Península de Paraguaná

Península de Paraguaná
ParaguanaPeninsula.jpg
Vista satelital de la península
Localización administrativa
País(es) Flag of Venezuela.svg Venezuela
División(es) Flag of Falcón.svg Falcón
Subdivisión(es) Municipios Carirubana, Los Taques y Falcón
Localización geográfica
Continente (o subcontinente) América del Sur
Ciudad(es) cercana(s) Punto Fijo, Coro, Maracaibo.

Mar (océano) Mar Caribe
Golfo o bahía Golfo de Venezuela

Superficie 3405 km²
Longitud 86 km (SSE-NNO)
Anchura 53 km
(4,5 km en el istmo)
Otros datos
Descubrimiento occidental Alonso de Ojeda (1499)
Áreas protegidas Parque nacional Médanos de Coro (VEN)
Monumento Natural Cerro Santa Ana (VEN)
Reserva Biológica Montecano (VEN)
Refugio de fauna silvestre y reserva de pesca laguna boca de caño (VEN)
Santuario de fauna silvestre cueva del guano (VEN)
Mapa(s) de localización
Península de Paraguaná ubicada en Venezuela
Península de Paraguaná
Península de Paraguaná
Localización de la península (mapa de Venezuela)
Coordenadas 12°N 70°O / 12, 12°N 70°O / -70
[ editar datos en Wikidata]

La península de Paraguaná está ubicada al norte del estado Falcón, en Venezuela[1] . Es una zona xerófila y de suelo árido casi en su totalidad. Tiene una extensión territorial de 3405  km² y una población de 345 704 habitantes.

Surgió como una isla que se unió en el período Holoceno[2] con el continente por un istmo básicamente rocoso al que la aportación de las arenas marinas convirtió en un estrecho corredor de relación, siendo la región de tierra firme más avanzada en el mar Caribe que tiene Venezuela.

Tiene el nombre de Paraguaná que significa "conuco entre el mar", en las primeras páginas del descubrimiento, al lado de nombres como Juan de la Cosa, Américo Vespucio y Alonso de Ojeda.

Historia

Indígenas

Los Caquetíos de Paraguaná formaban una unidad étnica con los del resto del litoral falconiano y los de las actuales Antillas Neerlandesas. Los caquetíos, además de practicar la pesca y la caza, en Paraguaná obvian estanques para recoger el agua pluvial, y se encontraban asentados en poblaciones de las cuales algunas han conservado el nombre, como Miraca, Cayerúa y Jurijurebo.

Los caquetíos, al ser poseedores de riqueza, por sacarle mayor provecho a la tierra, despertaron codicia en las aguerridas tribus de otras "familias", así como en los aventureros blancos venidos de Europa a partir del siglo XVI. Muchas fueron las invasiones por la pugna entre tribu y blancos, por lo cual el Diao Manaure resolvió buscar ayuda, protección y alianzas en otros hombres. Manaure poseía un arraigado y fecundo concepto administrativo. Era sagaz y prudente; ponderado y servicial; justiciero y acucioso; ecuánime y sobrio.

Los indígenas, adoctrinados en los principios de la religión católica, jugaron un importante papel en la consolidación de Coro en la época colonial. Fueron dispersados, exterminados en gran medida, durante la contienda emancipadora, quedando desolados casi por completo sus antiguos pueblos, sin contar con las penas que padecieron por la sed de oro del blanco que vio al indígena como objeto de explotación.

Utilizaban el algodón y otros productos fibrosos para la vestimenta y los chinchorros. Elaboraban casi todos los utensilios domésticos con barro cocido. De esta cultura todavía se encuentran los nombres en los distintos pueblos como son: Miraca, Jurijuribo, Cayeruba, Guacuira, Sicaname, Machuruca, Matividiro, Maitiruma, Misaray.

Se han encontrado restos de cerámica, alfarería, conchas marinas que señalan la cultura, política y economía de los caquetíos; estos fragmentos se hallaron en donde existieron asentamientos indígenas. Actualmente la mayoría de los pueblos conservan topónimos indígenas como nombres y los habitantes en parte sus tradiciones.

Colonial y Republicana

La península de Paraguaná fue descubierta por el navegante Alonso de Ojeda el 9 de agosto de 1499, el día de San Román, y por esta circunstancia fue bautizada como Provincia de San Román, denominación oficial que se usó en los documentos del gobierno español durante algún tiempo, así como también en las cartas de navegación de la época.

A la llegada de los españoles en la península habitaban los caquetíos, indios pacíficos que también poblaban las hoy llamadas islas ABC y gran parte de la zona costera de lo que es hoy el territorio del Estado Falcón. Estas tribus vivían de la caza y la pesca en su mayoría, aunque también practicaban algunos cultivos como el maíz y el millo, y tubérculos como la yuca y la batata. Los primeros conquistadores entran por estas tierras y se sorprenden por la facilidad de los nativos para aprender el castellano y la disposición para conseguir alimentos con qué festejarlos; aquí se establecen los primeros colonos enamorados de la benignidad del clima y de la horizontalidad de las tierras.

Hubo un largo contacto con los holandeses, que a partir del 1634 estaban instalados en las islas vecinas, ellos introducen pautas culturales que se mezclan con las autóctonas y las españolas. De todo esto surgen características propias y cargadas de unicidad.

La colonización en la península de Paraguaná; como en el resto de América Latina, trajo aparejada la creación de un régimen de tenencia de la tierra en el que se favorecía exclusivamente a los súbditos españoles en detrimento de la población aborigen. Bajo este estado de cosas, Paraguaná fue repartida con las denominadas "Composiciones Territoriales", las cuales eran compras que los colonos hacían al rey avaladas por méritos al servicio de la conquista y que con el devenir de los siglos fueron la génesis de las denominadas "Posesiones", nueve en su totalidad, que aún hoy existen.

Así pasaron más de diez años en la lucha por la Independencia hasta que llegó la tregua del Armisticio de 1820. Josefa Camejo fue la cabeza de organizar la rebelión a favor de la Independencia.

Other Languages