Período Muromachi

Período Muromachi
Ashikaga Takauji, fundador del shogunato Ashikaga.
Samuráis durante la era Sengoku (1538).
Comerciantes europeos (Nanban).

La era Muromachi (室町時代 Muromachi-jidai?, conocido también como período Muromachi, era Ashikaga o período Ashikaga) es un período de la historia japonesa que abarca desde 1336, con el fracaso de la Restauración Kenmu y la toma del poder de parte del samurái Ashikaga Takauji, quien estableció el segundo shogunato en la historia japonesa en 1338: el shogunato Ashikaga, cuyo nombre le fue dado a esta época. Finalizó en 1573, cuando el decimoquinto y último shōgun, Ashikaga Yoshiaki, fue derrocado por el daimyō Oda Nobunaga, quien buscaba la unificación del país.[1]

A inicios de esta era se desarrolla el proceso de fragmentación del poder en Japón, en donde el shogunato compartía influencia política con los feudos, llamados han, y cuyo poder estaba en manos del daimyō. No obstante, la segunda mitad de este período se rompió el balance de poder y los shōgun habían perdido su influencia, y los daimyō se fortalecieron; poco después los daimyō iniciaron una disputa entre clanes, con el fin de aspirar todo el poder político del país.[2]​ Es así, que en esta era se resaltan dos períodos específicos como resultado de esta fragmentación política: la era Nanbokuchō (南北朝時代 Nanbokuchō-jidai?, era de las Cortes del Norte y del Sur (13361392)), en donde el poder imperial, que había sido relegado a un papel ceremonial, estaba sufriendo una dualidad de poderes con dos emperadores gobernando de manera simultánea: la Corte del Norte, respaldada por el shogunato Ashikaga y la Corte del Sur, que ostentaba su legitimidad al poseer los Tres Tesoros Sagrados, objetos legendarios que certificaban el reinado del emperador. El segundo período es conocido como la era Sengoku (戦国時代 Sengoku-jidai?, era de los estados en guerra (14671568)), en donde los estados feudales se disputan una serie de batallas con el fin de ampliar su poder de influencia en Japón, desencadenando una larga guerra civil.

También durante la era Muromachi se inicia un despegue económico basado en la agricultura y el comercio, favorecido por el sistema feudal;[2]

Antecedentes

El Emperador Go-Daigo sueña con fantasmas en el palacio de Kasagiyama (grabado de Gekko Ogata). Las acciones del emperador fueron la principal causa del inicio de la era Muromachi o Ashikaga.

El inicio de la era Ashikaga tiene sus orígenes en el debilitamiento progresivo del gobierno militar del shogunato Kamakura, instaurado en 1192 y cuyo poder había sido usurpado del antiguo clan Minamoto al clan Hōjō durante comienzos del siglo XIII. De igual modo el poder del Emperador de Japón se había convertido en una figura ceremonial y religiosa tras la instauración de este shogunato y tras la abdicación del Emperador Go-Saga en 1246 se había iniciado una bifurcación en la línea de sucesión: Daikakuji (大覚寺統 Daikakuji-tō?) y Jimyōin (持明院統 Jimyōin-tō?), fundados por sus hijos, el Emperador Kameyama y el Emperador Go-Fukakusa; ambos iniciaron una disputa por el control del trono y sería heredado por sus descendientes. En 1259, se debió proceder con la intercalación de miembros de ambas ramas que compartirían el poder cierto tiempo.[2]

La situación se había agudizado a comienzos del siglo XIV, donde tanto el poder del shogunato Kamakura y del emperador se habían reducido drásticamente. Con el ascenso del Emperador Go-Daigo, de la rama Daikakuji en 1318[5]​ en el trono al Emperador Kōgon, primo lejano del Emperador Go-Daigo y perteneciente a la rama Jimyōin. El Príncipe Morinaga, hijo del Emperador Go-Daigo continuó con la guerra con la ayuda de Kusunoki Masashige.

