Partido Republicano (Estados Unidos)

Partido Republicano
Republican Party
Republican Disc.svg
Presidente Reince Priebus
Líder de la Mayoría en la Cámara de Representantes Paul Ryan ( Presidente de la Cámara de los Representantes)
Kevin McCarthy
Líder de la Mayoría en el Senado Mitch McConnell
Fundación 20 de marzo de 1854
Ideología Conservadurismo[4]
Conservadurismo social[5]
Liberalismo económico[6]
Posición Derecha/ Centroderecha [14]
Sede Primera Avenida, 310
SE 20003, Washington D. C.
País Bandera de Estados Unidos Estados Unidos de América
Colores Rojo
Organización
juvenil
Jóvenes Republicanos
Adolescentes Republicanos
Organización
estudiantil
Universitarios Republicanos
Afiliación internacional Unión Internacional Demócrata
Afiliación europea Alianza de los Conservadores y Reformistas Europeos (observador)
Afiliación regional Unión Demócrata de Asia Pacífico
Senadores
54 / 100
Representantes
245 / 435
Gobernadores
31 / 50
Cámaras altas estatales
1134 / 1972
Cámaras bajas estatales
3044 / 5411
Instituciones relacionadas Instituto Republicano Internacional
Sitio web www.gop.com
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Republicano (GOP) (en inglés, Republican Party; también conocido como GOP, de Grand Old Party, El Gran Partido Viejo) es un partido político de los Estados Unidos, al lado del Partido Demócrata son los dos únicos partidos que han ejercido el poder en ese país desde mediados del siglo XIX. El partido se asocia comúnmente con el conservadurismo. En la actualidad es el principal partido de oposición al gobierno del presidente Barack Obama y el que posee la mayoría tanto en la Cámara de Representantes de los Estados Unidos como en el Senado de los Estados Unidos.[15]

Historia

Fundación del Partido Republicano

Primera aparición notable del elefante como símbolo del Partido Republicano en una caricatura política del caricaturista Thomas Nast en 1874.
Afiche de la campaña electoral de John C. Frémont, primer candidato republicano a la Presidencia de Estados Unidos, en 1856

En el año 1854, el Partido Whig de los Estados Unidos terminó por desintegrarse y desapareció; éste había sido, desde 1834, el segundo partido más grande del país (el primero era el Partido Demócrata de los Estados Unidos). El 20 de marzo de ese mismo año se fundó el Partido Republicano, en una reunión celebrada en una pequeña escuela de la ciudad de Ripon, Estado de Wisconsin. En concreto, en esa reunión se acordó que, ante la desintegración del Partido Whig, el Comité Local (Municipal) del Partido Whig en Ripon se transformaría en el Comité Local de un nuevo partido que se llamaría Republicano en honor a Thomas Jefferson (quien había sido el fundador del desaparecido Partido Demócrata-Republicano de los Estados Unidos). Pronto el ejemplo de Ripon fue imitado por otros Comités Locales y Estatales del difunto Partido Whig en diferentes regiones del Norte del país; y ya para mediados de año se pudieron celebrar las primeras Convenciones Estatales del nuevo partido. La primera de esas Convenciones Estatales fue la del Estado de Míchigan, que se reunió el 6 de julio de 1854 en la ciudad de Jackson; los Estados del Medio Oeste tomaron la iniciativa en la fundación y organización del nuevo partido, mientras que los del Este tardaron más o menos un año en hacerlo.

Obviamente la mayoría de los miembros fundadores del Partido Republicano habían sido miembros del Partido Whig de los Estados Unidos, pero también algunos eran exmiembros del Partido Demócrata, y otra parte de los fundadores eran independientes o habían formado parte de otros grupos (como el Partido del Suelo Libre).

Lo que tenían en común todos estos grupos que se unieron para formar al nuevo partido era su pertenencia ideológica al poderoso movimiento antiesclavista o abolicionista, que aglutinaba a todas las personas de piel blanca en los Estados del Norte de Estados Unidos que luchaban para abolir la esclavitud de las personas negras en los Estados del Sur del país norteamericano. También estaban de acuerdo en impulsar una política económica basada en dos aspectos fundamentales: una política comercial proteccionista, que disminuyera o impidiera las importaciones por medio de aranceles altos, para proteger la industria nacional de la competencia extranjera; y una política de "mejoras federales", por la cual el Gobierno Federal (Nacional) debía invertir mucho más dinero en obras públicas o de infraestructura (puentes, caminos, etc.) para estimular la economía.

El programa del partido lo hacía muy popular en el Norte del país (sobre todo por la política comercial proteccionista) pero intensamente odiado en el Sur (no sólo por la abolición de la esclavitud, sino también por la política proteccionista que perjudicaba a unos Estados como los sureños que no tenían casi industria y que necesitaban el libre comercio para colocar sus productos agrícolas en Europa).

