Pedro Lemebel

Pedro Lemebel
Lemebel.jpg
Pedro Lemebel durante el velatorio de Gladys Marín en marzo de 2005.
Información personal
Nombre de nacimiento Pedro Segundo Mardones Lemebel
Nacimiento 21 de noviembre de 1952[1]
Santiago, Chile
Fallecimiento 23 de enero de 2015[2] (62 años)
Providencia, Santiago, Chile
Causa de muerte Cáncer de laringe Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Chilena
Lengua materna Castellano
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Escritor, artista plástico
Lengua de producción literaria Castellano
Género Crónica, cuento, novela
Distinciones 2006: Premio Anna Seghers
2013: Premio José Donoso
( ver todos)
[ editar datos en Wikidata]

Pedro Segundo Mardones Lemebel[2] fue un escritor, cronista y artista plástico chileno.

Su obra escrita aborda los temas de la marginalidad chilena utilizando para ello algunas referencias autobiográficas. Referente de la literatura homosexual y contestataria, su estilo irreverente se ha dado a conocer por toda Hispanoamérica,[6]

Como artista de performances y como escritor, su trabajo se caracterizó por el uso de la provocación y el resentimiento como herramientas para la denuncia política y social.[7]

Lemebel fue cronista de Página Abierta, La Nación, de las revistas de izquierda Punto Final (desde 1998) y The Clinic. También condujo programas radiales, dirigió talleres de crónicas y dio conferencias en diversas universidades, como la Universidad de Harvard y la Universidad Stanford.[6]

Biografía

Infancia y adolescencia

Hijo del panadero[4]

Estudió en el Liceo Industrial de Hombres de La Legua,[10]

Juventud

En la década de 1970, Lemebel ingresó a la Universidad de Chile, donde se tituló de profesor de Artes Plásticas.[8]

Luego de egresado, comenzó a trabajar en 1979 en dos liceos periféricos de Santiago, siendo despedido de ambos en 1983,[4]

Carrera artística

Talleres literarios y militancia

Pedro Lemebel fue un acérrimo partidario del comunismo en Chile. Su manifiesto «Hablo por mi diferencia» fue leído en 1986 maquillado con la hoz y martillo en el rostro.

Lemebel comenzó su acercamiento a la literatura a comienzos de los años 1980, integrándose a un taller literario donde comenzó a escribir cuentos. Por entonces participó en pequeños concursos literarios, obteniendo en 1983 el primer premio en el organizado por la Caja de Compensación Javiera Carrera, con su cuento «Porque el tiempo está cerca», el cual fue publicado en una antología de la Caja ese mismo año.[12]

En estos talleres conoció a las escritoras feministas y de izquierda Pía Barros, Raquel Olea, Diamela Eltit y Nelly Richard, entre otras, quienes lo acercaron a organismos culturales alternativos, opositoras a la dictadura y las entidades académicas oficiales. Sin embargo, su militancia en la izquierda política también se vio obstaculizada por el prejuicio de su homosexualidad.[4]

En 1986 se presentó en una reunión política de izquierdas en Estación Mapocho, vistiendo por primera vez sus zapatos con tacones y maquillado con el símbolo comunista de la hoz y el martillo cubriendo la parte izquierda de su cara. Allí leyó su manifiesto «Hablo por mi diferencia», un texto que mezcla cuento, crónica y poesía,[4]

Si bien Lemebel se distanció del Partido Comunista de Chile, fue gran amigo de la líder de dicho partido, Gladys Marín, hasta el año de su muerte, en 2005.[9]

Las Yeguas del Apocalipsis

En 1987, junto a Francisco Casas, poeta, artista y por entonces estudiante de literatura,[4]

Es en este tiempo en que decidirá abandonar su apellido paterno, Mardones, haciendo uso desde entonces únicamente de su apellido materno, Lemebel.[16]

El Lemebel es un gesto de alianza con lo femenino, inscribir un apellido materno, reconocer a mi madre huacha desde la ilegalidad homosexual y travesti.

Pedro Lemebel, 1997
La primera intervención de Las Yeguas del Apocalipsis se llevó a cabo en La Chascona, antigua residencia de Pablo Neruda.

La primera intervención de Las Yeguas del Apocalipsis fue la tarde del sábado 22 de octubre de 1988, durante la segunda entrega del Premio Pablo Neruda, al poeta Raúl Zurita en La Chascona. En medio de la ceremonia, Lemebel y Casas aparecieron ofreciendo a Zurita una corona de espinas, que no fue aceptada por el poeta.[9]

Ambos escritores, convertidos en actores de su propio texto, generaron desde la realidad homosexual una interrupción de los discursos institucionales en la época de la dictadura. Su trabajo en el dúo cruzó la performance, el travestismo, la fotografía, el video y la instalación. Pero también los reclamos de la memoria, los derechos humanos y la sexualidad, así como la demanda de un lugar en el diálogo por la democracia. «Quizás esa primera experimentación con la plástica, la acción de arte... fue decisiva en la mudanza del cuento a la crónica. Es posible que esa exposición corporal en un marco religioso fuera evaporando la receta genérica del cuento... el intemporal cuento se hizo urgencia crónica...», explica Lemebel.

