Pasión de gavilanes

Pasión de gavilanes es una telenovela colombiana, escrita por Julio Jiménez, en el año 2003, producida por RTI Televisión, para Caracol Televisión y Telemundo.

Está protagonizada por Danna García y Mario Cimarro, con Paola Rey, Juan Alfonso Baptista, Natasha Klauss y Michel Brown. Cuenta con las participaciones antagónicas de Kristina Lilley, Juan Pablo Shuk y Lorena Meritano.

Es una adaptación de la telenovela colombiana Las aguas mansas, producida en el año 1994, original de R.T.I. Producciones y del mismo escritor.

Sinopsis

Relata la historia de amor y desamor de los hermanos Reyes y las hermanas Elizondo.

Bernardo Elizondo es propietario de una hacienda, en la que vive con su mujer, doña Gabriela, y sus hijas ya mayores, Norma, Jimena y Sara (a quien cariñosamente apodan Sarita), el marido de su hija Norma, Fernando Escandón y su suegro, don Martín Acevedo, un militar retirado y que está paralítico. El matrimonio de Norma y Fernando fue arreglado por doña Gabriela para ocultar que Norma había sido víctima de una violación, pero el matrimonio es sólo de nombre y no se ha consumado, debido al trauma de ella. A parte de eso, Gabriela está enamorada de Fernando, por lo que obliga a su hija a casarse con él para tenerlo cerca.

Aunque Bernardo está enamorado de Libia Reyes, una humilde jovencita, sabe que no podría casarse con ella, ya que Gabriela, una mujer bastante déspota y muy chapada a la antigua, nunca le daría el divorcio. De todas formas, sí está decidido a romper con todo para poder vivir su amor por Libia, y decide presentarse formalmente ante los hermanos de la joven, Juan, Óscar y Franco Reyes, quienes no apoyaban la relación pero la aprueban, ya que de eso depende la felicidad de su hermana. Desgraciadamente, Bernardo tiene un accidente de caballo y muere.

Al tiempo, Libia descubre que está embarazada y se entera de que Bernardo ha muerto, por lo que decide ir a la casa de los Elizondo convencida por su vecina, la frutera Hortencia y sus hijos quienes la llevan a la hacienda para reclamar dinero, aunque ella tiene miedo y no está convencida si ir. Cuando llega a casa de los Elizondo, doña Gabriela la humilla y desprecia ante toda su familia. Libia huye desesperada y se suicida tirándose de un puente.

Cuando los hermanos Reyes se enteran de todo, juran vengar la muerte de su hermana y se dirigen a la hacienda de los Elizondo, pero no encuentran a doña Gabriela, por lo que deciden quedarse en la hacienda, haciéndose pasar por unos albañiles que doña Gabriela ha contratado para construir una cabaña para Norma y Fernando. Esto lo consiguen gracias a la ama de llaves de los Elizondo, Eva Rodríguez, que también quiere vengarse de Gabriela por haberla obligado a renunciar a su única hija, Ruth, al haberla tenido siendo soltera y no tener recursos para mantenerla. Mientras, la joven ha crecido como hija de Raquel y Calixto Uribe; Raquel es una anciana adinerada y es la mejor amiga de Gabriela.

Al conocer a las hermanas Elizondo, Óscar Reyes pretende convencer a sus hermanos de que cambien sus planes de venganza y que seduzcan a las hermanas Elizondo, para pagarles con la misma moneda, aunque lo que en realidad pretende es hacerse con el dinero de los Elizondo para mejorar su situación. Su hermano Juan no está muy de acuerdo con sus planes pero cuando conoce a Norma Elizondo cambia de opinión, porque se sienten al instante atraídos el uno por el otro. Esa atracción hace que Juan olvide totalmente sus planes de venganza, pero la pareja encontrará multitud de obstáculos en su camino que deberán superar. Con el tiempo Norma queda embarazada de Juan, y decide ocultar al verdadero padre de su hijo, pues Fernando y Sarita, quienes aborrecen totalmente a Juan, saben toda la verdad, y no le queda más opción que callar.