Árbol genealógico de los Emperadores de Japón. Durante la segunda mitad del siglo XIII, la Familia Imperial se dividió en dos ramas que se disputaron el poder: Daikakuji y Jimyōin. Durante el final de la era Kamakura, esta división se acentuó y originó en el surgimiento de la Corte del Norte y la Corte del Sur a inicios de la era Muromachi.

No obstante, en 1333 el Emperador Go-Daigo escapó de Oki con la ayuda de Nawa Nagatoshi y levantó un nuevo ejército en la provincia de Hōki. El apoyo al Emperador Go-Daigo había aumentado con el respaldo de Ashikaga Takauji, general jefe del clan Hōjō, quien había traicionado al shogunato y junto con Nitta Yoshisada, habían armado otro ejército y lograron sitiar la capital del shogunato en Kamakura, al este de Japón. Con esta movida, el shogunato Kamakura cayó abruptamente y el clan Hōjō fue disuelto y perseguido; el Emperador Go-Daigo pudo regresar a Kioto y logró deponer al Emperador Kōgon. Así, el Emperador Go-Daigo proclamó la Restauración Kenmu, en la que logró recuperar el control político del país.

Dicha restauración tenía como objetivo el renacimiento de las antiguas costumbres practicadas en la era Heian, no obstante el Emperador Go-Daigo, con la ayuda de su consejero, el escritor Kitabatake Chikafusa, quiso imitar el estilo de gobierno imperial chino, que era considerado dictatorial y autoritario. El emperador desmanteló la rotación de las ramas, nombrando como heredero al hijo de su hermano mayor, el Emperador Go-Nijō, asegurando la línea imperial exclusivamente para la rama Daikakuji, causando el disgusto en los miembros y aliados de la rama Jimyōin. La promulgación de numerosas reformas y la exclusión de la clase samurái de la política, en un intento de no retomar el poder, provocó el disgusto popular; Takauji pidió al emperador que tomara en consideración las consecuencias de dichos cambios, pero fue ignorado. En 1335, se produjo en Kamakura la rebelión Nakasendai, a manos de Hōjō Tokiyuki, en un intento de reinstaurar el shogunato a manos del clan Hōjō. Ashikaga Takauji fue enviado a Kamakura y acabó con la rebelión, pero aprovechó la oportunidad para reclamar el título de shōgun, manteniendo su lealtad a la corte imperial. El emperador consideró el acto como una traición y ordenó a Nitta Yoshisada a que detuviera a Takauji, sin éxito. Kusunoki Masashige y Kitabake Akiie, quienes eran leales al emperador lograron posteriormente detener al ejército de Ashikaga, pero en 1336 éste se movilizó a la isla de Kyushu, al sur del país y logró reestructurar su ejército con la ayuda de clanes nativos de la isla. Kusunoki trató de convencer al emperador de que se reconciliara con Takauji, pero fue en vano. Tras vencer en la Batalla de Tatarahama, Takauji avanzó hacia el norte, en dirección a Kioto y alcanzó la victoria en la Batalla de Minatogawa, en donde Kusunoki cometió el seppuku y las fuerzas imperiales fueron reprimidas con severidad. A partir de ese momento la Restauración Kenmu tuvo su fin y se iniciaría un nuevo período con el poder concentrado en manos del clan Ashikaga.

Other Languages
Bahasa Indonesia: Zaman Muromachi
日本語: 室町時代
Nederlands: Muromachiperiode
português: Período Muromachi
Simple English: Muromachi period
slovenčina: Obdobie Muromači
slovenščina: Obdobje Muromači
српски / srpski: Муромачи период
svenska: Ashikaga
українська: Період Муроматі
Tiếng Việt: Thời kỳ Muromachi
中文: 室町时代
Bân-lâm-gú: Muromati sî-tāi
粵語: 室町時代