el resto en TV. color, con 83 episodios que salieron al aire en Estados Unidos entre el 15 de septiembre de 1965 y el 6 de marzo de 1968.

Sinopsis

Concepto

La historia se desarrolla 32 años en el futuro, a partir de 1965, en el entonces distante año de 1997. La Tierra sufre una sobre-población masiva y una reducción de los recursos naturales, que están a punto de agotarse. El gobierno decide enviar urgentemente una misión espacial en busca de un nuevo planeta habitable que pueda ser colonizado por la especie humana.

Los personajes

El profesor y doctor John Robinson ( Guy Williams), y su familia compuesta por, su esposa la doctora Maureen Robinson ( June Lockhart), sus hijos, Judy ( Marta Kristen), Penny ( Angela Cartwright), Will ( Bill Mumy), juntos con su amigo y piloto, el Mayor Don West ( Mark Goddard) fueron "los elegidos" para llevar a cabo la misión, emprenderán la aventura espacial de viajar hasta Alfa Centauri, la estrella más cercana a nuestro sistema solar, en una nave espacial denominada «Júpiter 2».

La Trama

La familia Robinson y el Mayor West fueron puestos en animación suspendida para el largo viaje, antes del despegue. Cuando otro personaje, el Dr. Zachary Smith ( Jonathan Harris), un científico que había participado en el proyecto «Júpiter 2», se introdujo a hurtadillas dentro de la nave en una misión de sabotaje, enviado por una potencia enemiga para la cual trabajaba en secreto con su objetivo siendo “evitar que se realice el viaje”. Silenciosamente reprogramó el robot B9 de la nave para que la destruyera poco después de que dejasen la Tierra. Sin embargo, él mismo quedó atrapado en la nave espacial durante el despegue. Una vez en el espacio exterior, el peso extra que suponía la presencia de Smith desvió el «Júpiter 2» de su trayectoria original, lanzándolo hacia una lluvia de meteoritos contra la que chocó inevitablemente. El subsiguiente ataque del robot completó la labor de dejar a la tripulación completamente a la deriva en el espacio infinito. La familia Robinson y el Mayor West despertaron de la animación suspendida para llevarse la sorpresa de que se encontraban Perdidos en el espacio.

El destino de los viajeros

Jonathan Harris interpretando al Dr. Zachary Smith, junto al robot B9, en Perdidos en el espacio de 1967

Los viajeros perdidos cayeron en un mundo misterioso al que llamaron «el planeta perdido», las historias de cada episodio se volvieron cómicas, desopilantes, increíblemente disparatadas y hasta delirantes. Los Robinson encontraron aquí extraterrestres viajeros de todo tipo, como unos “seres de luz” provenientes de la quinta dimensión, o una familia idéntica a los Robinson, una copia de ellos, pero de extraterrestres, o delincuentes interplanetarios. Además “el planeta perdido” albergaba su propia reserva de monstruos que atacaban recurrentemente a nuestros viajeros, como los “cíclopes caníbales”, o unas “plantas carnívoras gigantes” ( ciclamenes), o el increíblemente absurdo “hombre zanahoria”, entre muchos otros. Se sumaban a estas risueñas amenazas, las traiciones y sabotajes que el Dr. Smith llevaba a cabo contra los Robinson en cada episodio, desde intentar entregarlos a los monstruos, o venderlos a un “pirata espacial”, hasta vender el propulsor de la nave a unos “compradores de chatarra” del espacio. Mientras los Robinson y el Mayor West estaban siempre abocados a la tarea de reparar el Júpiter 2, para intentar salir del planeta y regresar a la Tierra.

El Dr. Zachary Smith continuó interpretando su papel de saboteador durante toda la serie, aunque nadie pareció notarlo excepto el Mayor Don West. Los Robinson (especialmente el joven Will) eran continuamente puestos en peligro por Smith.

Al comenzar la segunda temporada, abandonaron el “planeta perdido”, porque estaba a punto de estallar, emprendiendo una nueva travesía espacial. Esta vez viajaron de planeta en planeta durante las dos siguientes temporadas, siempre buscando el rumbo de regreso a la Tierra. Encontraron nuevas y disparatadas aventuras con diferentes personajes, como un “circo” que viajaba por el espacio, o realizaron un “viaje al infierno” que fue causado al tocar un instrumento musical, o un “viaje en el tiempo”, que los llevó de regreso a la Tierra en 1940, pero debieron abandonarla porque fueron confundidos con extraterrestres, o un “ consejo de guerra” al que fueron sometidos los Robinson por presuntos crímenes cometidos durante su viaje. El episodio final de la serie se emitió el 6 de marzo de 1968, sin que nuestros viajeros espaciales hubieran logrado volver a casa.