Partido Socialista Auténtico (Argentina)

Partido Socialista Auténtico
Partido Socialista Auténtico.jpg
Secretario/a general Mario Mazzitelli
Fundación 14 de diciembre de 1982
Ideología Socialismo democrático
Posición Izquierda
Coalición Progresistas
Sede Sarandí 56, Bandera de la Ciudad de Buenos Aires.svg  Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Flag of Argentina.svg  Argentina
Sitio web PSA.org.ar
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Socialista Auténtico (PSA), es un partido político argentino originado en una de las dos ramas de la más importante división que sufrió el Partido Socialista en la Argentina luego del Congreso celebrado en Rosario en 1958. la división obligaba a distinguir al grupo PS (Secretaria Muñiz) del PS (Secretaria Solari). Luego vinieron los aditamentos: el primero se llamó PS Argentino y el otro PS Democrático.

Actualmente forma parte del frente Progresistas.

Historia

División

No se trataba de una cuestión de rótulos. Había una diferente comprensión de la realidad latinoamericana, del problema imperialista, de los fenómenos de masas en la historia argentina, del papel del Estado en los países dependientes. La contradicción hizo crisis en 1958 y el viejo tronco partidario se escindió en el Partido Socialista Argentino (PSA) y el Partido Socialista Democrático (PSD). El transcurso del tiempo ahondó las diferencias.

En el PSD se alinearon los herederos naturales de la vieja conducción impuesta por Nicolás Repetto después de la muerte de Justo. Su principal figura –además de la presencia patriarcal de Repetto- era Américo Ghioldi, brillante orador y eximio parlamentario de la década de 1930. Junto a él estrecharon filas antiguos dirigentes como Jacinto Oddone, Teodoro Brinzini y Juan Antonio Solari.

En el PSA se reagruparon los iniciadores de la nueva línea, cuya primera piedra había sido lanzada por Julio V. González en el congreso celebrado en Mar del Plata en 1950, al enfrentarse en una dura polémica con Ghioldi. Muerto González esa bandera sería recogida por Alicia Moreau de Justo, Carlos Sánchez Viamonte, Ramón A. Muñiz, Emilio Carreira y José Luis Romero, quienes constituyeron el PSA contando con la adhesión de Alfredo Palacios.

Esta ruptura, la más importante en la historia del partido, se produjo luego del Congreso celebrado en Rosario en 1958. Para el tradicional electorado socialista la confusión fue tremenda, pues la división obligaba al principio a distinguir a un grupo como PS (Secretaria Muñiz) y al otro PS (Secretaria Solari). Luego vinieron los aditamentos: el primero se llamó PS Argentino y el otro PS Democrático.

El Partido Socialista Argentino levantó la bandera de su “recuperación para la clase trabajadora” y en 1961 en la Capital Federal obtuvo 315.646 votos que llevaron a la Cámara de Senadores a Alfredo Palacios. Sin embargo, ese mismo año, nuevas disidencias afloraron. La Revolución Cubana y el movimiento obrero, enrolado en el peronismo, actúan para definir las posiciones. Se separa un importante sector del PSA, que constituye el Partido Socialista de Vanguardia, el que entra en rápida disgregación. Afectado por grandes divergencias ideológicas y tácticas sus integrantes se dispersan: unos van al peronismo, otros ingresan al Partido Comunista, otros crean el Partido de la Vanguardia Popular y otros se apartan de la actividad política.

En 1963 Alfredo Palacios, accede –por última vez- al Congreso Nacional, encabezando nuevamente las listas del PS Argentino, esta vez como diputado. Con esa investidura moriría el 20 de abril de 1965 y sus restos serían velados en el Salón Azul del Parlamento, donde desfilaron para despedirlo sus millares de seguidores.

En 1965 el PS Argentino sufre una nueva escisión y se crea el PS Argentino (Sec. Coral). Este partido a inicios de la década del 70, realizó acuerdos con otros grupos políticos para formar el Partido Socialista de los Trabajadores (PST). El PST se reconstruyó después de la dictadura de 1976, como Movimiento al Socialismo; él MAS a su vez se escindió en diversos núcleos, siendo los más importantes, el propio MAS, El Movimiento Socialista de los Trabajadores y el Partido de los Trabajadores Socialistas.