En las elecciones legislativas de noviembre de 1854 el Partido Republicano obtuvo buenos resultados en su primera gran prueba electoral, al ser elegidos Representantes ( diputados) un total de 46 políticos republicanos. Estos cuarenta y seis parlamentarios republicanos representaban un 18,3% de los miembros de la Cámara de Representantes del Congreso de los Estados Unidos (en aquella época la Cámara se componía de un total de 252 Representantes o congresistas).

En el año de 1856 el Partido Republicano participó por primera vez en unas elecciones presidenciales, con su candidato John C. Frémont; pero éste perdió las elecciones, quedando en un respetable segundo lugar (el ganador fue el Presidente James Buchanan del Partido Demócrata). Sin embargo, el partido dominó las regiones de Nueva Inglaterra, el Estado de Nueva York y el Cercano Oeste norteño, demostrando que sólo necesitaba ganar dos Estados más del Norte para ganar unas presidenciales; además aumentó a 90 el número de sus Representantes en el Congreso (el 38% de la Cámara) y lograron que las Legislaturas Estatales de varios Estados nombraran hasta 20 Senadores republicanos para el Senado de los Estados Unidos (su primera representación en esa Cámara del Congreso). Y en las elecciones legislativas de 1858 el Partido Republicano ganó 116 Representantes, que equivalían al 48,7% de la Cámara y que le daban la mayoría simple en dicha Cámara (que usó para dificultarle las cosas al Presidente Buchanan); y aumentó a 26 el número de sus Senadores en la otra Cámara. En las siguientes elecciones presidenciales la suerte se inclinaría todavía más a favor de los republicanos.

Etapa de Lincoln

Abraham Lincoln fue el primer Presidente republicano de Estados Unidos y la figura emblemática del partido ( 18611865).

En las elecciones del 6 de noviembre de 1860 el candidato presidencial del Partido Republicano fue Abraham Lincoln, un ex representante (ex diputado) del Congreso de los Estados Unidos que había sido militante del Partido Whig y que era un gran orador y un antiesclavista moderado.

Aparte de Lincoln había tres candidatos más a la Presidencia; el Partido Demócrata se dividió en dos, con los demócratas de los Estados del Norte postulando un candidato y los demócratas del Sur postulando otro. Además había un cuarto candidato del Partido de la Unión Constitucional que quería ser una opción para los que rechazaban tanto a republicanos como a demócratas (norteños y sureños). La elección fue muy reñida y polarizante; en los Estados del Sur la candidatura de Lincoln ni siquiera aparecía en las papeletas de votación. Al final Lincoln ganó, aunque su victoria fue recibida con entusiasmo en el Norte e indignación en el Sur.

Un sector de los demócratas del Norte se negó a apoyar al candidato de su propio partido en las elecciones de 1864 y prefirió aliarse al Partido Republicano en una candidatura de Unión Nacional. De esa manera el demócrata Andrew Johnson se convirtió en Vicepresidente, y luego de la muerte de Lincoln en Presidente. En la litografía en color un afiche de campaña con Lincoln y Johnson.

La mayoría de los Estados esclavistas del Sur se separaron de Estados Unidos antes de que Lincoln tomara posesión de la Presidencia (asumió el poder el 4 de marzo de 1861); pero la Independencia de estos Estados (autodenominados Estados Confederados de América) no fue reconocida por Lincoln y su Gobierno, por inconstitucional y delictiva. Así estalló la Guerra Civil o Guerra de Secesión.

Durante la Guerra, la parte sureña del Partido Demócrata, que había impulsado la rebelión separatista, quedó prácticamente fuera de la ley; mientras que la parte norteña (y de los estados sureños que no se habían unido a la rebelión) continuaba siendo legal pero perdía influencia que ganaba el Partido Republicano. Los republicanos lograron hacer realidad todo su programa: decretaron la libertad de los esclavos negros y la abolición perpetua de la institución esclavista, implantaron su política proteccionista y aumentaron el gasto del Estado en "mejoras federales". Además subieron los impuestos federales (creando por primera vez uno parecido a lo que sería más tarde el impuesto sobre la renta).

Lincoln triunfó en la guerra y salvó al país de la división; pero fue asesinado el 15 de abril de 1865, poco después de haber iniciado su segundo período de gobierno (había sido reelecto en 1864 con una amplia ventaja sobre su único rival, el candidato del Partido Demócrata del Norte).

La Etapa del Predominio (1865-1933)

Ulysses S. Grant primer presidente republicano después de Lincoln y de la Guerra Civil, inició una larga etapa de predominio republicano

Terminada la Guerra Civil, comenzaba la parte más difícil del proceso histórico conocido como la Reconstrucción, que ayudó a consolidar el dominio de los republicanos.

