Partidos políticos de México

Los partidos políticos de México se dividen según el interés político tradicional formando tres grupos: Derecha, Centro e Izquierda, existiendo en cada uno de estos apartados uno de los tres grandes partidos, aunque algunos han fluctuado entre la derecha y el centro según la etapa histórica de la que estemos hablando. También los podemos dividir según su historia y su importancia política en tres sectores, que serían los tres grandes partidos históricos, que se disputan las preferencias electorales y que los tres ocupan gubernaturas estatales. Los partidos medianos, de más reciente formación, y con presencia en el Congreso de la Unión y en gobiernos municipales, y finalmente los partidos pequeños de reciente formación. Con la integración de 3 nuevos partidos políticos que se mencionarán posteriormente, los partidos para seguir teniendo su registro deberán tener por lo menos 3% de los votos y tener al menos unos 200 608 afiliados si quieren mantener el registro.[1]

Legislación

Los partidos con presencia en el Congreso de la Unión y en los congresos locales de los estados a nivel nacional en las elecciones presidenciales, estatales y municipales. El órgano rector de los partidos políticos y de todo el sistema electoral en México es el Instituto Nacional Electoral (INE), un órgano descentralizado e independiente manejado por un consejo ciudadano en el que el gobierno no tiene intervención. El INE organiza las elecciones nacionales, otorga registro a candidatos y partidos políticos y define todo la política electoral del país.

Naturaleza Jurídica

Los partidos políticos en México son entidades de interés público, así reconocidos en el párrafo I del artículo 41 de la Constitución Política de los Estados Unidos Méxicanos, el cual se encuentran regulados, en la Ley General de Partidos Políticos. Dicha ley establece, que los partidos políticos cuentan con personalidad jurídica y patrimonio propio y tienen como finalidad, promover la participación del pueblo en la vida democrática, contribuir a la integración de los órganos de representación política y, como organización de ciudadanos, hacer posible el acceso de éstos al ejercicio del poder público. En México, la afiliación a un partido, es de manera libre e individual, queda prohibido la intervención de organizaciones civiles, sociales o gremiales, nacionales o extranjeras; las organizaciones con objeto social diferente a la creación de partidos, y cualquier otro tipo de afiliación corporativa.

Requisitos para la creación de un Partido Político Nacional

El sistema de ingreso de partidos políticos a los procesos electorales en México es sexenal, es decir, no es el momento en que una organización de los ciudadanos manifiesten su consentimiento de crear un partido político, sino que necesariamente, ese consentimiento de conformar un nuevo partido, debe ser, coincidente, con la convocatoria que cada seis años, la autoridad electoral emita. Los requisitos para conformar un nuevo partido son: 1. La celebración de asambleas, por lo menos en veinte entidades federativas o en doscientos distritos electorales, en presencia de funcionario del Instituto Nacional Electoral. Dichas asambleas, si son en entidades federativas, deberán asistir por lo menos 3,000 personas, pero si son distritales, deberán ser por lo menos 300; sin embargo, la suma de los asistentes a todas esas asambleas, en ningún caso debe ser inferior, al 0.26% de las personas inscritas en el padrón electoral.