Peaje

Peaje en la autopista AP-7 situado a las afueras de Barcelona, España.
Peaje en la C-33.
Caseta de cobro San Marcos, en la autopista México- Puebla.
Portal con los sensores de telepeaje y cámaras de video para registrar los infractores en la autopista Costanera Norte, Santiago de Chile.
Caseta de cobro Chalco, en la autopista México- Chalco.
Cobro electrónico de peaje en la autopista Costanera Norte, en el centro urbano de Santiago de Chile.
Hongkong

Se denomina peaje al pago que se efectúa como derecho para poder circular por un camino. En la antigüedad, se llamaba portazgo a la suma que debía pagarse para cruzar cierto límite (puerta) entre dos zonas territoriales o por cruzar un puente.

En términos más generales se asocia el concepto de peaje a la tasa o tarifa que se cobra a un medio de transporte terrestre, fluvial o marítimo como derecho de tránsito para utilizar la infraestructura de la respectiva vía de comunicación; por ejemplo a los automóviles para poder circular por una autopista, o a los barcos para poder atravesar por un canal de navegación o una hidrovía. En la mayoría de los casos la vía o ruta marítima sujeta a peaje permite a los usuarios ahorrar tiempo de viaje y reducir sus costos de operación, con respecto al tránsito por vías o rutas alternas libres de peaje.

Descripción de peajes viales

El dinero recaudado a través de un peaje se destina normalmente a financiar la construcción, operación y mantenimiento de infraestructuras viarias ( carreteras, túneles, canales de navegación o puentes). Por sus altos costos de inversión, lo habitual es que el peaje cobrado no cubra los costos totales de construcción, y cuando se administra directamente por el Estado, en general, los fondos recaudados se utilizan principalmente para operación y mantenimiento de la infraestructura sujeta al peaje. En el caso de carreteras sujetas a concesión o tercerizadas, el peaje permite al operador privado recuperar las inversiones realizadas y los costos futuros de administración, operación y mantenimiento.

Los esquemas de cobro de peajes permiten al Estado, sea directamente o a través de un concesionario, realizar un cobro directo a los usuarios que utilizan la carretera, puente o túnel, evitando así que los demás contribuyentes subsidien a los usuarios dicha infraestructura vial. Por otra parte, y debido a los problemas de congestión vial crónico que se han venido presentando en los grandes centros urbanos, desde 1975 en Singapur, y con mayor intensidad a partir del año 2003, se han introducido los peajes urbanos bajo el concepto económico de tarifas de congestión, con el propósito de disminuir el número de vehículos entrante en las áreas urbanas centrales. En estos casos, el peaje cobrado cubre los costos de operación del sistema de control, y los recursos restantes se destinan al transporte público o para financiar infraestructuras viales urbanas.

Normalmente las tarifas de peaje se pagan en estaciones de peaje ubicadas en la vía, puente o túnel donde se está viajando, ya sea sobre la vía principal o en las vías laterales (al salir de la autopista). El principal problema directo asociado con el cobro de peajes es la congestión que se produce en las estaciones de peaje durante las horas pico (en el área urbana) o durante la ida y regreso de los viajeros durante los finales de semana y feriados (en el área rural). Cuando los volúmenes de tránsito son muy altos las colas pueden alcanzar kilómetros y las demoras pueden llegar a ser extremadamente altas.

Other Languages
العربية: مأصر
asturianu: Pealgu
български: Платен път
català: Peatge
čeština: Mýtné
Cymraeg: Ffordd dyrpeg
Deutsch: Maut
Esperanto: Vojimposto
euskara: Bidesari
estremeñu: Peagi
français: Péage
galego: Peaxe
עברית: כביש אגרה
hrvatski: Cestarina
magyar: Útdíj
Bahasa Indonesia: Jalan tol
íslenska: Vegtollur
italiano: Pedaggio
日本語: 有料道路
한국어: 유료 도로
Bahasa Melayu: Tol
polski: Myto
português: Pedágio
slovenčina: Mýto (cesta)
Basa Sunda: Jalan tol
தமிழ்: ஆயப் பாதை
中文: 收費道路