Partido Radical (Chile)

Partido Radical
Emblema Partido Radical Chile.svg
Fundación 27 de diciembre de 1863
Disolución 18 de agosto de 19941
Ideología Véase sección Ideología y posición en el espectro
Posición Véase sección Ideología y posición en el espectro
Coalición
Sede Bandera de Chile Santiago, Chile
País Chile
Organización
juvenil
Juventud Radical de Chile
Afiliación internacional Internacional Socialista (desde 1981)
1 Fusión con el Partido Socialdemocracia Chilena en el Partido Radical Socialdemócrata
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Radical era un partido chileno creado en 1863 por miembros del ala extrema del Partido Liberal, y fundado oficialmente como partido político en 1888. Se originó para hacer frente a la oligarquía chilena del siglo XIX. Sus integrantes se caracterizaron por un espíritu racionalista, laico y democrático, motivados por los ideales de la libertad, igualdad y fraternidad.[2]

Perteneció a conglomerados políticos como la Alianza Liberal, el Frente Popular, el Frente Democrático de Chile, la Unidad Popular y en sus últimos años a la Concertación de Partidos por la Democracia.

En 1994 se fusionó con el Partido Socialdemocracia Chilena, y dio origen al Partido Radical Socialdemócrata, el cual se considera el heredero de la historia y la tradición del radicalismo chileno.

Historia

El ideario político del Radicalismo se fue construyendo progresivamente en las décadas anteriores a su fundación oficial de 1888, en gran parte por la influencia del legado ideológico y cultural de la Sociedad Literaria, el Club de la Reforma y la Sociedad de la Igualdad.

En 1842, a partir de un movimiento intelectual que reunió a connotados jóvenes liberales, se fundó la Sociedad Literaria, que convocó a la intelectualidad de avanzada de aquella época, entre los cuales se distinguían José Victorino Lastarria, Francisco Bilbao y Manuel Antonio Matta. Pusieron el acento en reconocer a la Ilustración como un proceso fundamental para el progreso del país, al mismo tiempo que formalizaron su inquietud por el tema educacional en Chile.

Francisco Bilbao Barquín, escritor, filósofo y político chileno, fundó la Sociedad de la Igualdad.

Las ideas renovadoras del liberalismo progresista se fueron difundiendo rápidamente en la intelectualidad joven, encontrando adecuada tribuna el Club de la Reforma fundada por Federico Errázuriz Zañartu, sin embargo, nunca pudo definir un plan de acción para la modernización de la política, siendo precedida por la Sociedad de la Igualdad, fundada en 1850 por Santiago Arcos y el propio Francisco Bilbao. Ambos jóvenes chilenos habían vivido el ambiente de los acontecimientos revolucionarios franceses de 1848 y se impregnaron de ese ideario.

La Sociedad de la Igualdad se convirtió en el foco de agitación política del país y atrajo a su seno a todos los jóvenes intelectuales y un buen número de artesanos. Los integrantes de la Sociedad de la Igualdad promovieron levantamientos en contra del gobierno, razón por la que el 9 de noviembre de 1850, por decreto de la Intendencia se disuelve la Sociedad de la Igualdad y sus líderes son apresados y encarcelados.

No obstante, también se puede decir que los orígenes del Partido Radical se remontan a octubre de 1858 en la ciudad de Copiapó con la formación de una organización llamada La Asamblea Constituyente, que agrupó a la mayoría de los líderes del partido: Manuel Antonio Matta, Angel Custodio Gallo, Pedro León Gallo, Francisco Marín, Juan Arteaga Alemparte y Guillermo Matta, que impulsaban la reforma a la Constitución de 1833.

Las ideas que se cuestionaban por aquellos días se pueden sintetizar en tres puntos fundamentales:

  • El autoritarismo presidencial.
  • La centralización administrativa.
  • La excesiva influencia de la iglesia en las decisiones del gobierno.

La fuerte tensión que generaba el clericalismo en oposición a las difundidas ideas de la Revolución francesa, estaba en el centro del conflicto que se extiende por más de tres décadas, tiempo en el que la Sociedad de la Igualdad, con los escritos de Manuel Antonio Matta protagonizan duros y hasta violentos enfrentamientos.

