Período Edo

El período Edo (江戸時代 Edo jidai ?), también conocido como periodo Tokugawa (徳川時代 Tokugawa -jidai ?) es una división de la historia de Japón, que se extiende desde el 24 de marzo de 1603 hasta el 3 de mayo de 1868.

El periodo delimita el gobierno del Shogunato Tokugawa o Edo, que además fue establecido oficialmente en 1603 por el primer Shōgun Tokugawa, Tokugawa Ieyasu. El periodo Edo finalizó en 1868 con la restauración del gobierno imperial por parte del 15º y último Shōgun Tokugawa Yoshinobu. El fin del periodo Edo también se caracteriza por el comienzo del período imperial.

Gobierno del shōgun y los daimyō

Maqueta de Kumamoto y su Castillo Kumamoto durante el Período Edo

Ieyasu Tokugawa, el principal beneficiado de los logros de Oda Nobunaga y de Hideyoshi Toyotomi, era un daimyō sumamente poderoso de la rica región de Kantō. Poseía tierras de 2.5 millones de koku y posteriormente se estableció en Edo (hoy Tokio) añadiendo a sus posesiones tierras de 2 millones de koku. Después de la muerte de Hideyoshi, rápidamente buscó mantener el control sobre la familia Toyotomi.

La victoria del ejército de Ieyasu sobre los daimyō del oeste en la Batalla de Sekigahara en el año 1600 le dieron el dominio casi total sobre todo Japón. Después de establecer un sistema de dominio mediante la desaparición de sus enemigos y un estricto control sobre otros daimyo, Ieyasu instaló a su hijo Tokugawa Hidetada bajo el título de shōgun y se nombró a sí mismo como shōgun retirado en 1605. Los Toyotomi aún eran una amenaza para su causa por lo que dedicó toda una década para erradicarlos. En 1615 la fortificación de los Toyotomi en Osaka fue destruida por el ejército de Tokugawa.

El periodo Edo trajo a Japón 250 años de estabilidad. El sistema político evolucionó a lo que los especialistas llaman bakuhan, el cual era la combinación de los términos bakufu y han, para describir el gobierno característico del periodo. En el bakuhan el shōgun gozaba de la autoridad nacional mientras que los daimyo la autoridad regional. La burocracia aumentó durante este periodo con el afán de administrar la combinación de gobierno centralizado y descentralizado. Los Tokugawa afianzaron su poder durante el primer siglo de su gobierno: la distribución de la tierra les proporcionaba cerca de siete millones de koku y el control sobre las ciudades más importantes.

La jerarquía feudal se completó con las distintas clases de daimyo. Los más cercanos a los Tokugawa eran los shinpan o casas relacionadas. Existían en esta época 23 daimyo en las fronteras de las tierras pertenecientes a los Tokugawa, los cuales estaban directamente relacionados con Ieyasu. La segunda posición en la jerarquía la constituían los fudai, los cuales habían sido recompensados con tierras cercanas a los dominios de los Tokugawa por sus leales servicios. Durante el siglo XVIII 145 fundai controlaban pequeños territorios, en los que el de mayor importancia contaba tan sólo con 250,000 koku. Por último, 97 han formaban el tercer grupo, el de los tozama, los cuales eran principalmente viejos enemigos o nuevos aliados. Los tozama estaban ubicados frecuentemente en la periferia del archipiélago y entre todos controlaban tierras de alrededor de 10 millones de koku.

Los Tokugawa no sólo consolidaron su control sobre el reunificado Japón, sino que también gozaban de un poder sin precedentes sobre el emperador, las cortes, sobre todos los daimyo y órdenes religiosas. El emperador sólo daba su aprobación como última opción en los asuntos políticos del país, sin embargo los Tokugawa ayudaron a que la familia imperial regresara a sus días de gloria reconstruyendo sus palacios y asegurándoles nuevas tierras. Para garantizar lazos estrechos entre el clan imperial y la familia Tokugawa, la nieta de Ieyasu fue nombrada consorte imperial en 1619.

Se establecieron una serie de códigos legales para regular las propiedades de los daimyo. Este código contemplaba además normas de conducta, matrimonios, vestimenta, tipo de armas, número de tropas que los daimyo podían poseer, se requería además que los señores feudales residieran en Edo por un año, prohibía la construcción de barcos transatlánticos, se prohibió el cristianismo, se restringió la posesión de castillos a uno por dominio entre las principales. Aunque de facto los daimyo no pagaban impuestos, se le imponía regularmente una serie de contribuciones del tipo militar o logístico, además de contribuciones para proyectos públicos como la construcción de castillos, caminos, puentes y palacios. Las aportaciones que recibían no sólo fortalecían a los Tokugawa, sino que debilitaban a los daimyo económicamente y por lo tanto disminuían la amenaza de un levantamiento en contra de la administración central. Los que anteriormente habían sido dominios militares, se convirtieron en unidades de administración local.

Other Languages
العربية: فترة إيدو
asturianu: Periodu Edo
azərbaycanca: Edo dövrü
català: Període Edo
čeština: Období Edo
Deutsch: Edo-Zeit
English: Edo period
Esperanto: Epoko de Edo
euskara: Edo Aroa
فارسی: دوره ادو
suomi: Edo-kausi
français: Époque d'Edo
galego: Período Edo
עברית: תקופת אדו
hrvatski: Edo (razdoblje)
magyar: Edo-kor
Bahasa Indonesia: Zaman Edo
íslenska: Jedótímabilið
italiano: Periodo Edo
日本語: 江戸時代
Basa Jawa: Jaman Édo
한국어: 에도 시대
lietuvių: Edo laikotarpis
Bahasa Melayu: Zaman Edo
Nederlands: Edoperiode
norsk nynorsk: Edotida
occitan: Periòde Edo
polski: Edo (okres)
português: Período Edo
русский: Период Эдо
Scots: Edo period
Simple English: Edo period
slovenčina: Obdobie Edo
српски / srpski: Едо период
Basa Sunda: Période Edo
svenska: Edoperioden
Tagalog: Panahong Edo
Türkçe: Edo dönemi
українська: Період Едо
Tiếng Việt: Thời kỳ Edo
Winaray: Panahon Edo
吴语: 江戶時代
中文: 江户时代
Bân-lâm-gú: Edo sî-tāi
粵語: 江戶時代