Pentecostalismo unicitario

El pentecostalismo unicitario, también llamado pentecostalismo del nombre de Jesucristo o Solo Jesús[2]​ siendo su principal manifestación la figura de Jesucristo. Por consecuencia, sus creyentes practican el bautismo en el nombre de Jesús, en lugar de seguir la forma trinitaria del bautismo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Su unicitarismo lo basan en el monoteísmo interpretado en el Tanaj. El judaísmo se basó en este texto (Deuteronomio, capítulo 6, verso 4) para rechazar a Jesús como mesías del judaísmo, pues consideraba que Dios no tenía un hijo igual en gloria o potestad, sino que se apegaban al extremo a esta doctrina de unitariedad como cimiento de su fe y su cultura.

El modalismo de los pentecostales unicitarios suele ser frecuentemente criticado por los movimientos pentecostales trinitarios.[3]

Hacia 2007 se estimaban cuarenta millones de pentecostales unicitarios en el mundo.[2]

Historia

Primera Iglesia Apostólica de la Fe en Cristo Jesús en Cancún, México. La organización se identifica con el pentecostalismo unicitario.

El pentecostalismo unicitario comenzó en 1913 en un campamento a partir del cual se comenzó a cuestionar la doctrina de la Santísima Trinidad y se empezó a desarrollar la doctrina del unitarismo. Estos pentecostales, bautizados en el nombre del Espíritu Santo, comenzaron a bautizarse en el nombre de Jesús.[6]

En 1914, muchas iglesias pentecostales independientes interesadas en esta nueva doctrina se reunieron en Hot Springs, Arkansas, de donde surgió lo que luego se llamarían las Asambleas de Dios.[7]

En 1916, un grupo de pastores de las Asambleas de Dios comenzaron a juzgar que el bautismo en agua sólo debía ser realizado en nombre de Jesucristo, que Jesucristo era el Jehová del Antiguo Testamento manifestado en carne, y que la doctrina de la Trinidad era falsa.[7]