Franco tiene una relación con una hermosa mujer llamada Rosario Montes, quien es cantante del Bar Alcalá y es explotada y maltratada por su representante y amante, Armando Navarro. En cambio, Óscar queda envuelto en la telaraña de su venganza al enamorarse de Jimena. Ambos se atraen y un día, por decisión de los dos, se casan a escondidas, cosa que causa un gran revuelo a la familia Elizondo. Luego de que ambos empiezan a vivir juntos en la casa de el y sus hermanos, Gabriela descubre que Juan es el verdadero padre del hijo que espera Norma, y posteriormente ambas hermanas descubren que los Reyes son en realidad hermanos de Libia, y las enamoraron por venganza a la muerte de su hermana, por lo que deciden dejarlos para siempre y regresar con su familia.

Por otro lado, Franco está dolido, puesto que Rosario lo engaña y se casa con Armando Navarro. A él sin importarle nada de la vida, se casa con Eduvina Trueba, una señora ya mayor y dueña de una hacienda, muchas empresas y con mucho dinero. El mismo día de la boda ella muere, dejando a Franco como dueño de todos sus bienes. Meses después Franco se encuentra con Sara Elizondo, una mujer que lo odia hasta las entrañas (al menos eso dice ella); luego de tantas peleas poco a poco él se va enamorando de ella, y con ella no era necesario, ya lo estaba.

Todos ellos tienen su historia; y cada pareja luchará por un mismo fin: estar juntos; pero primero se tienen que enfrentar a las oposiciones de sus enemigos, empezando por doña Gabriela que los detesta; también está Fernando, que odia también a los Reyes, especialmente a Juan, pues le quitó a su esposa Norma, causando su divorcio; Dínora Rosales, una mujer obsesionada con Juan y que se convierte en la rival de Norma; Armando, que jura vengarse de Franco por estar con Rosario, y también Rosario, ya que su obsesión por Franco hace lo que sea por separarlo de Sara. Tras muchas peleas y desilusiones, las tres parejas deciden ser felices y vivir su idilio.

Por otro lado, los Reyes forjan una fuerte amistad con Ruth, que guarda un parecido sorprendente con su fallecida hermana Libia (más tarde se descubre que tal semejanza se debe a que eran primas, y por tanto, Ruth lo es también de los hermanos Reyes). Pruebas de esta amistad se presentan cuando Ruth descubre sus orígenes y huye de casa, siendo acogida por los Reyes en su hacienda. Dínora se vuelve loca debido a su obsesión por Juan y lo secuestra, mientras Ruth decide salvarlo y ambos regresan a la hacienda de los Reyes. Posteriormente se entera de que Eva es su verdadera madre y deciden iniciar una relación de madre e hija.

Gabriela, tras decepcionarse de Sarita, quien fuese su última esperanza de una hija ejemplar, decide casarse con Fernando, a pesar de la oposición de sus hijas y de Don Martín. Fernando poco a poco va ganando terreno en la hacienda, destruyéndola, y empieza a manipular a su antojo a Gabriela. Tanto así, que en una fuerte discusión de Fernando con Jimena, éste intenta abusar de ella, pero su madre no cree en sus acusaciones y la obliga a marcharse de la hacienda. Óscar se entera de todo, y decide brindarle una paliza a Fernando, lo que aumenta más la tensión entre Gabriela y Fernando, con los hermanos Reyes.

Entre tanto, Norma descubre que Fernando engaña a su madre, pero ella nuevamente no cree en las acusaciones. Fernando tiene una fuerte pelea con Norma en el balcón de la hacienda, y esta al intentar defenderse de el, lo empuja, lo que la obliga a salir con su hijo de la hacienda e irse a vivir con Juan, con quien posteriormente se casa en una pequeña capilla.

Etapa final

Una noche, Sara decide seguir a Fernando para demostrarle a su madre que no es el tipo que piensa, y descubre que Fernando tiene una amante viviendo en una pequeña cabaña en las afueras de la región. En eso, Gabriela decide acompañarla otra noche y descubren que la mujer con la que la engaña Fernando, es Dínora Rosales, pero decide enfrentarlo por si misma y denuncia a Dínora ante la policía.

