Partidos políticos de Alemania

Desde la fundación de la República Federal de Alemania en 1949, en Alemania los partidos políticos están reconocidos en la Constitución alemana. De esta forma se refuerza a estas instituciones como garantes de la democracia.

En la actual legislatura, existen cuatro fuerzas políticas con representación en el parlamento alemán ( Bundestag): la Unión —que incluye a la Unión Demócrata Cristiana (Christlich-Demokratische Union, CDU) y la Unión Social Cristiana (Christlich-Soziale Union, CSU, que sólo existe en Baviera)—, de centro-derecha; el Partido Socialdemócrata de Alemania (Sozialdemokratische Partei Deutschlands, SPD), de centro-izquierda; el partido La Izquierda (Die Linke), poscomunista; y Alianza 90/Los Verdes (Bündnis 90 / Die Grünen), ecologista y liberal de izquierdas.

Sin embargo desde su fundación y hasta el 2013 el Partido Democrático Libre (liberal, de centroderecha) tuvo representación en el Bundestag e incluso formó parte de coaliciones de gobierno en varias ocasiones.

El sistema electoral alemán, basado sobre todo en el escrutinio proporcional, sólo admite representación parlamentaria a los partidos que hayan obtenido al menos un 5% del total de los votos. Esto ha garantizado un notable grado de estabilidad en el sistema de partidos a lo largo de la historia de la República Federal, aunque también permitió el establecimiento de nuevas fuerzas políticas. Así, el sistema de tres partidos (los dos "grandes", CDU/CSU y SPD, y el "pequeño" FDP) existente desde inicios de los años 60, fue sustituido por uno de cuatro partidos (CDU/CSU, SPD, FDP, Verdes) desde los 80. Finalmente, desde las elecciones de 2005, el sistema de partidos volvió a ampliarse con la consolidación de La Izquierda como quinto partido.

Aparte de estas formaciones, en la actualidad sólo unas pocas fuerzas más tienen una cierta relevancia en la política alemana, a través de su representación en los parlamentos regionales.

A causa del papel central de los partidos en la vida política, un partido político alemán sólo pueden ser prohibido si el Tribunal Constitucional Federal concluye que persigue la abolición del "orden fundamental liberal-democrático" de la República Federal. Desde 1949, sólo dos partidos alemanes fueron prohibidos: el Partido Socialista del Reich, de ideología nacionalsocialista, en 1952, y el Partido Comunista de Alemania en 1956.

Según la Ley de Partidos de 1967, los partidos políticos tienen determinadas funciones, algunas irrenunciables, dentro de las cuales estarían: el reclutamiento de políticos, formación de gobierno, agregación y articulación de intereses y oponiones. un partido que no concurra durante seis años seguidos a unas elecciones generales o de Land, pierde su condición. Deben de tener estos un carácter de democracia defensiva, esta característica se ve en la autorización para crear partidos políticos otorgada por las fuerzas de ocupación aliadas, que solo concedieron la autorización a los partidos políticos que se habían caracterizado como antifascistas. En los años 90, se habla de "enojo político" que se caracteriza por el creciente descontento ciudadano con los partidos políticos, con el consiguiente descenso de la participación electoral.

La construcción del sistema de partidos alemán es fruto de un conjunto de conflictos (burgueses y obreros, mundo agrario y mundo industrial...) y de estos conflictos salen los principales partidos. En la actualidad están representados parlamentariamente cinco grandes partidos. Este sistema de partidos se desarrolló bajo el control de las potencias de ocupación. Hubo continuidad con lo que representaba la historia de Alemania, pero hubo algunas diferencias respecto a la República de Wiemar. Las tendencias federalizantes condujeron a la formación de partidos regionalistas.

La nivelación social alcanzada por el desarrollo económico de posguerra, permitió una concentración del voto en tres partidos (CDU,SPD, FDP). El carácter de la RFA como país frontera con el este de Europa limitaba las posibilidades de un radicalismo de izquierdas. La señal característica del sistema de partidos alemán es la idea de una gran coalición entre las dos principales fuerzas políticas. Esto se dio en 1966 para evitar la ingobernabilidad y también en 2006. Esto se logra gracias a la des-ideologización de partidos. Las razones para poner esto en marcha fueron mayoritariamente económicas.

Partidos con representación en el Bundestag

Unión Demócrata Cristiana (Christlich-Demokratische Union, CDU)

Es un partido de tendencia liberal-conservadora y democristiana. Se presenta en todo el país, a excepción del estado federado de Baviera, donde existe su partido ahermanado CSU. Fundada después de la Segunda Guerra Mundial, la CDU se basó sobre todo en el electorado del anterior Partido de Centro (un partido católico de la República de Weimar), pero consiguió abrirse también al electorado conservador protestante. Desde los años 80 ha ido acercándose a posiciones más liberales tanto en política social como económica. La CDU es el partido que durante más tiempo ha gobernado en Alemania, poniendo los cancilleres Konrad Adenauer (1949-1963), Ludwig Erhard (1963-1966), Kurt Georg Kiesinger (1966-1969), Helmut Kohl (1982-1998) y Angela Merkel (desde 2005). Esta última también es la actual presidenta del partido. En las elecciones de 2013, la CDU obtuvo el 34.1% de los votos (255 escaños). A escala europea pertenece al Partido Popular Europeo y tiene 29 escaños en el Parlamento Europeo. Su fundación es la Fundación Konrad Adenauer. Se los representa con el color negro.