Nace el Partido Socialista Popular

Por su parte el PS Argentino (Sec. Jorge Selser), sin haber obtenido su personería como partido nacional, realizó en abril de 1972 una alianza con el Movimiento de Acción Popular Argentino (MAPA) y los grupos Evolución y Militancia Popular; dicho acuerdo dio origen al Partido Socialista Popular. El PSP sufrió tempranamente su primera escisión cuando el mencionado Jorge Selser y Simón Lázara, entre otros dirigentes conformaron el Movimiento Socialista de Liberación Nacional, que se incorporó al FREJULI impulsado por Juan Domingo Perón. El MSLN se dividió a su vez, dando origen al Partido Socialista Unificado, conducido por Simón Lázara.

Luego de que el Partido Socialista Popular obtuviese su personería como partido nacional, estalló en 1974 un conflicto entre el sector proveniente del PS Argentino y el sector originario en el MAPA. De esta forma el Partido Socialista Popular quedó dividido en PSP –Secretaria García Costa- (PSA) y PSP –Secretaria Estévez Boero- (MAPA).

Surge el Partido Socialista Auténtico

Militantes del PSA durante una manifestación en el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia.

En 1982, el sector del Partido Socialista Argentino conducido por Víctor García Costa, decidió recuperar la sigla partidaria (PSA) y constituirse como Partido Socialista Auténtico. En dicho año, coexistieron, con idéntico origen en el PS Argentino, el Partido Socialista Unificado y la Confederación Socialista Argentina. La Confederación Socialista que dirigía la Dra. Alicia Moreau de Justo, había surgido como reagrupamiento de dirigentes y militantes socialistas que habían quedado al margen de las otras estructuras partidarias.

A partir de su aparición el Partido Socialista Auténtico inició una política tendiente a la reunificación de los sectores provenientes del PS Argentino; dichas gestiones terminaron exitosamente en 1984 al realizarse un Congreso de Unidad entre el PS Auténtico, el PS Unificado y la Confederación Socialista Argentina. El PSP se presentó ante la justicia para solicitar la prohibición del congreso, pero su solicitud fue desestimada. En dicho congreso se eligió una conducción nacional que integraban, entre otros dirigentes, Enrique Inda (PSA), Simón Lázara (PSU) y Héctor Polino (CSA). Un sector de la CSA permaneció al margen del acuerdo y se incorporó con posterioridad en 1988, junto con un grupo de dirigentes del PSP de la provincia de Córdoba.

En 1985, Simón Lázara y Héctor Polino suscribieron la llamada Convergencia Programática Nacional con el entonces Presidente Raúl Alfonsín (U.C.R.). Posteriormente Lázara fue candidato a diputado por el radicalismo. Polino permaneció en la Secretaría de Acción Cooperativa de la Nación, afiliándose luego al PS Democrático. Los afiliados provenientes del PSU permanecieron mayoritariamente en el PSA y el distrito Santa Fe, que tramitó su personería jurídica con el nombre de PS Unificado, cambió su aditamento por el de Auténtico, dando sustento a la construcción del PS Auténtico – Orden Nacional.

El PS Auténtico Obtuvo sus primeros reconocimientos, sin oposición, en los distritos de La Pampa, Chubut y Tierra del Fuego. Posteriormente tras vencer numerosas impugnaciones del PS Popular y del PS Democrático, se constituyó como partido nacional en 1989.

Congreso de 1992

En junio de 1992 el PSA reúne su congreso nacional y aprueba sus nuevos lineamientos políticos mediante el documento titulado “Por un Socialismo Argentino y Latinoamericano” En el documento se dan por agotadas las experiencias del peronismo industrialista de 1946 (destruido por el Menemismo), de la izquierda dogmática soviética (tras la caída del Muro de Berlín), de la socialdemocracia europea trasplantada a América Latina (Alan García – Alfonsín) y de los populismos. En su reemplazo el documento propone rescatar los elementos valiosos de las experiencias pasadas, sumar los nuevos movimientos sociales y enfrentar al neoliberalismo mediante una nueva identidad política: el socialismo latinoamericano. Los triunfos de Lula, en Brasil; Chávez, en Venezuela; el Frente Amplio, en Uruguay; Evo Morales, en Bolivia; Lugo, en Paraguay, entre otros y con sus particularidades, darían testimonio de esta nueva corriente ideológica.

