Penia

Penia (en griego Πενία), en la mitología griega era la personificación (daimona) de la pobreza y la necesidad, siendo por tanto odiada y marginada por todos los hombres.

Era compañera de Aporia (la dificultad), Amekhania (el desamparo) y Ptokhenia (la mendicidad), siendo lógicamente sus opuestas Pluto (la riqueza) y Euthenia (la prosperidad).[1]

La única filiación que se le conoce la darían los órficos, que decían que nació de la protogénica Thesis, dando a entender, pues, la antigüedad de la pobreza.

Platón en El banquete presenta a seis personajes, y entre los invitados está Sócrates. Relata románticamente que cuando terminó una fiesta en honor a Afrodita a la que habían acudido todos los dioses, Penia acudió para pedir las sobras. Poro (el recurso), que personificaba la oportunidad y el ingenio para actuar, habiendo bebido demasiado se había tumbado en el patio para descansar. Penia creyó por la pose de Poro que se hallaban en la misma situación, y creyendo haber encontrado un semejante, quiso tener un hijo con él. De su unión nació el Amor (Eros), que si bien siempre sigue a Afrodita por haber nacido en su casa en un día a ella consagrado, en muchas ocasiones se reviste de pobreza y vaga por las calles. Como su padre, atenta contra la riqueza y el bienestar, haciendo que los hombres se peleen unos contra otros.

En la mitología romana era llamada Paupertas.

Referencias

  1. theoi.com (ed.). «Penia» (en inglés). Consultado el 31 de diciembre de 2017. 
Other Languages
català: Pènia
Deutsch: Penia
English: Penia
Esperanto: Penio
euskara: Penia
français: Pénia
Հայերեն: Պենիա
lietuvių: Penija
português: Pênia
русский: Пения
Türkçe: Penia
українська: Пенія