Península ibérica

Península ibérica
(Península ibérica / Península ibèrica /
Iberian Peninsula / Péninsule ibérique)
Península
España y Portugal.jpg
Imagen de la península ibérica tomada desde un satélite artificial.
Localización administrativa
División(es)
Localización geográfica
Continente (o subcontinente) Europa

Mar (océano) Mediterráneo, Cantábrico y Atlántico
Estrecho Gibraltar

Superficie 583 832 km²
Mapa(s) de localización
Mapa físico-político de la península ibérica.
Mapa físico-político de la península ibérica.
Coordenadas 40°18′00″N 3°43′00″O / 40.3, 40°18′00″N 3°43′00″O / -3.7166666666667
[ editar datos en Wikidata]

La península ibérica[1] se encuentra situada en el sudoeste de Europa; está rodeada por el mar Mediterráneo y el océano Atlántico, y unida al resto del continente europeo por el noreste. El istmo (el lugar más estrecho) se ha establecido tradicionalmente a lo largo de la línea divisoria de aguas en el Pirineo, si bien técnicamente, la frontera peninsular estaría situada en la línea recta que une el punto central de los dos golfos de donde parte el istmo, entre Bayona, en el golfo de Vizcaya y la costa de Narbona en el golfo de León, en la zona sur de Francia, al norte de los Pirineos.

Políticamente, ocupan casi toda la superficie dos países, España y Portugal, además de Andorra, el territorio británico de Gibraltar y los valles pirenaicos de la Alta Cerdaña, en Francia.

Históricamente, se ha denominado península ibérica, Iberia, península hispánica[3] al territorio continental situado «más allá» de los Pirineos.

Toponimia

Su nombre proviene del río Íber, probablemente el actual Ebro, aunque también pudiera ser otro río de la provincia de Huelva, donde textos muy antiguos citan un río Iberus y un pueblo al que llaman iberos. En un principio, en la Grecia arcaica los griegos pudieron llamarla Hesperia, ya que Hesperia era descrita como la zona más occidental del Mediterráneo, aunque no se sabe con certeza si se refiere a la actual España, Marruecos o ambas. Más tarde los griegos pasarían a llamarla Iberia.[4]

Mapa de Europa según Estrabón.

Polibio, un historiador griego del siglo II a. C. que vivió un tiempo en la península, escribe:

Se llama Iberia a la parte que cae sobre Nuestro Mar (Mediterráneo), a partir de las columnas Herákleas. Mas la parte que cae hacia el Gran Mar o Mar Exterior (Atlántico), no tiene nombre común a toda ella, a causa de haber sido reconocida recientemente.

Polibio

Estrabón dedica el Libro III a la península ibérica.

La primera parte de ella (Europa) es, como decíamos, el occidente; es decir, Iberia; ésta, en su mayor extensión, es poco habitable, pues casi toda se halla cubierta de montes, bosques y llanuras de suelo pobre y desigualmente regado.

Estrabón, Libro III.

Apiano de Alejandría (siglo II), en su Historia romana, escribe:

El tamaño de Iberia, llamada ahora Hispania en lugar de Iberia por algunos, es grande e increíble para tratarse de un sólo país, cuya extensión es de diez mil estadios y su longitud es igual a su anchura.

Apiano, Historia romana.

Historiadores y geógrafos de cultura griega, como Heródoto, Estrabón y Apiano, la denominaron Iberia. Los escritores romanos a su vez la denominaron Hispania.

La historiografía se refiere a ella también con otros vocablos, según el contexto histórico: Celtaria, Celtiberia, Tierra de Tartessos, Sefarad, Al-Andalus, etc. Algunos eruditos, como Dámaso Alonso, estimaban que el nombre de Península Hispánica sería más adecuado.[5]

Evolución histórica

Mapa del siglo XVIII grabado al cobre e iluminado a mano, representando varias características topográficas de la península ibérica.