El Frente del Sur

En las elecciones para Senador de la Nación que se celebraron en 1992 vuelve a plantearse el debate. El Fredejuso intentó una alianza con la Unidad Socialista que había consagrado a Alfredo Bravo como Diputado Nacional en 1989, pero los socialistas populares y democráticos la rechazaron. Paralelamente los integrantes del Frente Popular y diversas organizaciones de izquierda se agruparon con la idea de conformar una alianza. Fue entonces que el dirigente del PSA, Emilio Corbiere sugirió ofrecer la candidatura a Senador a Pino Solanas. El cineasta venía de sufrir un sangriento atentado, provocado por matones del menemismo, por asumir la defensa de los recursos naturales y oponerse a la entrega de las Galerías Pacífico. Pino aceptó la propuesta y quedó conformada la alianza “Frente del Sur”. Carlos “Chacho” Alvarez, sin juego político, luego del rechazo de la Unidad Socialista, apoyó, en forma crítica al Frente del Sur. El Frente fue una de las sorpresas del comicio y en una elección altamente polarizada obtuvo más del 7% de los votos en la Ciudad de Buenos Aires. El resultado proyectó inmediatamente a Solanas como candidato a diputado nacional por la Capital Federal para las elecciones de 1993. “Chacho” pretendía la misma postulación y actuó hábilmente para lograr un acuerdo que desplazara la candidatura de Solanas a la Pcia. de Buenos Aires. El acuerdo se concretó finalmente con la condición de que Fernando Solanas fuese candidato a Presidente de la Nación, por el conjunto del espacio, en 1995. El Frente del Sur resignó su nombre y la nueva alianza pasó a llamarse Frente Grande. El PSA rechazó el acuerdo con Álvarez y retomó su independencia política.

Retoma su Independencia Partidaria

En 1995 el PSA se presentó a elecciones sosteniendo la fórmula presidencial de Mario Mazzitelli y Alfredo Fonseca. Se presenta en solo 4 distritos (Capital, Buenos Aires, Córdoba y Salta) de los 24. Obteniendo 32.174 votos, el 0,2%. Varios centros socialistas, de la Provincia de Buenos Aires enrolados en el PSP y en el PSD, concurrieron a elecciones con la boleta del Partido Socialista Auténtico, en disconformidad con la política de alianzas desarrollada por sus partidos. Luego de los comicios, algunos de ellos permanecieron en el PS Auténtico.

En el año 1999 el PSA se presenta a las elecciones presidenciales, llevando como candidato a Domingo Quarrachino y Amelia Rearte.[1] La fórmula se presentó en 6 distritos (Capital, Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, La Pampa y Santa Fé)de los 24. Obteniendo 43.147 votos, el 0,23%.

En 2002 comenzó unas serie de reuniones con los afiliados de base del PSP y el PSD tendientes a reunificar el viejo Partido Socialista. Este esfuerzo fue rápidamente abortado por las dirigencias del PSP y PSD, que realizaron mediante un Congreso en Rosario la unidad de las dos fuerzas, dejando fuera de dicho acuerdo al PSA.

En 2003, la jueza María Servini de Cubría, le otorgó el nombre de Partido Socialista a la fusión de los Partidos Socialistas Popular y Democráticos, no haciendo lugar a los reclamos del PSA; el fallo fue apelado. Ese mismo año se presentan a elecciones presidenciales el PS, llevando el binomio Alfredo Bravo – Rubén Giustiniani (obtuvo el 1,12% de los votos presentándose en todos los distritos electorales) y el Partido Socialista Auténtico Con la Fórmula Mario Mazzitelli – Adrian Camps (0,26 % de los votos emitidos, presentándose en sólo 16 distritos de los 24).[2] En 2005 llevó como candidato por la Capital Federal al ex diputado del “grupo de los ocho” Luis Brunati.

Other Languages