El segundo Vicepresidente de Lincoln, Andrew Johnson no era republicano sino un demócrata de Tennessee. Muy pronto Johnson entró en conflicto con los republicanos radicales (el sector mayoritario del Partido Republicano) que deseaban castigar a los Estados del Sur por su pasada rebeldía, y que además querían imponer sus reformas radicales en relación a los antiguos esclavos.

El republicano Rutherford B. Hayes ordenó la retirada de las tropas federales del Sur, poniendo fin a la Reconstrucción. Intentaba la reconciliación con los sureños, pero la medida causó la desaparición en la práctica del Partido Republicano en el Sur.

Los Estados sureños no querían otorgarle la plena ciudadanía a los negros que habían sido esclavos y Johnson no deseaba obligarlos; el Congreso de los Estados Unidos, dominado por los republicanos radicales, pasó por encima de la autoridad del Presidente y usó al Ejército para imponer Gobiernos provisionales en los Estados ex-rebeldes. Además aprobó las Decimotercera, Decimocuarta y Decimoquinta Enmiendas a la Constitución de los Estados Unidos para garantizar la igualdad entre blancos y negros (incluyendo el derecho al voto para los negros); y por la fuerza obligó a los Estados sureños a ratificarlas. Johnson vetaba las medidas, pero el Congreso rechazaba sus vetos y hasta intentó destituirlo.

Gracias a las reformas, y a la prohibición impuesta a los blancos del Sur para que no pudieran votar hasta que no fuera perdonada su pasada rebeldía y aceptaran los cambios legales; los republicanos ganaron el control de los Estados sureños con los votos de los negros, y eso sumado a su mayoría en los Estados del Norte les garantizo el control del poder (casi como un partido único). Esta situación duró unos cuantos años.

Cuando la ocupación militar del Sur terminó, y los blancos sureños recuperaron su derecho al voto (y los negros lo perdieron en la práctica, porque los demócratas blancos del Sur los agredían para que no votaran); el Partido Republicano casi desapareció en el Sur, pero conservaron la mayoría en el Norte y el Oeste. Pero como la población crecía más en estas dos regiones que en el Sur, el partido se mantuvo en el poder.

Desde 1869 hasta 1933 todos los Presidentes de Estados Unidos fueron republicanos, con sólo dos excepciones: los demócratas Grover Cleveland que gobernó de 1885 a 1889 y de 1893 a 1897, y Woodrow Wilson que gobernó entre 1913 y 1921. Es decir, que restando los 16 años que gobernaron estos dos demócratas, fueron 48 años de gobierno republicano (y un control mayor y casi ininterrumpido del Congreso).

Afiche de la campaña electoral republicana de 1900 con William McKinley como candidato a Presidente y Theodore Roosevelt como candidato a Vicepresidente

Durante esta etapa de hegemonía casi absoluta del Partido Republicano, el país vivió una gran expansión económica. Los altos aranceles (en el marco de la política proteccionista republicana) permitieron desarrollarse a la industria estadounidense sin competencia extranjera; aunque el enorme tamaño del mercado interno era casi igual al tamaño del mercado formado por el resto del mundo de aquella época. El Estado apenas intervenía en la economía (la estadounidense de aquella época fue probablemente la economía más liberada de la historia de la humanidad); los impuestos eran los más bajos del mundo, las regulaciones casi inexistentes, y no existían empresas importantes en manos del Estado.[16] A comienzos del siglo XX varios políticos (entre ellos el Presidente republicano Theodore Roosevelt) lucharon para reducir el poder de las grandes empresas privadas convertidas en monopolios y oligopolios, y las obligaron a renunciar a su posición dominante en favor de la libre competencia.

Pero en la segunda década del siglo XX, a causa de la llamada Gran Depresión, el país se hundió en la peor crisis económica y social de su historia (rayando en una tragedia humana). Las masas hambrientas llevaron al poder al candidato demócrata a la Presidencia Franklin Delano Roosevelt, en las elecciones de 1932, y con ello llegó a su fin la etapa de hegemonía republicana.

La larga travesía por el desierto (1933-1953)

El presidente republicano Herbert Hoover tuvo que cargar con la culpa de la desastrosa Gran Depresión y su derrota electoral dio inicio a una larga ausencia en el poder del Partido Republicano.

Desde 1933 hasta 1953 los republicanos tuvieron que permanecer en la oposición; fueron 20 años en los que perdieron 5 elecciones presidenciales consecutivas (cuatro ganadas por Roosevelt y una por Harry Truman), y en al menos una ocasión ( 1937) quedaron reducidos a una minoría insignificante en el Congreso.