Pero fue sólo hacia fines del segundo gobierno de Manuel Montt Torres, que los Radicales surgen como el tercer partido político de la historia de Chile, después de los Conservadores y Liberales.

Cabe destacar la notoriedad que alcanzó la controversia entre iglesia y Estado, en la cual aparece un hecho singular conocido como la " cuestión del sacristán", situación que el obispo Rafael Valentín Valdivieso quiso aprovechar para someter el poder de civil a la supremacía de la iglesia. Hecho que Manuel Antonio Matta aprovecha para pedir la separación de la iglesia del Estado.

El 12 de mayo de 1862 se funda el periódico "La Voz de Chile" que difunde las bases del radicalismo; enseñanza laica, libertad electoral, derecho edilicio, descentralización administrativa, reforma a la Constitución de 1833 y la interacción del pueblo en la generación de autoridades.

El origen atacameño

Manuel Antonio Matta, fundador del Partido Radical.

El Partido Radical tuvo su origen en Copiapó, donde la riqueza minera permitió que pudiese desarrollarse un pensamiento independiente a los tradicionales de la oligarquía chilena, este pensamiento representaba a la aristocracia provinciana y a grupos de la potente aristocracia castellano-vasca que no se sentían identificados con los dos pensamientos imperantes en el Chile decimonónico: el Partido Conservador y el Partido Liberal y a los cuales acusaban de no estar compenetrados con la realidad nacional.

Fue tal la fuerza con que irrumpió este ideario, que en 1859, estalló una guerra civil, entre el gobierno de Montt y los revolucionarios (radicales), los revolucionarios, como eran llamados planeaban un alzamiento nacional pero solo en Concepción y en Copiapó prendió con fuerza, incluso en esta última ciudad, debido a su riqueza y a su ubicación geográfica, el conflicto fue de grandes proporciones ya que se armó un pequeño pero eficiente ejército que avanzó al sur derrotando a la Guardia Nacional (fuerza paramilitar creada por Diego Portales para mantener el orden interno y proveer contingente de reserva en caso de guerra externa y que fue disuelta en 1910, con la Ley del Servicio Militar Obligatorio) en su paso por Vallenar y otras localidades y derrotando a un pequeño destacamento del Ejército que guarnecía la ciudad de La Serena, incluso mantuvo sitiada esta ciudad, el Ejército chileno debió enviar tropas desde Santiago y otras ciudades, debido a que si no cortaba el problema de raíz, los revolucionarios llegarían rápidamente a la capital ya que entre La Serena y Santiago no existían cuerpos militares que pudieran enfrentar a los rebeldes, el territorio era fértil lo que facilitaba la mantención de las tropas y lo más complicado vivía gente, a diferencia del norte despoblado, gente que por su descontento con el gobierno de Montt podía plegarse a los revolucionarios o colaborar con ellos.

El Ejército de Chile derrotó a los revolucionarios en la Batalla de Cerro Grande. Cabe señalar que los revolucionarios en ningún momento pensaron en trasladar la capital desde Santiago a Copiapó como erróneamente algunos han sostenido, esto porque el conflicto no era de carácter regionalista sino netamente político-ideológico, ya que desde la promulgación de la Constitución en 1833 no se había realizado absolutamente ningún cambio, manteniéndose vigente el modelo autoritario de Portales, que aunque daba estabilidad no generaba real representación, incluso hasta 1851 solo los conservadores, originados en los Pelucones de 1830 estaban representados en el congreso y en el ejecutivo, recién en 1851 y como consecuencia de otra sublevación hubo una pequeña apertura a los Liberales ( Pipiolos), en vista que estos grupos no habían desarrollado pensamientos que los definieran como partidos políticos modernos y que esa base doctrinaria fuera además aplicable a Chile es como surgen 2 partidos más el Radical (escisión de los liberales) y el Nacional (escisión del Conservador) . En 1861 se eligió al primer presidente liberal, José Joaquín Pérez Mascayano, quién para poder avanzar en su programa debió moderar al máximo sus posturas, negociando con los nacionales.

Durante el periodo de la historia de Chile conocido como la República Liberal, entre 1861 y 1891, promovió la formación de los llamados "liberales rojos", el grupo base que posteriormente formó al Partido Radical.