Fernando y Dínora, obsesionados por el dinero y habiendo fracasado su plan de separar a Juan y Norma, secuestran a Gabriela en su propia hacienda y la obligan a sacar a Sarita de la misma, para luego encerrarla en el sótano, y recluyen en un psiquiátrico a Don Martín sin imaginar lo que se les viene.

Raquel, tras no saber nada de Gabriela por varios días, decide ir a la hacienda y descubre que se encontraba secuestrada en el sótano, y al intentar escapar de la hacienda para ir a contar lo sucedido a la policía, Fernando y Dínora mandan a los secuaces de Armando Navarro, quien también es cómplice de todo, para que los atrapen y, en la persecución, Raquel toma el volante y decide chocar su auto con el de los guardaespaldas de Armando, causando una explosión en la que Raquel, su esposo Calixto, su chófer Guadalupe y los dos guardaespaldas de Armando mueren.

En el transcurso de los días, el abogado de Raquel lee su testamento, en el que dice que sus propiedades, sus acciones, sus otras cuentas y toda su fortuna pasen a manos de Eva Rodríguez, la verdadera madre de Ruth. Martín conoce a la señora Hortencia, que estaba recluida en el sanatorio y escapan para darle aviso a los demás sobre lo que pasa en la hacienda.

Juan, al enterarse de que Gabriela estaba secuestrada, decide ir a salvarla sin avisar a nadie, pero termina siendo secuestrado junto con Gabriela. En eso, llega la policía y rodea la casa, pero Fernando y Dínora usan de rehenes a Juan y Gabriela para que no los arresten. Armando, quien también se encontraba en la hacienda al momento del operativo, decide salir a negociar con las autoridades, pero se vuelve loco y decide asesinar a Franco Reyes. Rosario se interpone y recibe el disparo, mientras los policías asesinan a Armando. Mientras tanto, Rosario logra sobrevivir en el hospital y pide perdón a Franco y Sara por todo el daño causado.

Luego de que Franco pagara la suma que Fernando y Dínora le habían pedido por el rescate de Juan y Gabriela, deciden escapar en medio de una balacera con los rehenes y en el camino Dínora decide buscar refugio en la selva pantanosa. En la selva, Gabriela se disculpa con Juan por todo el daño que le ha causado a el y a sus hermanos.

Cuando la policía y los Reyes se enteran de que Juan y Gabriela están en la selva pantanosa, deciden contactar con el tío de los Reyes, Aníbal Guerrero, que cuando llega se encuentra con Eva, con quien mantenía una relación, y resulta ser padre de Ruth.

Dínora decide seducir a Juan, pero este la aleja provocando una pelea la cuál hace que los dos se revuelquen en el lodo, provocando que a Dínora le muerda una serpiente venenosa. Posteriormente, Fernando asesina a Dínora, ya que esta se le tira encima delirando por el veneno, y su cuerpo cae hacia el pantano.

En ese momento Juan y Gabriela se separan de Fernando y encuentran la salida pero en eso llega este y le dispara a Gabriela. Cuando quiere dispararle a Juan, Fernando cae a las arenas movedizas; entonces le pide ayuda a Juan inútilmente y muere. Posteriormente todos son rescatados, y Gabriela acepta la relación de sus hijas con los Reyes, y decide levantar la cerca que divide ambas haciendas. Franco y Sara, por fin en paz, deciden casarse.

En las escenas finales se puede ver como Rosario canta en el Bar Alcalá, y a los tres hermanos y las tres hermanas cabalgando juntos en el campo. Y finalmente todos pudieron vivir felices sin preocupaciones.

Other Languages
Ελληνικά: Κρυφά πάθη
hrvatski: Osveta ljubavi
Bahasa Indonesia: Pasión de Gavilanes
македонски: Скриени страсти
română: Jurământul
srpskohrvatski / српскохрватски: Pasión de gavilanes
slovenčina: Skrytá vášeň
српски / srpski: Скривене страсти
Tiếng Việt: Pasión de Gavilanes