En 1994, Lemebel participó en el Festival Stonewall de Nueva York,[17]

Entre 1987 y 1995, Las Yeguas del Apocalipsis realizaron por lo menos quince intervenciones públicas,[15]

Pedro Lemebel en Radio Tierra

En 1995 Lemebel publicó además su primer libro, titulado La esquina es mi corazón, correspondiente a una recopilación de crónicas urbanas anteriormente publicadas para algunos periódicos y revistas tales como Página abierta, Punto final y La Nación, en las que el escritor se refiere a entornos marginales de Santiago ligados al tabú de la homosexualidad, la prostitución y la pobreza.[22]

En 1997, en unas de sus últimas apariciones,[8]

Luego del arresto de Augusto Pinochet en Londres en el hospital The London Clinic en 1998, se creó el semanario The Clinic, cuyo editor Patricio Fernández invitó a participar a Lemebel para que escribiera crónicas sin ningún tipo de censura. Varias crónicas de sus libros provienen de estas publicaciones.[23]

Reconocimiento Internacional

El escritor Roberto Bolaño elogió en diversas ocasiones la obra de Lemebel, siendo la principal influencia para que este último internacionalizara su obra, a través de la misma editorial donde él publicaba regularmente.

En 1999, gracias a las influencias de su amigo, el escritor chileno Roberto Bolaño, quien había emigrado a Europa desde México en 1977 y que vivía desde entonces en España,[6]

Ese mismo año participó además en la Feria de Guadalajara de México, en reemplazo de Bolaño que rechazó la oferta, recibiendo por su obra elogios del afamado escritor Carlos Monsiváis.

En 2001 publicó su primera novela, Tengo miedo torero, una difícil historia de amor contextualizada durante el atentado contra Augusto Pinochet ocurrido el 7 de septiembre de 1986. Para la presentación del libro, Lemebel apareció vestido de rojo intenso y con un tocado de plumas, en una ceremonia con un amplio público conformado por seguidores, políticos, cineastas, periodistas, y muy pocos escritores. Esta obra estuvo más de un año entre los libros más vendidos de Chile y tuvo un gran reconocimiento internacional, siendo traducida al inglés, el francés y el italiano.[24]

En 2003 continúa con su trabajo como cronista, publicando su antología de crónicas Zanjón de la Aguada, que habla del mundo gay en barrios de distintas clases sociales de Santiago y donde aparecen algunos personajes reales, tales como la líder social y presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) Sola Sierra.[8]

En 2008 apareció su sexto libro de crónicas, Serenata cafiola.[8]

En 2011 se le diagnosticó cáncer de laringe y al año siguiente se operó en la Fundación López Pérez de Chile,[11]

«Cómo es la vida, yo arrancando del sida y me agarra el cáncer».

Pedro Lemebel

Más adelante tuvo que ser operado nuevamente.[9]

El 29 de noviembre de 2012 en una nueva participación en la Feria del Libro de Guadalajara, lanzó su nuevo libro de crónicas, titulado Háblame de amores, presentando una lectura dramatizada de su trabajo «Susurrucucu Paloma».[27]

El 4 de septiembre de 2013 fue galardonado con el Premio José Donoso,[9]

Fallecimiento

Pasadas las 2 de la madrugada (hora local) del viernes 23 de enero de 2015, Pedro Lemebel falleció en la Fundación Arturo López Pérez de Providencia, lugar en el que se encontraba internado hacía varias semanas, a causa del cáncer de laringe que padecía desde 2011.[29]

Sus restos fueron sepultados en el Cementerio Metropolitano de Santiago dos días después. Tanto su velatorio como su funeral estuvieron marcados por una profusa y emotiva concurrencia.[30]

Obra inédita y publicaciones póstumas

En una entrevista en 2013, durante la publicación de la antología Poco hombre, Pedro Lemebel anunció que se encontraba trabajando en dos proyectos literarios que verían la luz próximamente y que, después de su fallecimiento, quedaron truncados: uno de ellos es Mi amiga Gladys, un libro de crónicas sobre Gladys Marín, dirigenta y diputada del Partido Comunista de Chile fallecida en 2005, el cual se encontraba en un estado muy avanzado.[32]

Josefina Alemparte, editora de sello Planeta, declaró que el libro iba a ser presentado en la Feria del Libro de Santiago, pero por motivos de salud se postergó.[34]

Asimismo también fue anunciada la publicación de una caja recopilatoria de todos sus libros desde La esquina es mi corazón (1995) hasta Háblame de amores (2012) (posiblemente incluyendo Mi amiga Gladys (2016)) y un documental dirigido por Joanna Reposi, que contiene siete años de registros.[35]

Otro libro en el que se encontraba trabajando se titula El éxtasis de delinquir, la que sería su segunda novela desde Tengo miedo torero (2001). Esta obra se centra en la historia de Patricio Egaña, quien abastecía drogas a Claudio Spiniak.[40]

Other Languages
العربية: بيدرو ليميبل
asturianu: Pedro Lemebel
català: Pedro Lemebel
Deutsch: Pedro Lemebel
English: Pedro Lemebel
français: Pedro Lemebel
occitan: Pedro Lemebel
Simple English: Pedro Lemebel
Tiếng Việt: Pedro Lemebel