Partidos políticos de Bolivia

Los partidos políticos de Bolivia o sistema político se dividen en tres grupos: izquierda, centro y derecha, existiendo distintas tendencias dentro de estos grupos como radicales, extremistas, moderados, indigenistas, entre otros. Al igual que en muchos países de América Latina el caudillismo, el populismo y la emergencia de movimientos sociales de obreros y campesinos han sido factores que dieron origen a las organizaciones políticas.

La Constitución Política del Estado de Bolivia de 2009 establece que los candidatos a cargos públicos a ser electos son postulados por organizaciones indígenas, agrupaciones ciudadanas (modalidad incorporada en la Ley de Agrupaciones Ciudadanas de 2004) y partidos políticos. Todas estas organizaciones políticas deben elegir a sus dirigentes y candidatos mediante elecciones democráticas internas que son fiscalizadas por el Órgano Electoral y que garantizan la igual participación de hombres y mujeres.[1]

Historia de los partidos políticos en Bolivia

Independencia y caudillismo

En el ámbito normativo, en Bolivia ha regido la democracia indirecta o representativa desde la promulgación de la ley del 13 de agosto de 1825. Sin embargo, desde su fundación en dicho año y hasta el inicio de la Guerra del Pacífico en 1879, el país no contó con un sistema de partidos políticos. En este periodo de inestabilidad política, la Presidencia se definía a través de votaciones en el Congreso, derrocamientos encabezados por caudillos militares o elecciones esporádicas en las que la participación era restringida según la condición económica y social de las personas y en las que se postulaban representantes de la aristocracia o militares populistas.

Gobiernos del Partido Conservador

Tras la derrota en la Guerra del Pacífico la élite dominante decidió organizar la nación sobre el modelo demoliberal y tomar directamente las riendas del poder. Así nació lo que se ha denominado el estado oligárquico. Este cambio tenía que ver con la consolidación del poder minero de la plata.

Este momento coincide con el nacimiento de los partidos políticos como estructuras organizadas. El gran ideólogo del periodo es Eliodoro Camacho que estableció de manera orgánica los principios del ideario liberal, que serían la base ideológica de los partidos hasta la Guerra del Chaco. Libertad política, económica e individual era el trípode de esas ideas. La confrontación entre el Partido Liberal y el Partido Conservador era de grupos de poder y de región. Los conservadores llegaron a la Presidencia bajo dos facciones: Gregorio Pacheco (1884-1888) con el Partido Demócrata y Aniceto Arce (1888-1892), Mariano Baptista (1892-1896) y Severo Fernández Alonso (1896-1899) con el Partido Constitucional.[2]

La pugna política entre conservadores y liberales se define tras la Guerra Federal de 1898 que concluye con la victoria de los liberales y el traslado de la sede de gobierno de Sucre a La Paz.

Los hechos más importantes de este periodo fueron: la política de expoliación de tierras indígenas, la importación de capital y tecnología, la modernización urbana a partir de la llegada del ferrocarril, la energía eléctrica y el telégrafo, la inserción boliviana en el mercado internacional con la primera ley de bancos, la vinculación caminera, la instalación de la primera línea telefónica.[3]

Gobiernos del Partido Liberal

José Manuel Pando abrió el ciclo de gobiernos liberales (1900-1920), con una mentalidad modernizadora que marcó una nueva preminencia de la economía y de la geopolítica interna de Bolivia, estableciendo el liderazgo de La Paz que tendría vigencia a lo largo de todo el siglo XX. Este periodo se caracteriza por el colapso de la minería boliviana de la plata y, en paralelo, el auge del estaño y los usos múltiples de este producto en el mundo. En dos décadas los llamados barones del estaño Simón Patiño, Carlos Víctor Aramayo y Mauricio Hoschild, se convirtieron en un poder económico y político decisivo en el país. Fueron Presidentes de Bolivia por el Partido Liberal: Narciso Campero (1880-1884), José Manuel Pando (1899-1904), Ismael Montes (1904-1909 y 1913-1917), José Gutiérrez Guerra (1917-1920) y Jose Luis Tejada Sorzano (1934-1936).[4]

Entre los principales hechos de este periodo se destacan: la firma del Tratado de 1904 que pone fin a la contienda bélica entre Chile y Bolivia y define la mediterraneidad de este último, sucesivos superávits por el crecimiento de las exportaciones, modernización del ejército, la expoliación de tierras comunitarias y el crecimiento del latifundio, obras de integración vial y la firma del primer contrato de concesión de áreas para la explotación petrolera con la norteamericana Richmond Levering en el departamento de Santa Cruz.[5]

Revolución del 52

Los partidos políticos que gobernaron el país desde la Revolución Nacional de 1952 fueron el MNR, ADN, FSB y MIR, entre los más destacados, con interrupciones por golpes militares.

Siglo XXI

El 2002 el escenario político se configuró de la siguiente forma: a la izquierda el Movimiento al Socialismo (MAS), en el centro Unidad Nacional (UN), en la centroderecha el Movimiento Sin Miedo (MSM), y en la derecha Poder Democrático Social (Podemos), Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN) y el histórico Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR).

La composición del actual sistema político boliviano es reciente debido a que a inicios del siglo XXI los partidos políticos que gobernaron el país desde la Revolución de 1952 perdieron credibilidad y sufrieron un desgaste que los llevó prácticamente a la desaparición. Sin embargo, varios de ellos (MNR, ADN, PDC) han reaparecido a inicios de los años 2010.

Poco a poco, el MAS ha crecido bastante en apoyo popular, pero siempre ha habido diferentes agrupaciones que han hecho frente al partido, podemos mencionar en el año 2009, Plan Progreso para Bolivia-Convergencia Nacional (PPB-CN) y el año 2014, la unión de dos agrupaciones, que fueron MDS y UN, que formaron la agrupación Unidad Demócrata (UD).

Hoy en día, la primera fuerza política del país es el MAS, seguido por el MDS.[ cita requerida]

Other Languages