Paul Morphy

Paul Morphy
PaulMorphy.jpg
Información personal
Nacimiento 22 de junio de 1837 Ver y modificar los datos en Wikidata
Nueva Orleans, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 10 de julio de 1884 Ver y modificar los datos en Wikidata (47 años)
Nueva Orleans, Estados Unidos Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de muerte Causas naturales Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Alma máter
Información profesional
Ocupación Ajedrecista y teórico del ajedrez Ver y modificar los datos en Wikidata
[ editar datos en Wikidata]

Paul Charles Morphy ( Nueva Orleans, Luisiana, el 22 de junio de 183710 de julio de 1884) fue un jugador de ajedrez estadounidense. Se le considera el más grande ajedrecista de su época y a la vez campeón mundial, aunque ese título no existía oficialmente en su época. Fue llamado "El orgullo y la tristeza del Ajedrez" porque tenía una breve y brillante carrera, pero se retiró del juego cuando aún era joven. Bobby Fischer lo incluyó en su lista de los diez mejores jugadores de todos los tiempos, y lo describió como "quizás el jugador más preciso que haya existido jamás".

Morphy nació en Nueva Orleans, Louisiana, en una familia rica y distinguida. Aprendió a jugar al ajedrez observando las partidas entre su padre y su tío. Su familia pronto se dió cuenta del talento del chico y le animó a jugar en las reuniones familiares. A los nueve años, era considerado uno de los mejores jugadores de Nueva Orleans. Con tan sólo doce años de edad, Morphy derrotó al maestro húngaro Johann Löwenthal en una serie de tres partidas.

Morphy tenía la intención de dedicarse al Derecho. Pero después de graduarse en 1857, aún no tenía la edad suficiente para ejercer como abogado y se encontró sin nada que hacer. Recibió una invitación para jugar en el Primer Congreso Estadounidense de Ajedrez en la ciudad de Nueva York, y, a instancias de su tío, lo aceptó. Morphy ganó el torneo, en el que tomaban partes algunos de los mejores jugadores de la época, tales como Alexander Meek y Louis Paulsen. Morphy fue declarado campeón de ajedrez de los Estados Unidos y se quedó en Nueva York durante el resto del año, ganando la gran mayoría de sus partidas. En 1858, Morphy viajó a Europa para retar al Campeón de Europa Howard Staunton. Morphy jugó contra todos los mejores jugadores europeos, por lo general ganando fácilmente. La partida contra Staunton nunca tuvo lugar, pero Morphy fue aclamado como el mejor jugador del mundo por la mayor parte de Europa.

Tras su triunfo, Morphy volvió a los estados unidos y recorrió varias ciudades en su camino de regreso a Nueva Orleans. En 1859, al llegar a Nueva Orleans, Morphy declaró que se retiraría del ajedrez para comenzar su carrera de derecho. Sin embargo, Morphy nunca fue capaz de establecer una práctica de ley exitosa y terminó viviendo una vida de ocio gracias a la fortuna de su familia. A pesar de las apelaciones de sus admiradores, Morphy nunca volvió al ajedrez, y murió en 1884 de un derrame cerebral a la edad de cuarenta y siete años.

Biografía

Primeros años

Paul Morphy jugando ajedrez a ciegas.

Morphy nació en Nueva Orleans, Louisiana, en una familia prominente y adinerada. Su padre, Alonzo Michael Morphy, quien había vivido unos años en España y tenía la nacionalidad española, sirvió como legislador en el estado de Louisiana, procurador general, y justicia de la corte suprema. Su madre, Louise Thérèse Félicité Thelcide Le Carpentier, fue la musicalmente talentosa hija de una distinguida familia criolla. Morphy creció en un ambiente de cortesía y cultura en el que el ajedrez y la música eran los elementos típicos de una reunión familiar.

Según su tío, Ernest Morphy, nadie enseñó a Morphy a jugar al ajedrez formalmente; Morphy aprendió por su cuenta como niño a base de la observación. Tras mirar silenciosamente una partida larguísima entre Ernest y Alonzo que habían abandonado como empate, el joven Paul los sorprendió declarando que Ernest debería haber ganado. Su padre y su tío no se habían dado cuenta de que Paul siquiera conociera las reglas del juego, mucho menos la estrategia. Quedaron más sorprendidos aún cuando Paul probó su teoría volviendo a poner la piezas y demostrando la victoria que se le había pasado su tío.

