Pedro Cevallos Guerra

Pedro Ceballos (o Cevallos) Guerra o Pedro de Ceballos Guerra de la Vega ( San Felices de Buelna, Cantabria, 1759 - Sevilla, 29 de mayo de 1839)[2] fue Ministro de Estado de Carlos IV y también de Fernando VII, así como Ministro de Negocios Extranjeros con José Bonaparte.

De formación jurídica y diplomática, pronto ingresó en la administración pública. Pero fue posiblemente gracias a su condición de primo político de Manuel Godoy como llegó a ser Primer Secretario de Estado y del Despacho entre el 13 de diciembre de 1800 y el 19 de abril de 1808,[3] y presidió por tanto el último gobierno del reinado de Carlos IV, y el primero del hijo de éste, Fernando VII, en quien su padre había abdicado en marzo del último año. Estuvo retenido junto al rey, en Bayona y presente en las abdicaciones que en mayo de 1808 acabaron por dar la corona de España a José I Bonaparte, hermano del entonces emperador francés Napoleón I Bonaparte. Miembro de la Asamblea que redactó la llamada Constitución de Bayona, el propio José I le designó Ministro de Negocios Extranjeros en su primer gabinete, instituido en julio de ese año, pero presentó su dimisión de inmediato; nada más recuperar la libertad; para comenzar su lucha contra el invasor de Europa, desde la Junta Central Suprema y Gubernativa que se había formado en España tras el apresamiento del rey. En septiembre formuló la denuncia literaria a Napoleón, su primera obra se tradujo a varios idiomas , que luego completaría con otras similares, para descubrir al mundo el proceder de Napoleón para hacerse dueño del poder absoluto.

De nuevo presidiría un gabinete de gobierno con Fernando VII en el período 1814- 1816, recibió entonces la distinción más alta, el Toisón de Oro.

Antecedentes familiares

Torre de Pero Niño, también torre solariega de los Cevallos en San Felices de Buelna.

El padre, Francisco Javier de Ceballos Guerra, fue en 1750 un personaje de gran influencia en La Montaña. Casado con Margarita Guerra de la Vega, hija mayor de Ignacio Guerra de la Vega y de Ángela Peredo, de la ilustre Casa de la Vega, en Ibio, de la cual también descendía Fray García Guerra, Arzobispo y Virrey de México a comienzos del siglo XVII. Fue contratista de las obras del Camino Real y de las maderas de que se surtía el Real Astillero de Guarnizo, donde entonces se construía una gran parte de las naves de la Armada Española.

Other Languages