Paul Wei

Paul Wei (魏保羅 Pinyin: Wèi Bǎoluó, 18771919), llamado en principio Wèi Ēnbō (魏恩波), fue un religioso chino, fundador de la Verdadera Iglesia de Jesús. Nació en la provincia de Hebei ( China).

Era granjero de origen humilde y recibió muy poca educación.

En 1902, emigró a Pekín, donde con el tiempo se convertiría en un próspero tratante de seda y de otras mercancías.

Según contaba él mismo, al principio era malhumorado y pendenciero. Se dice que fue sacado de una riña callejera por un miembro de la congregación china de la Sociedad Misionera de Londres. Más tarde, Wei se uniría a esa congregación.

En 1912, cayó enfermo y abandonó la congregación. Se desconoce la naturaleza de la enfermedad.

Más adelante, tras haber estudiado las enseñanzas de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, se uniría a ella.

En 1916, volvió a caer enfermo. De la naturaleza de esta enfermedad sí se tiene noticia: se trataba de tuberculosis. Se dice que de nada le sirvieron los remedios prescritos por los médicos, y es cierto que la tuberculosis no sería tratada con efectividad hasta tres décadas después.

Se dice también que, durante aquel otoño, el enfermo conoció a un anciano de la Misión Apostólica de la Fe llamado Xin Shengmin (新聖民 Pinyin: Xīn Shèngmín) que le practicaría la imposición de manos, y que Wei, al verse curado de manera milagrosa, se uniría a la misión.

Todo esta etapa de enfermedades y los hechos referidos, de haberse producido, habrían sido entre 1912 y 1916; el encuentro con el impositor de manos podría haber sido a finales de 1916.[1]

Con la guía de Bernt Berntsen, misionero norvegoestadounidense, Wei fue sometido a la ceremonia del lavado de pies. Todos estos hechos dejarían honda huella en el ánimo de Wei.

Se dice que, un día, mientras rezaba en una iglesia en Pekín, Paul Wei recibió el bautismo del Espíritu Santo y comenzó a experimentar glosolalia.

En marzo de 1917, afirmó que, con la guía del Espíritu Santo, había sido llevado a un gran río y, en su orilla, se había arrodillado para rezar. De pronto, una voz resonante le había dicho con claridad "Has de ser bautizado cara abajo", y a continuación, Wei había llevado a cabo su propio bautismo por inmersión en imitación del de Jesús el Nazareno, pero sin otro oficiante que él mismo.[2] Más tarde afirmaría haber tenido revelaciones y haber visto a Moisés a Elías y a otros, y que había sido llamado a ser soldado del Dios verdadero, a vencer a Satanás y a sus huestes y a corregir el equivocado sendero de todas las iglesias del mundo. Recibiría la facultad de llevar a cabo esas tareas tras un ayuno de 39 días que se le había impuesto para ello. Tomaría entonces el nombre de Paul.

En mayo de ese mismo año, Wei predicaba en Pekín y en sus alrededores, y hacía hincapié en el poder del Espíritu Santo, en los milagros, en el inminente retorno de Cristo y en la necesidad de un bautismo correcto: por inmersión del rostro, cara abajo.

Iba a los templos cuando había ceremonias de adoración, y allí llamaba falsos maestros de falsos templos a los oficiantes e invitaba a los feligreses a que se le unieran. Algunos lo hicieron, pero Wei fue perseguido, y fue encarcelado dos veces. En público, rezaba por sus detractores; y en la cárcel, exigía su derecho a la libertad de culto contemplada en la nueva constitución.

No empleaba el nombre de Verdadera Iglesia de Jesús, sino el de Iglesia de la Reforma Universal (更正萬國教).

Se piensa que, antes de 1918, el número de seguidores de Wei sería menor de 200.

Durante 1918, el movimiento precisó más su doctrina. En Tianjín, Wei conoció a Zhang Lingsheng (張靈生 Pinyin: Zhāng Língshēng, 1863 - 1935), de Weifang ( Shandong), adepto al pentecostalismo desde hacía muchos años. Entre ambos, sentarían los fundamentos doctrinales de una nueva iglesia, cuyo nombre sería la combinación de los dos citados: Iglesia de la Reforma Universal de la Verdadera Iglesia de Jesús (萬國更正教真耶穌教會), que más tarde sería abreviado dejándolo como lo conocemos hoy (en chino tradicional, 真[Zhēn] 耶[Yē] 穌[sū] 教[Jiào] 會[Huì]).[3]

La estrategia evangélica de Paul Wei era un desafío para las iglesias de la misión. Algunos artículos de los primeros números del Periódico de la Iglesia de la Reforma Universal (pinyin: Wànguó Gēngzhèng Bào, 萬國更正報) presentaban un enfrentamiento dicrecto con las otras iglesias, y decían de los oficiantes que eran grandes pecadores o grandes mistificadores encaminados al infierno si no se arrepentían y reconocían la verdad. En un artículo, titulado "El llanto del ángel de Oriente", se decía que el derramamiento de sangre en Europa por la que conocemos hoy como Primera Guerra Mundial mostraba que el cristianismo europeo marchaba por el camino errado.[4]

El 18 de mayo de 1918, Wei fue a la Misión Apostólica de la Fe a visitar a Bernt Berntsen. Le describió sus revelaciones e intentó infructuosamente persuadirle de que aceptara el bautismo cara abajo.

El 30 de mayo, consiguió convencer a Wang Deshun (王德顺), el miembro de la Sociedad Misionera de Londres que años atrás le había guiado hasta ella. Deshun recibió el bautismo de la manera preconizada por Wei y se unió a su iglesia. Más tarde, serían grandes colaboradores.

Hacia el 23 de junio, se habían fundado ya 3 templos en el norte de China.

El 20 de noviembre, Wei escribió una carta a las autoridades para llevar a cabo el registro del nombre "Verdadera Iglesia de Jesús" (真耶穌教會).

Wei murió el 6 de septiembre de 1919, y sería enterrado en su localidad natal.

Continuaría su obra su hijo Isaac.

  • notas y referencias

Notas y referencias

  1. Zhen Yesu Jiaohui 1947, M6
  2. Zhēn Yēsū Jiàohuì 1947, M4
  3. Zhen Yesu Jiaohui 1947
  4. Reimpresión en Zhen Yesu Jiaohui 1947, F3.


Other Languages
English: Paul Wei
français: Paul Wei
客家語/Hak-kâ-ngî: Ngùi Pó-lò
Bahasa Melayu: Paulus Wei
norsk bokmål: Paul Wei
polski: Paul Wei
português: Paul Wei
Tiếng Việt: Ngụy Bảo La
中文: 魏保羅
Bân-lâm-gú: Gūi Pó-lô