Victórias de juventud

Tras ese episodio la familia de Morphy lo reconoció como un talento precoz y le animó a jugar en las reuniones familiares y clubs de ajedrez de la ciudad.

Antes de los 9 años de edad, era considerado uno de los mejores jugadores de Nueva Orleans. En 1846, el famoso general Winfield Scott visitó la ciudad, y avisó a sus anfitriones que deseaba una noche de ajedrez con un experto jugador local. El ajedrez era un pasatiempo ocasional de Scott; disfrutaba del juego y se consideraba un ajedrecista formidable. Después de cenar, se pusieron las piezas, y le introdujeron a su oponente: el pequeño Paul. Al principio, Scott pensó que se estaban burlando de él, pero accedió a jugar al asegurarse de que el niño era un auténtico prodigio, bastante capaz de poner a prueba sus habilidades. Morphy le venció dos veces, la segunda vez anunciando un jaque mate forzado en seis jugadas. Como dos derrotas contra un niño era todo lo que podía soportar el ego de General Scott, declinó seguir jugando y se retiró para la noche. Nunca volvió a jugar contra Morphy.

En 1850, cuando Morphy tenía doce años, el maestro húngaro Johann Löwenthal visitó Nueva Orleans, y Alonzo le invitó a jugar contra su hijo. Löwenthal, quien a menudo había derrotado a jóvenes talentosos, consideraba el encuentro como una pérdida de tiempo, pero aceptó como un favor al prominente juez.

A la duodécima jugada de la primera partida, Löwenthal se dio cuenta de que se enfrentaba a un jugador formidable. Tras cada jugada impresionante del niño, las cejas de Löwenthal se alzaban de una manera que Ernest Morphy describió como “comique”. Löwenthal jugó tres partidas con Morphy durante su tiempo en Nueva Orleans, cosechando dos derrotas y un empate (según otra fuente, Morphy ganó todas).

Educación y el Primer Congreso Estadounidense de Ajedrez

Durante los siguientes años Morphy no jugó mucho al ajedrez. Estudiando diligentemente, se graduó de Spring Hill College en Mobile, Alabama, en 1854. Se quedó allí por un año adicional, estudiando matemáticas y la filosofía.

Estudió el derecho en la Universidad de Louisiana (actualmente Tulane). Se decía que durante sus estudios, memorizó todo el libro de códigos y leyes de Louisiana.

Como no tenía la edad suficiente para practicar el derecho, Morphy volvió al ajedrez. Recibió una invitación para participar en el Primer Congreso Estadounidense de Ajedrez, que se celebraría en Nueva York desde el 6 de Octubre al 10 de Noviembre de 1857. Al principio lo declinó, pero animado por su tío, cambió de opinión y decidió participar. Venció a todos sus rivales, incluyendo James Thompson, Alexander Beaufort Meek, y dos maestros alemanes, Theodor Lichtenhein y Louis Paulsen. Morphy se proclamó campeón de ajedrez de los estados unidos, pero no se vio afectado por su repentina fama. Según el número de diciembre de 1857 de Chess Monthly (ajedrez mensual), “se ha ganado el cariño de todos sus conocidos por su buena disposición, su modestia y cortesía caballerosa”. En el otoño de 1857, quedándose en Nueva York, Morphy jugó 261 partidas, tanto regulares como con handicap. El resultado de las partidas regulares fue de 87 victorias, 8 empates, y 5 derrotas.  

Europa

Desde el principio, las habilidades de Morphy fueron subestimadas por la comunidad de ajedrez europea. Por su juventud y la escasa reputación del ajedrez estadounidense, la opinión sobre Morphy en Europa no era tan alta como en los Estados Unidos. Debido a su resultado en el Congreso de Ajedrez, muchos estadounidenses se sentían seguros de que tenían a un jugador suficientemente hábil para retar a los mejores jugadores de Europa y que él debía ser apoyado por la Asociación de Ajedrez Estadounidense. Desafiaron a todos los jugadores de Europa que fueran a Nueva York para disputar un partido contra Morphy, pero la opinión en Europa era que el americano debería viajar al continente para retar a los campeones establecidos del viejo mundo, no al revés.