Iberia fue el nombre dado por los griegos a la península, aunque la parte que más conocían era la zona meridional mediterránea, en torno al río Íber. Hispania era el nombre utilizado por los romanos para designar a la península ibérica, posiblemente de origen púnico (véase Origen del nombre de Hispania).

Tras la conquista musulmana recibió el nombre de Al-Ándalus, pasando a ser parte de la provincia norteafricana del Califato Omeya (711 a 1492) para más tarde convertirse en el Emirato de Córdoba y posteriormente en el Califato de Córdoba independiente del Califato Abasí. Con la disolución del Califato de Córdoba en 1031, el territorio se dividió en los primeros reinos de taifas, periodo al que sucedió la etapa de los almorávides, los segundos reinos de taifas, la etapa de los almohades y los terceros reinos de taifas.

Más adelante, después de la unión dinástica de las Coronas de Corona de Castilla y Aragón y las conquistas de Granada y la mayor parte del Reino de Navarra, se empezó a llamar España a los territorios resultantes, por simplificación entre los no españoles, aunque la unificación jurídica de todos estos reinos no estuviera consolidada hasta el s. XVIII, con los Borbones.

Hasta finales del siglo XVII, inicios del siglo XVIII, todos los pueblos de la península ibérica se consideraban españoles, como actualmente los diversos pueblos de Escandinavia se consideran escandinavos, o los de la península balcánica se consideran balcánicos. Y los de la península europea, son todos europeos.

Con dificultad los portugueses se sintieron obligados a dejar de llamarse también españoles, a fin de no ser tomados por castellanos, a medida que se desarrollaba la castellanización de otros reinos de " Hispania".

Por la manifiesta imposibilidad histórica, política y cultural demostrada de continuar llamando a los portugueses «españoles», sin que pudieran ser confundidos con los castellanos por otros pueblos que gobernaban dentro y fuera de la península hispánica, se empezó, desde entonces, a utilizar la expresión "ibérico" para designar a los "dos pueblos" de la península hispánica, ahora preferentemente llamada por el neologismo península ibérica. Este proceso fue paralelo y similar al que surgió en el exterior de llamar español al idioma castellano, convertido en la única lengua oficial por el gobierno español, hasta que cambiaron la designación oficial del Estado, con la creación de la denominación oficial: Reino de España en el s. XVIII, y el cambio del título de los reyes de León, Castilla, Aragón, Sicilia, etc. para los reyes de España con fines simbólicos de unificación administrativa y para la nueva presentación internacional de la monarquía de la meseta.[6]

Other Languages
Alemannisch: Iberische Halbinsel
Ænglisc: Iberia
azərbaycanca: Pireney yarımadası
беларуская (тарашкевіца)‎: Пірэнэйскі паўвостраў
brezhoneg: Ledenez iberek
کوردیی ناوەندی: نیمچەدوورگەی ئیبیریا
dolnoserbski: Pyrenejska połkupa
Esperanto: Iberio
føroyskt: Iberianes
客家語/Hak-kâ-ngî: Iberia Pan-tó
hornjoserbsce: Pyrenejska połkupa
interlingua: Peninsula iberic
Bahasa Indonesia: Iberia
Ido: Iberia
íslenska: Íberíuskagi
Latina: Iberia
Lëtzebuergesch: Iberesch Hallefinsel
latviešu: Pireneju pussala
Malagasy: Tanjona Iberika
Bahasa Melayu: Semenanjung Iberia
norsk nynorsk: Den iberiske halvøya
norsk bokmål: Den iberiske halvøy
پنجابی: ایبیریا
srpskohrvatski / српскохрватски: Pirinejski poluotok
Simple English: Iberian Peninsula
slovenščina: Iberski polotok
Kiswahili: Rasi ya Iberia
татарча/tatarça: Пиреней ярымутравы
oʻzbekcha/ўзбекча: Pireney yarim oroli
vepsän kel’: Pirenejan pol'sar'
Tiếng Việt: Bán đảo Iberia
Bân-lâm-gú: Iberia Poàn-tó