Pedro de Toledo Osorio

Pedro Álvarez de Toledo Osorio
V marqués de Villafranca del Bierzo, grande de España, II duque de Fernandina, II príncipe de Montalbán y I conde de Peña Ramiro
Pedro de Toledo Osorio, 5th Marquis of Villafranca.jpg
Retrato ecuestre del marqués de Villafranca, Gian Paolo Bianchi, 1629. Grabado, 26 x 29 cm. Biblioteca Nacional, Madrid
Gobernador del Milanesado
1616- 1618
Predecesor Juan de Mendoza y Velasco
Sucesor Gómez Suárez de Figueroa, duque de Feria
Información personal
Nacimiento 5 de septiembre de 1546
Nápoles
Fallecimiento 17 de julio de 1627
Madrid
Familia
Cónyuge Elvira de Mendoza (primeras nupcias) y Giovanna Pignatelli (segundas nupcias)
Descendencia Véase Hijos
[ editar datos en Wikidata]

Pedro de Toledo Osorio o Pedro Álvarez de Toledo Osorio ( Nápoles, 5 de septiembre de 1546 - Madrid, 17 de julio de 1627), V marqués de Villafranca del Bierzo, grande de España, desde su nacimiento II duque de Fernandina, II príncipe de Montalbán y I conde de Peña Ramiro, fue un militar y político español.

Biografía

Pedro Álvarez de Toledo Osorio nació en Nápoles el 5 de septiembre de 1546. Era hijo de García Álvarez de Toledo Osorio, IV marqués de Villafranca del Bierzo, y de Vittoria Colonna di Paliano -hija de Ascanio Colonna, II Duque de Paliano, y de Juana de Aragón-.

Fue capitán general de las Galeras de Nápoles.

Volvió a Villafranca del Bierzo en mayo de 1660 y se estableció en el Castillo-Palacio de los Marqueses de Villafranca, edificación en la que emprendió una importante reforma. Transformó su propiedad de un edificio de apariencia feudal, ampliándolo a un verdadero palacio de tipo italianizante.[1]

Fue designado gobernador del Ducado de Milán entre 1614 y 1618.

El rey Felipe III de España le nombró general de Caballería del Reino de España -en 1621-, general de los Consejos de Estado y Guerra, y le designó Virrey de Nápoles, pero no llegó a tomar posesión por su repentina muerte en Madrid.

La gestión política que llevó a cabo en Milán fue premiada con la Grandeza de España en 1623 para el marquesado de Villafranca del Bierzo, que se convirtió en uno de los principales títulos del Reino.

En 1625 participó en la defensa de Cádiz contra el fallido ataque de la flota anglo-holandesa bajo el mando de Sir Edward Cecil.

Obtuvo un nuevo título de nobleza: el Condado de Peña Ramiro, del cual fue su primer titular.

El V marqués de Villafranca del Bierzo fue uno de los grandes coleccionistas de tapicería de su época.[2]