Durante este tiempo los demócratas introdujeron importantes reformas sociales (pensión de jubilación, salario mínimo, etc.) que les hicieron ganarse el espacio de la izquierda política, dejando a los republicanos en la derecha política, cuando en el pasado había sido al revés. Durante este periodo, la popularidad demócrata se incrementó entre las minorías y la clase trabajadora.

Finalmente en 1953 los republicanos volvieron al poder con Dwight Eisenhower.

En la estela de los demócratas (1953-1981)

Al volver al poder en 1953, los republicanos no eliminaron las reformas introducidas por los demócratas en su largo reinado; y lo que hicieron fue continuar las políticas sociales demócratas, pero de forma más moderada.

Boleto para la fiesta de inauguración de la presidencia de Dwight Eisenhower con su imagen y la de su vicepresidente Richard Nixon en 1953. Con ellos volvía al poder el partido después de su larga ausencia del poder.

En la década de los 60, con los demócratas de nuevo en el poder; se intensificó la intervención del Estado en la economía y se aumentó el gasto público en programas sociales. Los republicanos se plegaban a las políticas demócratas y no ofrecían cambios sustanciales.

El cambio que sufrió el Partido Demócrata, que pasó de ser refugio de los racistas del Sur y enemigo de los derechos de los negros, a ser defensor de la igualdad entre blancos y negros y protector de los derechos de éstos últimos, causó un cambio en el Partido Republicano. Algunos blancos del Sur empezaron a abandonar al Partido Demócrata y a mudarse al Republicano; el centro geográfico de los republicanos pasó del Nordeste del país al Sur, mientras los demócratas ganaban el Nordeste. Pero también provocó que la población negra le diera la espalda a los republicanos (a quienes apoyaban por haberlos liberado de la esclavitud); y se cambiaran mayoritariamente a los demócratas.

El desastroso final del gobierno de Richard Nixon, y el papel gris de Gerald Ford, dejaron al partido debilitado en los años 70; pero entonces el país entró en una grave crisis económica con altos índices de desempleo e inflación bajo el gobierno del demócrata Jimmy Carter. La situación era el resultado de la crisis petrolera de esos años. Era el momento de un cambio radical.

La Revolución Conservadora y el Nuevo Partido Republicano

El presidente Ronald Reagan en compañía de su vicepresidente (y futuro presidente) George H. W. Bush. Reagan refundó el Partido Republicano en sus bases ideológicas actuales.

Cuando Ronald Reagan ganó la Presidencia en las elecciones de 1980, comenzó una nueva etapa para el Partido Republicano.

En el gobierno de Reagan ( 1981- 1989) el Partido Republicano dio un giro a la política interna de Estados Unidos. Los republicanos hicieron profundas reducciones a los impuestos para estimular el ahorro, el consumo y la inversión y con ello generar mayor crecimiento económico y por lo tanto más empleo y mayores ingresos reales de los ciudadanos, haciendo de ello una filosofía; al igual que de la reducción del gasto público (del Estado) y de la burocracia del Gobierno. Además se plantearon reducir o eliminar los programas sociales que estimulaban a la gente a "vivir sin trabajar", y para permitir así una mayor reducción del gasto público.

Los republicanos propugnaban un regreso al espíritu individualista de los pioneros estadounidenses. Defendían a la economía de libre mercado frente a la intervención del Estado que según ellos frenaba el crecimiento económico, la creación de nuevas empresas y por ende la creación de empleo. Su doctrina va en contra del "Gobierno Grande", lo que también se conoce comúnmente como Estado del Bienestar, con sus políticas, según su postura, ineficientes, costosas y sus altos impuestos.

Mapa que ilustra la marea electoral republicana en las elecciones presidenciales de 1984; los estados en rojo votaron republicano y el azul demócrata. La aplastante victoria republicana fue atribuida a la gran labor de Reagan y su gobierno.

Esta "Revolución Conservadora" coexistió con un despegue económico (que también se dio en Europa), pero para los críticos las desigualdades sociales se vieron acentuadas, lo que en su opinión dejó fuera del avance económico a las clases menos pudientes. Por su lado los defensores de esa política económica conservadora destacan indicadores económicos positivos como la creación de 20 millones de nuevos empleos durante la administración de Reagan.[17]

Después de la Era Reagan, el Partido Republicano continúa albergando una facción política favorable al libre mercado en Estados Unidos.

Other Languages
беларуская (тарашкевіца)‎: Рэспубліканская партыя ЗША
Mìng-dĕ̤ng-ngṳ̄: Gê̤ṳng-huò-dōng (Mī-guók)
客家語/Hak-kâ-ngî: Khiung-fò-tóng (Mî-koet)
Lëtzebuergesch: Republican Party (USA)
srpskohrvatski / српскохрватски: Republikanska stranka SAD
татарча/tatarça: AQŞ Respublika firqäse