Pedro Núñez Granés

Pedro Núñez Granés
PEDRO NUÑEZ GRANES.jpg
Información personal
Nacimiento1 de agosto de 1859 Ver y modificar los datos en Wikidata
Benavente, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento20 de julio de 1944 Ver y modificar los datos en Wikidata (84 años)
NacionalidadEspañola Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
OcupaciónArquitecto, urbanista e ingeniero militar Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones

Pedro Núñez Granés (Benavente, Zamora, 1 de agosto de 1859-?, 20 de julio de 1944) fue un arquitecto, urbanista e ingeniero militar español. Es conocido por el estudio y ejecución de las fortificaciones de La Habana. Siendo técnico municipal, con cargo de director de las Vías Públicas de Madrid, redactó propuestas polémicas e innovadoras de urbanismo, como la del extrarradio de Madrid (Plan del Extrarradio de Madrid, denominado popularmente como el "Plan de Granés"), presentadas en 1910.[1]​ Finalmente el Plan Granés no se llegó a ejecutar. Es autor, además, de uno de los planos detallados del Madrid de comienzos del siglo XX.

Biografía

Núñez Granés nació en la ciudad zamorana de Benavente de Joaquín Núñez Pernía y Carolina Granés y Román, marqueses de los Salados. En 1878 ingresó por oposición en la Academia de Ingenieros Militares,[2]​ obteniendo el grado de teniente de ingenieros en 1884. Cuatro años después fue destinado a la Comandancia de Toledo con la misión de restaurar la Alcazaba. El éxito obtenido se tradujo en méritos en su hoja de servicios, hasta el punto de ascender a capitán. En octubre de 1895 fue destinado Cuba donde fue comisionado para el estudio y ejecución de las fortificaciones de La Habana (concretamente de su actuación en El Vedado).

Sin terminar la Guerra de Cuba regresó a Madrid. El Ayuntamiento de Madrid le incorporó como ingeniero municipal el 4 de agosto de 1897. Durante estos años la ciudad experimentó una serie de desarrollos urbanísticos. En 1903 fue asignado como Ingeniero Director de las Vías Públicas de Madrid. En el desempeño de estas labores municipales desarrolló el "Proyecto para la Urbanización del extrarradio", con el que intentaba responder al creciente problema de urbanización de la periferia de la ciudad. Dicho proyecto fue aprobado en 1916, pero quedó pendiente de una Ley de urbanización que finalmente no se llegó a promulgar.

Al mismo tiempo se redactaron otras propuestas como la presentada por José López Sallaberry, una especie de contrapropuesta denominada "Plan General de Extensión de Madrid" realizada en 1922. Este mismo año se acordó reformar el proyecto de Núñez y dos años después se aprobó el Estatuto Municipal. En 1929 el Ayuntamiento de Madrid convocó un concurso de carácter internacional para la reforma del Interior y urbanización del Extrarradio. Diseñó otros planes como el de Canalizaciones en el que se situaban todos los servicios existentes de la ciudad en el subsuelo de la misma. El Proyecto de prolongación de la Castellana redactado en 1915 proponía eliminar el Hipódromo de la Castellana, que suponía un obstáculo de crecimiento y prolongación hacia la carretera de Francia (la actual calle de Bravo Murillo). [3]​El proyecto no logró ejecutarse debido a que el hipódromo era propiedad del Estado y el Ayuntamiento no tenía competencias.

Other Languages