El club de ajedrez de Nueva Orleans determinó retar directamente al campeón Howard Staunton de Inglaterra. Pero Staunton declinó la oferta de viajar a Los Estados Unidos, escribiendo en The Illustrated London News que no era posible llegar a América y que Morphy debía ir a Europa si quería retar a Staunton y los otros jugadores del continente.

Al final, Morphy se dio cuenta de que si quería demostrar sus habilidades al mundo, tendría que hacer el viaje a Europa. En 1858, Morphy llegó a Inglaterra y trató varias veces de fijar un partido contra Staunton, pero el campeón no parecía tan ansioso por jugar como lo había estado cuando Morphy se encontraba en América. Dio excusa tras excusa por no concertar una fecha, y al fin Morphy se rindió y se dirigió a Francia a buscar otros oponentes. El partido contra Staunton nunca tendría lugar.

En el Café de la Régence en Paris, el epicentro del ajedrez francés, Morphy derrotó al alemán Daniel Harrwitz, uno de los maestros más conocidos de la ciudad. Durante su estancia en París, Morphy sufrió un ataque de gripe. De acuerdo con la sabiduría médica establecida los conocimientos médicos de la época, fue tratado con sanguijuelas, y perdió una gran cantidad de sangre. A pesar de estar demasiado débil para ponerse de pie, Morphy insistió en que su partida contra el alemán Adolf Anderssen, considerado por muchos el mejor jugador de Europa, continuara según lo previsto. Pese a su enfermedad, Morphy triunfó fácilmente, con estos resultados: siete victorias, dos derrotas, y dos empates. Preguntado sobre su derrota, Anderssen afirmó que no estaba en forma, pero también reconoció que Morphy era el mejor jugador y que había ganado justamente. Además opinó que Morphy era el mejor ajedrecista de todos los tiempos, aún mejor que el famoso campeón francés La Bourdonnais.

En Inglaterra y Francia, Morphy dio numerosas exhibiciones simultáneas, incluyendo demostraciones de ajedrez a la ciega en las que regularmente desafió y derrotó a ocho oponentes a la vez. En la ópera de París, Morphy jugó una partida informal contra el Duque de Brunswick y el Conde Isouard que se convertiría en su partida más famosa.

Aclamado como campeón mundial

Con tan solo veintiún años, Morphy era ya bastante famoso. Una tarde en su hotel en París, mientras charlaba con su compañero Frederick Edge, tuvo un visitante inesperado. “Soy el príncipe Galitzine; deseo ver al señor Morphy,” dijo, según Edge. Morphy se indentificó. “No, no es posible!” exclamó el príncipe, “eres demasiado joven!” El príncipe Galitzine explicó que estaba en la frontera de Siberia cuando oyó por primera vez de las “obras maravillosas” de Morphy y que había querido ver a Morphy desde entonces. Luego dijo a Morphy que debía ir a San Petersburgo, Rusia, ya que el club de ajedrez en el del palacio imperial le recibiría con entusiasmo.

En Europa, Morphy ya era considerado generalmente como campeón mundial. En París, en un banquete en su honor, el busto de Morphy, del sculptor Eugène-Louis Lequesne, fue coronado con laurel.

Morphy fue declarado por la reunión “el mejor ajedrecista que ha vivido nunca”. En otra reunión en Londres, a donde volvió en la primavera de 1859, Morphy fue proclamado de nuevo “campeón mundial”. Fue invitado también a asistir a una audiencia privada con la Reina Victoria. Morphy era tan dominante que ni los maestros le podían retar sin algún hándicap. En un partido simultáneo contra cinco maestros, Morphy ganó dos partidas contra Jules Arnous de Rivière y Henry Edward Bird, empató dos contra Samuel Boden y Johann Jacob Löwenthal, y perdió una contra Thomas Wilson Barnes.