Aunque derrotados militarmente los revolucionarios impulsaron el nacimiento de una nueva política chilena, que los llevó a ser el partido político chileno más importante de gran parte del siglo XX.

La Asamblea Radical y el periódico El Constituyente

Pedro León Gallo regresó al país en 1863, luego de una ley de amnistía dictada por el presidente José Joaquín Pérez. En Copiapó fundó la Asamblea Radical y creó el periódico El Constituyente, en el que pedía la revisión y reforma de la Constitución de 1833.

Habiendo sido diputado por Copiapó y Caldera, fue reelegido por 10 años consecutivos, hasta obtener una senaduría en 1877. Su repentina muerte estuvo ligada al agravamiento de una antigua herida que había recibido en la Batalla de Los Loros en 1859.

En 1859, Gallo organizó una junta política que agrupó a ciudadanos descontentos con el gobierno y que logró popularidad a nivel regional. Se apoderó de la ciudad de Copiapó e, incluso, consiguió armar a un mediano ejército.

Los revolucionarios se enfrentaron en tres ocasiones con las fuerzas del gobierno: obtuvieron un triunfo en Los Loros el 14 de marzo de 1859, pero fueron derrotados en Cerro Grande, el 29 de abril, y en Petorca, el 14 de octubre. Tuvieron que huir y Gallo inició así un largo exilio por casi 4 años, que lo llevaría a Buenos Aires, Estados Unidos y Europa.

Primera Asamblea Radical de Chile

En 1863 Pedro León Gallo regresa al país después de su exilio en 1859, gracias a la Ley de amnistía, dictada por el Presidente José Joaquín Pérez Mascayano en 1861 y se incorpora con entusiasmo a la acción del grupo opositor al gobierno, liderado por Manuel Antonio Matta, cuyos postulados lo interpretan plenamente:

  • Enseñanza Laica
  • Disminución del poder presidencial
  • Descentralización Administrativa
  • Libertad Electoral
  • Reforma a la Constitución.

A mediados del siglo XIX el desierto de Atacama había adquirido un gran valor económico debido al descubrimiento de valiosos yacimientos de guano y, posteriormente, de salitre, ambos, entonces, con buena ley y buen precio en el mercado internacional.

Existen discrepancias entre los historiadores bolivianos y chilenos con respecto a si el territorio de la Audiencia de Charcas (primero dependiente del Virreinato del Perú y luego del Virreinato del Río de la Plata), disponía o carecía de litoral. Apoyándose en diversos documentos, los bolivianos insisten en que lo tenía; por su parte, los chilenos lo niegan o lo ponen en duda.

Razones que le impulsan a establecer en Copiapó, la primera Asamblea Radical Electoral del país el 27 de diciembre de 1863. Fecha en que históricamente y tradicionalmente se da por constituido el Partido Radical de Chile.

Comienzos del Partido Radical

El Partido Radical tiene una destacada participación en los gobiernos liberales en Chile, apoyando desde 1874 a los gobiernos de Federico Errázuriz Zañartu, Aníbal Pinto, Domingo Santa María. En las elecciones de 1886 apoya a su propio candidato presidencial, José Francisco Vergara, quién pierde con José Manuel Balmaceda. En 1888 se constituye oficialmente como partido. En la Guerra Civil de 1891, apoya al bando parlamentario, haciendo de opositor al gobierno de José Manuel Balmaceda.

Entrado ya el siglo XX, el PR se adhiere a los postulados socialdemócratas. En 1917 se funda la Juventud Radical de Chile. El PR apoya a diversos gobiernos durante la época parlamentaria, como los de Jorge Montt, Germán Riesco, Pedro Montt y Ramón Barros Luco. En 1920 da su apoyo al gobierno reformista de Arturo Alessandri. Chile era uno de los países con mayor tasa de mortalidad infantil en el mundo, y la cuestión social era un tema muy discutido en el país. Luego de la dictadura de Carlos Ibáñez del Campo, y el estallido de la crisis en Estados Unidos, el radical Juan Esteban Montero asume como presidente de la República, pero es derrocado por un golpe de estado a los meses de haber asumido ( 1932).

