Paz de Viena (1864)

Mapa de los cambios territoriales debidos a la Paz de Viena.

La Paz de Viena fue un tratado de paz firmado el 30 de octubre de 1864 en la ciudad austriaca de Viena entre el Reino de Dinamarca por un lado y el Reino de Prusia y el Imperio austriaco por otro, que puso fin a la Guerra de los Ducados o Segunda Guerra de Schleswig.

Antecedentes

artículo principal: Guerra de los Ducados

La crisis de los Ducados fue parcialmente solucionada con el Protocolo de Londres (1852) mediante un reconocimiento de la unión personal de los ducados a Dinamarca, pero nunca una anexión formal. Con la muerte de Federico VII, los ducados se negaron a aceptar al nuevo rey Cristián IX alegando que la ley sálica seguía vigente en los ducados, Cristián IX negó tal hecho afirmando que la ley que regia en el reino debía servir también para los ducados.[3]​ Las dos naciones conjuntamente vencieron a Dinamarca, que solicitó un armisticio a finales de julio, iniciando las conversaciones preliminares de paz en agosto plasmadas en la Paz de Viena.