Pedro Espinosa

Estatua de Pedro Espinosa situada frente a la Real Colegiata de Santa María la Mayor en Antequera.

Pedro Espinosa ( Antequera, 4 de junio de 1578 - Sanlúcar de Barrameda, 21 de octubre de 1650), poeta y antólogo español del Barroco y uno de los miembros de la Escuela antequerano-granadina del Siglo de Oro.

Biografía

Estudió Cánones y Teología posiblemente en Sevilla; fue uno de los concurrentes más asiduos de la famosa Academia poética granadina, que timoneaba Pedro de Granada Venegas; allí conoció a otros poetas, entre otros, a Gonzalo Mateo de Berrío. Durante una estancia en Sevilla se relacionó con Juan de Arguijo, muy famoso no sólo por su poesía, sus calaveradas y su desordenada vida, sino porque a su alrededor se reunía una academia de intelectuales, entre ellos otro importante polo cultural de Sevilla, el pintor Francisco Pacheco. Todos estos viajes aprovechaba el autor para ir compilando los materiales de una famosa antología poética, cuyo título al salir en Valladolid en 1605 fue Flores de poetas ilustres. Como lírico cantó a Cristobalina Fernández de Alarcón bajo el nombre poético de Crisalda, la cual se casó con el mercader Agustín de los Ríos en primeras nupcias, y al enviudar en 1603, con el estudiante Juan Francisco Correa en 1606. A mediados de 1603 se encuentra ya en Valladolid, donde está la Corte, y más tarde en Madrid, donde amistó con poetas tan diferentes como Góngora y Quevedo y trató a otros como Lope de Vega, Tirso de Molina y Luis Vélez de Guevara, lo que facilitó luego su labor de antólogo.

Desengañado del mundo, Espinosa se retiró a la ermita de la Magdalena, cerca de Antequera, cambiando su nombre por el de Pedro de Jesús y componiendo ya solamente versos religiosos; es más, se ordenó sacerdote en Málaga y vivió desde 1611 en la ermita de la Virgen de Gracia de Archidona. Pero en 1615 se trasladó a Sanlúcar de Barrameda, llamado por el VIII duque de Medina Sidonia, quien le concedió una capellanía en el Santuario de la Caridad y lo nombró rector del Colegio de San Ildefonso. En Sanlúcar, donde permaneció treinta y cinco años, llevó una doble vida como presbítero y ermitaño, residiendo en el retiro de las Cuevas de Montesión.[1]​A la muerte del VIII duque, asistió a las intrigas de su hijo para proclamarse rey de Andalucía, escribiendo en Sanlúcar su última obra, citada por Nicolás Antonio, llamada Tesoro escondido (1644), que se considera perdida.

Other Languages
italiano: Pedro Espinosa