Pastafarismo

Pastafarismo
FSM Logo.svg
Fundador(es) Bobby Henderson
Deidad o deidades principales Monstruo del Espagueti Volador
Tipo Monoteísmo, religión paródica[3]
Escrituras sagradas Evangelio del Monstruo del Espagueti Volador
País o región de origen Bandera de Estados Unidos  Estados Unidos
[ editar datos en Wikidata]
Monstruo del Espagueti Volador de peluche.

El pastafarismo (neologismo derivado de « pasta» y « rastafarismo») o religión del Monstruo del Espagueti Volador (MEV o FSM en inglés) es un movimiento social, reconocido como religión oficial por algunos países,[7] surgido como protesta social en Estados Unidos para denunciar y oponerse a la difusión en las escuelas de la hipótesis del diseño inteligente, impulsada por sectores políticos y religiosos conservadores durante los mandatos del presidente George W. Bush, y a las corrientes de opinión que pretendían su equiparación con teorías aceptadas por la comunidad científica como la de la evolución biológica.

Los principios del pastafarismo fueron ideados por Bobby Henderson, licenciado en física de la Universidad Estatal de Oregón, para protestar por la decisión del Kansas State Board of Education (Consejo de Educación del Estado de Kansas) adoptada a finales de 2005 de permitir la enseñanza del diseño inteligente en las escuelas públicas como alternativa de la teoría de la evolución.[9] Al igual que el movimiento a favor del diseño inteligente, el ideario de Henderson emplea referencias ambiguas a un denominado Diseñador Inteligente no especificado, con el fin de evitar los mandatos judiciales que prohíben la enseñanza de la religión y el creacionismo en las clases de ciencia de los centros educativos públicos estadounidenses.

Henderson remitió una carta abierta al Consejo, en la que expresaba su fe en una deidad creadora sobrenatural, semejante a una enorme bola de espagueti con albóndigas.[11]

El movimiento alcanzó cierta popularidad gracias a su difusión por los medios de comunicación. Grupos de ateos y agnósticos, denominados «espagnósticos» por los pastafarianos, consideran el argumento del Monstruo del Espagueti Volador como una versión adaptada de las teorías de la tetera de Russell[12] o la del unicornio rosa invisible.

Historia

Antecedentes

En los Estados Unidos, donde existe separación entre Iglesia y Estado, está prohibido enseñar en las escuelas públicas la creencia teocéntrica del origen del universo tal como se predica en la Biblia.[13]

Sin embargo, en 1999, muchos grupos de presión fundamentalistas cristianos empezaron a argumentar que el evolucionismo debía ser considerado como una forma más de religión,[14] por lo que, para compensar, debía enseñarse también el creacionismo en los colegios públicos, como punto de vista alternativo. Al mismo tiempo, empezaron a abandonar el uso del término creacionismo en favor del de « diseño inteligente», en un intento de darle más legitimidad científica a la creación divina, pretendiendo equiparar su validez a la de las pruebas de la evolución, sin aludir a ninguna religión en concreto.

En 2004 el Consejo de Educación del Estado de Kansas, un organismo cuyos miembros son elegidos por votación popular y que decide las políticas educacionales de aquel Estado, ordenó a las escuelas estatales que en las clases de biología dedicaran la misma cantidad de horas lectivas al diseño inteligente y la teoría de la evolución darwiniana, ya que según su parecer ambas tenían la misma validez científica.

Orígenes

En junio de 2005, Bobby Henderson mandó una carta abierta[10] en la que protestaba por la norma que obligaba a impartir en clase el diseño inteligente y la evolución biológica en igualdad de condiciones, considerando que el primero era tan solo una manera encubierta de enseñar el creacionismo en la clase de biología sin mencionar de manera explícita la palabra « Dios». De esta manera, al no mencionarse a una deidad concreta, se respetaba la letra y se burlaba el espíritu de la ley que prohíbe la enseñanza de cualquier religión en los colegios públicos en Estados Unidos. Afirmando hablar tanto en su nombre como en el de otros diez millones de ciudadanos preocupados, pidió formalmente que su sarcástica reducción al absurdo, denominada «pastafarismo», recibiera el mismo trato, y que se enseñara su versión del diseño inteligente y no solo la incluida hasta entonces, para que se enseñara también como alternativa a la teoría de la evolución. Así expuso su teoría de que el universo fue creado por una especie de bola gigante de espagueti con albóndigas voladora, a la que llamó Monstruo del Espagueti Volador (Flying Spaghetti Monster), exigiendo que se le dedicara el mismo tiempo lectivo a la enseñanza de las tres teorías:

Creo que todos podemos esperar con entusiasmo el momento en que estas tres teorías reciban el mismo tiempo en nuestras clases de ciencia por todo el país, y finalmente el mundo; un tercio del tiempo para el «diseño inteligente», un tercio para el Monstruo del Espagueti Volador y un tercio para las conjeturas lógicas basadas en una abrumadora cantidad de pruebas observables.

Bobby Henderson[10]
Representación del Monstruo de Espagueti Volador entregando al capitán Mosey las tablas con los «Realmente preferiría que no» (mandamientos) en el monte Salsa.

Avisó de que, de no ser así, «se verían forzados a proceder con acciones legales». Poco después, su sarcástica carta recibió dos respuestas[15]

En los dos meses siguientes, a medida que el enfrentamiento entre Henderson y el Consejo fue ganando notoriedad, el tráfico en el sitio web del Monstruo del Espagueti Volador creció de manera constante. La popularidad del sitio se desató en agosto, cuando el Monstruo del Espagueti Volador apareció en varios blogs y sitios de noticias y humor de internet (como Boing Boing, Something Awful, Uncyclopedia y Fark.com), atraídos por el tono sarcástico del argumento de Henderson. Pronto le siguieron artículos en los principales medios de comunicación.[20] Y así el Monstruo del Espagueti Volador se convirtió en un símbolo de la lucha contra la enseñanza del diseño inteligente en los colegios públicos.

Motivaciones

El mismo Henderson se mostró muy sorprendido por el éxito de su argumento, declarando: «Escribí la carta principalmente para divertirme».[2]

En otra entrevista, Henderson declaró: «No tengo problemas con la religión. Con lo que tengo problemas es con la religión que pretende hacerse pasar por ciencia. Si existiera un Dios y fuera inteligente, creo que tendría mucho sentido del humor».[22]

Other Languages
asturianu: Pastafarismu
azərbaycanca: Pastafaryanizm
беларуская: Пастафарыянства
беларуская (тарашкевіца)‎: Пастафарыянства
български: Пастафарианство
brezhoneg: Pastafariegezh
català: Pastafarisme
Esperanto: Pastafaria
euskara: Pastafarismo
français: Pastafarisme
galego: Pastafarismo
lumbaart: Pastafarianesim
occitan: Pastafarisme
português: Pastafarianismo
Türkçe: Pastafaryanizm
татарча/tatarça: Пастафарианлык