Al regresar a América, los elogios continuaron mientras Morphy recorría las grandes ciudades en de camino a Nueva Orleans. En la Universidad de la Ciudad de Nueva York, el 29 de mayo de 1859, John Van Buren, hijo del ex-presidente Martin Van Buren, terminó su discurso proclamando, “Paul Morphy, campeón mundial de ajedrez.” En Boston, en un banquete al que asistían Henry Wadsworth Longfellow, Louis Agassiz, el alcalde Frederic W. Lincoln, Jr., el presidente de la Universidad de Harvard James Walker, y otras lumbreras, el Dr. Oliver Wendell Holmes brindó a por Paul Morphy, “el campeón mundial del ajedrez.” La fama de Morphy atrajo a empresarios que buscaban que les hiciera promoción. Varios periódicos le pidieron que escribiera columnas de sobre ajedrez, y nombraron un club de béisbol en su honor.

Habiendo vencido toda oposición seria, Morphy dijo que no jugaría más sin dar al menos el hándicap de peón y movimiento. Tras volver a casa se declaró jubilado del juego y, con pocas excepciones, abandonó la competición pública. Su naciente carrera de derecho fue interrumpida en 1861 por el arranque de la guerra de Secesión. Su hermano Edward se había sumado al ejército de la confederación, mientras su madre y sus hermanas emigraron a París. El servicio de Morphy en la guerra es una zona gris en la historia de su vida. Su biógrafo David Lawson dice “podría ser que formara parte del personal de Beauregard” (un general sureño). Lawson también relata una historia de un residente de Richmond en 1861 quien describe a Morphy como “oficial del personal de Beauregard”. Otras fuentes indican que el general consideraba a Morphy no cualificado, pero sí que Morphy le había solicitado. Durante la guerra vivió en Nueva Orleans y en el extranjero, pasando tiempo en Habana (1862, 1864) y París (1863, 1867).[15]

Morphy nunca logró tener éxito como abogado. Sus intentos de abrir un despacho fracasaron; cuando tenía visitantes, invariablemente querían hablar de ajedrez, no sus asuntos legales. Económicamente seguro gracias a la fortuna de su familia, Morphy esencialmente pasó el resto de su vida ocioso. Sus admiradores nunca dejaron de pedirle que volviera al ajedrez, pero lo rechazó.

De acuerdo con el sentimiento predominante del tiempo, Morphy consideraba el ajedrez como una actividad de aficionados, no una ocupación seria. Los profesionales del ajedrez eran vistos como jugadores. Pasarían décadas antes de que llegara la era del ajedrecista profesional.

La tarde del 10 de Julio de 1884, Morphy fue descubierto muerto en la bañera de su casa en Nueva Orleans a la edad de cuarenta y siete años. Según la autopsia, había sufrido una apoplejía provocada por entrar al agua después de un largo paseo en el al calor del mediodía. La mansión de los Morphy, vendida por la familia en 1891, se convirtió en el famoso restaurante Brennan’s.

Other Languages
العربية: بول مورفي
azərbaycanca: Pol Morfi
български: Пол Морфи
বাংলা: পল মর্ফি
català: Paul Morphy
čeština: Paul Morphy
Deutsch: Paul Morphy
Ελληνικά: Πωλ Μόρφυ
English: Paul Morphy
Esperanto: Paul Morphy
فارسی: پل مورفی
français: Paul Morphy
עברית: פול מורפי
hrvatski: Paul Morphy
magyar: Paul Morphy
Հայերեն: Պոլ Մորֆի
italiano: Paul Morphy
ქართული: პოლ მორფი
lietuvių: Paul Morphy
latviešu: Pols Morfijs
македонски: Пол Морфи
മലയാളം: പോൾ മോർഫി
Plattdüütsch: Paul Charles Morphy
Nederlands: Paul Morphy
norsk bokmål: Paul Morphy
polski: Paul Morphy
português: Paul Morphy
română: Paul Morphy
русский: Морфи, Пол
srpskohrvatski / српскохрватски: Paul Morphy
Simple English: Paul Morphy
slovenčina: Paul Morphy
српски / srpski: Пол Морфи
svenska: Paul Morphy
Türkçe: Paul Morphy
українська: Пол Морфі
Tiếng Việt: Paul Morphy