Pedro Dorado Montero

Pedro Dorado Montero
Información personal
Nacimiento 19 de mayo de 1861 Ver y modificar los datos en Wikidata
Navacarros, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 1919 Ver y modificar los datos en Wikidata
Salamanca, España Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Española Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Jurista Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Pedro García Dorado Montero ( Navacarros, provincia de Salamanca, 19 de mayo de 1861- Salamanca, 1919) fue un jurista, penalista y criminalista español. Introdujo el positivismo jurídico en España, frente al iusnaturalismo católico tradicional, es considerado representante del correccionalismo español y un adelantado de la Criminología radical que consideraba al derecho penal como instrumento de control social de las clases hegemónicas o poderosas para someter y controlar a las desposeídas.[2]

Datos biográficos y académicos

Nació en el seno de una humilde familia campesina. Siendo un niño inició sus estudios en Béjar, donde su rendimiento le permitió lograr una beca del Colegio Mayor San Bartolomé, para estudiar Derecho, y filosofía y letras en la Universidad de Salamanca. Una vez concluidas en 1883, Dorado Montero logró el grado de doctor en 1895 en Madrid.[3]

Mientras estudiaba como becario en la Universidad de Salamanca entró en contacto con José de Onís López, con cuya sobrina María Luisa de Onís, se casaría. De su matrimonio tendría tres hijos: María Luisa que fue la primera catedrática de Instituto de España, Pedro y Elvira, quien donó a la Universidad la casa del Paseo Rector Esperabé donde vivió Dorado Montero. Fue compañero de Claustro de D. Miguel de Unamuno.[1]

Pedro Dorado Montero se vio sometido durante toda su existencia a los avatares de una salud siempre frágil. Poseyó casa propia -hoy patrimonio de la Universidad, recientemente restaurada-, cuyo alejamiento del centro de la ciudad da testimonio de su voluntad de apartamiento. Sus hijas María Luisa y Elvira donaron al Viejo Estudio su biblioteca y archivo epistolar.

De 1885 a 1887 estuvo becado en el Colegio de San Clemente de Bolonia. Su estancia es vital para entender las aportaciones de Dorado a la jurisprudencia española dominada por el iusnaturalismo católico. Se formó en los criterios doctrinales de Scuola Positiva de Lombroso, Ferri y Garofalo. En la capital de España entró en relación con Francisco Giner de los Ríos y su Institución Libre de Enseñanza. Fruto de esta doble y bien dispar influencia es la Penología doradiana.[4]

Tras finalizar sus estudios regresa a Salamanca, donde comienza a impartir clases en la universidad. En 1887 se convierte en Profesor auxiliar de la Facultad de Derecho, y en 1892 llega a ser catedrático de la universidad de Granada. Gracias a un cambio de plaza con otro profesor regresa a Salamanca. Ejerció las cátedras de Derecho Político y Administrativo en Granada, y de Derecho Penal en Salamanca desde 1892.[1]

Actualmente el edificio de Escuelas Mayores de la Universidad de Salamanca acoge un aula dedicada a su memoria. Dorado Montero murió después de casi tres años de soportar un cáncer de duodeno.

Other Languages