Peña de Bernal

Pito de Bernal
Pena de Bernal.jpg
Pito de Bernal ubicada en México
Pito de Bernal
Pito de Bernal
TipoMonolito porfídico o cuello volcánico
País(es)Flag of Mexico.svg México
Flag of Queretaro.svg Querétaro
Coordenadas20°44′53″N 99°56′55″O / 20°44′53″N 99°56′55″O / -99.948611111111
Altitud2.510 msnm
Prominencia350 m
CordilleraSierra Gorda (México)

La Peña de Bernal es el tercer monolito más grande del mundo,[1]​ está localizado en el pueblo de Bernal que pertenece al municipio de Ezequiel Montes en el estado de Querétaro, México. Según estudios realizados, la peña se formó a partir de un volcán que agotó su actividad, posteriormente la lava del interior se volvió sólida y la erosión que sufrió a través de lo años hizo desaparecer los restos del volcán. El magma sólido que quedó es lo que constituye y da forma al monolito.

La palabra «Bernal», que da su nombre tanto al pueblo, como al monolito, según la página web del municipio es de origen árabe y fue usada por los conquistadores para «denominar algún peñasco grande y alargado que se encontraba aislado». Ma'hando que es una palabra en lengua otomí y De'hendo palabra en lengua chichimeca, significan igualmente: «en medio de dos».[2]

Ubicación e historia

La Peña de Bernal, vista desde el inicio de la ruta de ascenso.

La Peña de Bernal es el tercer monolito más grande del mundo, luego del Peñón de Gibraltar en el mar Mediterráneo y del Pan de Azúcar en Río de Janeiro, Brasil. Tiene una altitud de 2515 msnm y de 288 metros de altura.[3]

Se localiza en el pueblo de Bernal, que pertenece al municipio de Ezequiel Montes y se encuentra ubicado a 57 km de la capital del estado de Querétaro, en el kilómetro 200 de la autopista México - Querétaro.[4]

En noviembre de 2007, la Peña de Bernal recibió una presea de la Secretaría de Turismo y TV Azteca reconociéndola como una de las 13 Maravillas de México y considerándola como un destino turístico con gran relevancia histórica y cultural.[7]

Cada 21 de marzo, en el equinoccio de primavera, se reúnen en la peña miles de turistas, en una festividad místico-religiosa. Las personas acuden a como dicen ellas, «cargarse de energía», que se creé transmiten las piedras monolíticas y los yacimientos minerales del interior.[3]

Other Languages