En 1937, el PR se aleja del segundo gobierno de Arturo Alessandri, sumándose al Partido Comunista de Chile y el Partido Socialista de Chile, formando así el Frente Popular, y en 1938, el radical Pedro Aguirre Cerda logra un estrecho triunfo en las elecciones presidenciales de ese año, con el lema "Gobernar es educar".

Gobiernos radicales (1938 - 1952)

Pedro Aguirre Cerda. Presidente de Chile desde el 24 de diciembre de 1938 hasta el 25 de noviembre de 1941.

Pedro Aguirre Cerda fue un destacado político que llegó a la Presidencia tras ganar las elecciones de 1938, por escasos votos al candidato de la derecha el economista Gustavo Ross, quien era, Ministro de Hacienda en el segundo Gobierno de Arturo Alessandri Palma.

Aguirre Cerda era apoyado por el frente popular quien albergaba al Partido Radical, al Naciente Partido Socialista, sectores Comunistas e independientes de izquierda… Los eslogan más importantes de la campaña de Aguirre Cerda fue “Pan, Techo y abrigo” y “Gobernar es Educar”.

Pedro Aguirre Cerda muere, el 25 de noviembre de 1941, afectado de una tuberculosis aguda, enfermedad mortal en aquella época, pero, días antes en la última reunión de gabinete les dijo lo siguiente a sus ministros:

“Ayer domingo, salí a andar en automóvil con la Juanita. Como de costumbre, hicimos el recorrido hasta Conchalí; En el camino encontramos a muchos obreros. Iban tan pobres, tan borrachos, tan tristes como antes de que yo llegara al gobierno. Le prometimos al pueblo sacarlo de la miseria, levantarle su nivel social, económico y moral… Me embarga en el alma una profunda pena, porque me imagino que el pueblo, al que tanto amo y al que tanto tiempo de mi vida dedique, pudiera pensar que lo he engañado”.

El gobierno de Aguirre Cerda no fue fácil, ya que debió enfrentar el terremoto de 1939, que afectó a la zona centro-sur del país, el inicio de la Segunda Guerra Mundial y un intento de golpe de estado. Pese a esto, este gobierno quedará como uno de los más importantes en la historia del país, debido al impulso que recibió la industria nacional, a través de la creación de la CORFO, la reforma a la educación, la importancia dada al desarrollo de la salud, etc. Además se crearon más de 1000 escuelas en todo el territorio nacional, todo un logro para la época.

Aguirre Cerda falleció en noviembre de 1941, antes de terminar su mandato. En las elecciones que se desarrollaron, ganó el radical Juan Antonio Ríos, con una diferencia bastante amplia.

Ríos continuó con la política social de su antecesor, y rompió relaciones diplomáticas con los países del Eje, en enero de 1943, rompiendo así la neutralidad de Chile en la SGM. Murió mientras ejercía su cargo (1946).

El radical Gabriel González Videla triunfó en las elecciones de ese año, transformándose así en el tercer presidente radical en gobernar el país de forma consecutiva. Bajo González Videla se creó la Universidad Técnica del Estado, la Siderúrgica de Huachipato y la Fundición de Paipote. Además se puso en práctica el Plan Serena, el cual crea diversos establecimientos educacionales y de organismos públicos en dicha ciudad, sumado también a una gran inversión en torno a la minería, industria y energía que favorecería a toda la provincia de Coquimbo, generando un polo de crecimiento descentralizador fuera de la capital. Sin embargo, su gobierno se empaña por la entrada en vigencia, de la Ley de Defensa de la Democracia (conocida popularmente como Ley maldita), que proscribía al Partido Comunista de Chile, con el apoyo del cual había llegado al poder. A pesar del rechazo oficial del PR a las políticas represivas impulsadas por el presidente, este hecho significa el debacle del radicalismo en dicha época como referente popular y de clase media.

División, Unidad Popular y Régimen Militar

Esquema que muestra las divisiones del radicalismo chileno desde 1969.

Después del gobierno de González Videla, y la derrota en las elecciones presidenciales de 1952, el radicalismo inicia una fase de decadencia electoral. La clase media deja de apoyar al PR, y pierde importancia en el escenario político chileno. En 1961 ingresó a la administración del centroderechista Jorge Alessandri, lo que derivó la salida de varios militantes, sobre todo de la Juventud Radical. Entre los dirigentes juveniles que abandonaron el partido se encontraban Ricardo Lagos y Genaro Arriagada.