Unión Social Cristiana de Baviera (Christlich-Soziale Union in Bayern, CSU)

Es un partido democristiano y regionalista de Baviera. Mientras la CSU sólo se presenta en el estado federado de Baviera, la CDU está presente en todo el resto del país. De ideología similar, la CSU recogió además buena parte del regionalismo bávaro. Esto le permitió gobernar este estado federado con mayoría absoluta casi ininterrumpidamente desde el final de la Segunda Guerra Mundial, logrando hasta el 60,7% de votos en las elecciones regionales de 2003. Sin embargo, en las elecciones bávaras de 2008 cayó al 43%, lo cual supuso la pérdida de la mayoría absoluta, por primera vez en más de cuarenta años, aunque logró recuperarla en las elecciones regionales de 2013. Actualmente, el presidente del partido es Horst Seehofer. En las elecciones al Bundestag de 2013, donde CDU y CSU forman un grupo conjunto, la CSU consiguió alrededor del 50% de los votos bávaros, correspondiendo al 8,5% de los votos totales (56 escaños). A escala europea, pertenece al Partido Popular Europeo y tiene 5 eurodiputados. Su fundación es la Fundación Hanns Seidel.

Partido Socialdemócrata de Alemania (Sozialdemokratische Partei Deutschlands, SPD)

Es la mayor fuerza alemana de centro-izquierda. Con sus partidos predecesores, existe desde 1863 siendo el partido más antiguo de Alemania y uno de los primeros de la socialdemocracia internacional. Prohibido durante el nacionalsocialismo y refundado después de la Segunda Guerra Mundial, el SPD evolucionó hacia el centro político sobre todo a partir de su programa de Bad Godesberg en 1959, en el que renunció a la dogmática marxista. Desde 2003, el SPD llevó adelante la llamada Agenda 2010, unas reformas socioeconómicas de corte neoliberal que provocaron una escisión de su ala izquierda. El SPD puso los cancilleres Willy Brandt (1969-1974), Helmut Schmidt (1974-1982) y Gerhard Schröder (1998-2005) y participó como socio minoritario en gobiernos de gran coalición en 1966-1969 y 2005-2009. El líder actual del partido es Peer Steinbrück. En las elecciones federales de 2013, obtuvo el 25.7% de los votos (193 escaños). Pertenece al Partido Socialista Europeo y tiene 27 eurodiputados. Su fundación es la Fundación Friedrich Ebert. Se los representa con el color rojo.

La Izquierda (Die Linke, LINKE)

Es un partido poscomunista, surgido en 2007 por la fusión entre el Partido de la Izquierda (Die Linkspartei) —partido heredero del antiguo Partido Socialista Unificado de la RDA— y la WASG, un grupo escindido del ala izquierda del SPD. Mientras el Partido de la Izquierda —previamente conocido como Partido del Socialismo Democrático (PDS)— siempre había sido uno de los partidos más votados en el este de Alemania desde 1990, sólo logró consolidarse en el oeste del país poco antes de la fusión con la WASG. Los líderes del partido son Katja Kipping y Bernd Riexinger. En las elecciones federales de 2013, obtuvo el 8,6% de los votos (64 escaños). A escala europea La Izquierda es miembro del Partido de la Izquierda Europea y tiene 7 escaños en el Parlamento Europeo. Su fundación es la Fundación Rosa Luxemburgo.

Los Verdes (Die Grünen, GRÜNE)

Surgió en 1980, representando sobre todo a los "nuevos movimientos sociales" nacidos en Alemania durante los años setenta: el ecologismo, el pacifismo, el feminismo, etc. Después de la reunificación alemana en 1990, fusionaron con el movimiento de derechos civiles de la Alemania oriental Alianza 90, rebautozándose como Alianza 90 / Los Verdes (Bündnis 90 / Die Grünen). Sin embargo, Los Verdes siguen siendo un partido votado mayoritariamente en el oeste del país. De sus orígenes en la izquierda radical, en la actualidad se han acercado al centro del espectro político alemán, participando en el gobierno federal de 1998 a 2005. Combinan el ecologismo con posiciones liberales en derechos civiles. Tradicionalmente, Los Verdes tienen dos presidentes para garantizar la paridad de género. En la actualidad, son Simone Peter y Cem Özdemir. En las elecciones federales de 2013, Los Verdes consiguieron el 8.4% de votos (63 escaños); a escala europea pertenecen al Partido Verde Europeo y tienen 11 diputados en el Parlamento Europeo. Su fundación es la Fundación Heinrich Böll. Se los representa con el color verde.

Fundaciones políticas alemanas

Todo partido político alemán con representación en el Bundestag se vuelve acreedor al derecho de crear una fundación política financiada por el Estado que promueva los valores democráticos y su propia ideología política internacionalmente. Los seis partidos principales del país tienen una cada uno. El presupuesto de las mismas es proporcional a su tamaño en el Parlamento.

Other Languages