Percepción extrasensorial

Se llama percepción extrasensorial a la supuesta habilidad que permitiría adquirir información por medios diferentes a los sentidos conocidos: gusto, vista, tacto, olfato, oído, equilibriocepción y propiocepción. La percepción extrasensorial se denomina a veces sexto sentido, pues vendría tras los cinco primeros enumerados, que se consideran los cinco sentidos «clásicos».

Historia de la percepción extrasensorial

El término Percepción extrasensorial (por sus siglas en inglés ESP) fue acuñado por Joseph Banks Rhine[1] pero la noción de la percepción extrasensorial existe desde la antigüedad. Los antiguos Chamanes u Oráculos basaban su trabajo en el supuesto uso de poderes sobrenaturales para obtener conocimiento como son la Precognición o la Clarividencia. Ancestralmente siempre se ha relacionado el uso de estos poderes con alguna deidad o poder diabólico, no siendo hasta el siglo XX cuando, además, se intenta profundizar y darle una explicación científica o más esotérica.

Joseph Banks Rhine

Joseph Banks Rhine (29 de septiembre de 1895 – 20 de febrero de 1980) pionero en el campo de la Parapsicología, representa un antes y un después en el estudio de estas capacidades extrasensoriales.

Realizó en la década de 1930 junto con su mujer en la Universidad de Duke ( Carolina del Norte) una serie de experimentos en los que se usaban las Cartas Zener inventadas para realizar pruebas sobre estas posibles capacidades extrasensoriales como la Telepatía[2]

Experimentos

Los experimentos consistían en barajar un mazo de estas cartas y ser sacadas por un supervisor, el cual seleccionaba una sin que el sujeto del estudio la viera, teniendo este que adivinarla posteriormente.

En las conclusiones de este experimento, según Rhine, la probabilidad de tener algún poder extrasensorial y no deberse el acierto al azar era de 1 entre 1.000.000 no pudiendo deberse el acierto a algo casual.

Posteriores estudios de otros grupos desarrollados en distintos momentos durante los 50 años posteriores disminuyeron la probabilidad del acierto casual a 1 opción entre 14 millones.

No obstante parte de la comunidad científica no acepta los resultados al no poder reproducirse y al tener sospechas de manipulación de los mismos, como es el caso del propio Joseph Banks Rhine, en el que se ve cuestionada la veracidad de sus experimentos por su propia esposa (copartícipe en los experimentos) en el libro escrito por ella en la que declara ser testigo de la manipulación de los datos para falsear los resultados.[3]

Imagen de las Cartas Zener
Other Languages
العربية: إدراك فوق-حسي
فارسی: حس ششم
Bahasa Indonesia: Indera keenam
Simple English: Extra-sensory perception
اردو: چھٹی حس
Tiếng Việt: Ngoại cảm