A fines de la década de los sesenta, el partido se comenzó a dividir, y en 1969 apareció la Democracia Radical liderada por Julio Durán y Pedro Enrique Alfonso, del ala derechista del PR, luego de diversos movimientos internos que terminaron con el apoyo del PR a la Unidad Popular.

La casa Ariztia fue la sede del PR; después del golpe militar, en ella funcionó la DINA.

Simultáneamente en este período, la Juventud Radical vive un viraje hacia la izquierda, motivado por el abandono de la vía izquierdista que tuvo históricamente el partido durante el siglo XX y durante el Frente Popular. Así a mediados de los sesenta, el joven sociólogo Patricio Valdés encabezó el cambio que dio origen a la Juventud Radical Revolucionaria, cuya sigla fue JRR. Presidió esta juventud que propugnaba la vía revolucionaria hacia el socialismo democrático. En 1969, el PR entra a la coalición de izquierda Unidad Popular, apoyando en la elección de 1970 al socialista Salvador Allende. Ante la creciente influencia marxista en el PR, a principios de agosto de 1971 el ala moderada del radicalismo funda el Partido de Izquierda Radical (PIR), que inicialmente apoyó al gobierno de la UP, pero en abril del año siguiente abandonó esa coalición y se pasó a la oposición.[3]

Después del golpe de estado de 1973, la represión de la junta militar cayó también sobre los dirigentes y parlamentarios del PR y entre sus militantes hubo detenidos, desaparecidos (como el diputado Gastón Lobos)[6]

El Partido Radical, al igual que la mayoría de los partidos democráticos chilenos, tuvo miembros que sufrieron a lo largo de su historia cárcel y exilio. Algunos autores sostienen que fueron parte importante de la formación de Chile como nación independiente a través de cambios fundamentales, así como luchadores por la democracia, el laicismo y la justicia social. Casos de chilenos radicales ilustres por ambos motivos en los años setenta son: Carlos Morales Abarzúa,[9]

En 1983 el Partido Radical fue uno de los partidos creadores de la Alianza Democrática junto con el Demócrata Cristiano, el Republicano, la Social Democracia y el sector renovado del Partido Socialista de Chile, conformándose como coalición opositora al régimen de Pinochet. Por otra parte, en 1984 un grupo de dirigentes de la Democracia Radical y la Social Democracia buscaron reunificar el Partido Radical mediante el Movimiento de Unidad Radical, que se integró dentro del PR el 8 de marzo de 1985. En noviembre de ese mismo año el Movimiento Social Demócrata —escindido en 1979 de la Social Democracia— se integró dentro del PR.

El 8 de septiembre de 1986 el partido fue uno de los firmantes del documento Bases de Sustentación del Régimen Democrático, que consistía en una ampliación y profundización del Acuerdo Nacional para la Transición a la Plena Democracia de 1985, y que daría origen en noviembre de 1986 al Acuerdo Nacional Democrático, coalición política de corta duración.[10]

Otro sector del radicalismo, liderado por Luis Fernando Luengo, se acercó a la Izquierda Unida y fundó el Partido Radical Socialista Democrático (PRSD). Ambos partidos apoyaron la opción NO en el Plebiscito de 1988 y proclamaron a Patricio Aylwin como su candidato presidencial, aunque en las elecciones parlamentarias de 1989 se presentaron en listas distintas; el PR fue parte de la Concertación, mientras el PRSD participó en la lista Unidad para la Democracia con el Partido Amplio de Izquierda Socialista.

Partido Radical Socialdemócrata

El Partido Radical se convirtió en el Partido Radical Socialdemócrata el 18 de agosto de 1994 por su fusión con el Partido Socialdemocracia Chilena, esto debido a que ambas colectividades políticas no contaron con los suficientes escaños en el parlamento para subsistir por sí mismo. Esta unión no fue perfecta puesto que la Socialdemocracia Chilena fue formada con los antiguos integrantes del Partido de Izquierda Radical (PIR), y estas diferencias de enfoque no han logrado detenerse, sino que han aumentado con el tiempo, perdiendo el PRSD actual la estructura y posicionamiento del radicalismo chileno.