Partido Popular

Partido Popular
People's Party (Spain) Logo.svg
Presidente Mariano Rajoy
Secretario/a general María Dolores de Cospedal
Portavoz en el Congreso Rafael Hernando
Portavoz en el Senado José Manuel Barreiro
Fundación 4 de mayo de 1977 (39 años)[a]
20 de enero de 1989 (27 años)[b]
Ideología Véase la sección Ideología
Posición Centroderecha[c]
Derecha[d]
Sede Calle Génova 13,
28004, Madrid
País España
Organización
juvenil
Nuevas Generaciones
Afiliación internacional IDC, IDU
Afiliación europea Partido Popular Europeo
Grupo parlamentario europeo Partido Popular Europeo
Membresía 865 000[f]
Concejales
22 750 / 67 611
Juntas Generales del País Vasco
17 / 153
Parlamentos autonómicos
338 / 1268
Congreso de los Diputados[g]
134 / 350
Senado[g]
145 / 266
Europarlamento
16 / 54
Sitio web www.pp.es
  1. Como Alianza Popular.
  2. Refundación en el actual Partido Popular.
  3. Definición dada por miembros del partido.[3]
  4. La definición propia del partido es « centro reformista».
  5. Según la Cadena Ser entre los «afiliados» del PP hay tanto «simpatizantes» que no pagan cuota alguna como «militantes» que sí pagan cuota.[10]
  6. Otras fuentes, como la European Social Survey (ESS), encuesta realizada a nivel europeo sobre afiliación política entre 2002 y 2010 por la City University of London, ponen en duda esta cifra y la situaban en unos 100 000 afiliados para 2010[11]
  7. a b Se excluye a los diputados y senadores de UPN, PAR y Foro Asturias elegidos en sus listas.
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Popular (PP) es un partido político conservador español situado en el centroderecha o la derecha política. Fue fundado en 1989, cuando adoptó su denominación actual, que sustituyó a la de Alianza Popular.[12]

Definido en sus estatutos como de « centro reformista» e inspirado en los valores del humanismo cristiano[11]

Es uno de los partidos mayoritarios de España. En la actualidad el PP es el partido del gobierno en funciones de España, tiene mayoría simple en el Congreso de los Diputados, mayoría absoluta en el Senado y gobierna en cinco comunidades autónomas, así como en Ceuta y Melilla. Es, con las presidencias de José María Aznar y Mariano Rajoy, la segunda formación que más años ha gobernado el país desde el restablecimiento de la democracia, por detrás del PSOE.

Tiene su origen en Alianza Popular, partido fundado en 1976 por Manuel Fraga (ministro durante la dictadura franquista). A él se incorporaron, durante el proceso del IX Congreso de Alianza Popular y en los meses inmediatamente posteriores, el Partido Liberal[17] no sobre la Federación de Alianza Popular.

En 2005, el Centro Democrático y Social (CDS) se integró en el PP. El partido Unió Valenciana se encuentra fusionado también desde abril de 2011. El Partido Popular se presentó en coalición en las pasadas elecciones generales de 2011 con Unión del Pueblo Navarro, el Partido Aragonés, Centro Canario Nacionalista y Extremadura Unida.

Tiene delegaciones regionales en cada comunidad autónoma y en varios países, integradas en la comunidad española de estos, que proporcionan su apoyo en las cuestiones políticas españolas e internas (vía actividades independientes y el Consejo de residentes españoles). En el PP se le denomina «PP Exterior». Forma parte del Partido Popular Europeo (PPE), de la Internacional Demócrata de Centro (IDC), y de la Unión Internacional Demócrata (IDU). Su organización juvenil son las Nuevas Generaciones del Partido Popular (NNGG).

En el XVII congreso del partido —celebrado en febrero de 2012 en Sevilla— Mariano Rajoy, después de haber resultado ganador de las elecciones generales de noviembre de 2011, fue reelegido como presidente del partido con el 97 % de los votos; María Dolores de Cospedal continuó como secretaria general. No se nombró ningún coordinador ni portavoz, sólo tres vicesecretarios: Javier Arenas, virtual "número tres" del partido, de Política Territorial; Carlos Floriano, de Organización; y Esteban González Pons, de Estudios y Programas.[18]

De acuerdo con la contabilidad oficial del partido de los años 2004 a 2011, su financiación procede en un 90 % de subvenciones públicas, tiene un endeudamiento de 80 millones de euros y, desde 2005, obtiene beneficios, 40 millones de euros en total.[22]

Historia

Antecedentes: Alianza Popular

Evolución de los escaños obtenidos por Alianza Popular ( 1977), Coalición Democrática ( 1979), la coalición entre Alianza Popular y el Partido Demócrata Popular ( 1982), Coalición Popular ( 1986) y por el Partido Popular desde 1989 en las elecciones generales de España.

El Partido Popular tiene su origen en Alianza Popular (AP),[24] Su líder más destacado era Manuel Fraga, ministro de Información y Turismo de la dictadura franquista entre 1962 y 1969, así como vicepresidente del Gobierno y ministro de la Gobernación entre 1975 y 1976, así como Presidente y candidato de AP desde su fundación hasta 1987.

En sus primeras citas electorales tuvo unos discretos resultados, obteniendo en las elecciones generales de 1977 1 526 671 votos (8,34 %) y 16 diputados, y en las de 1979 1 094 438 votos (6,10 %) y 10 diputados dentro de Coalición Democrática (coalición de Alianza Popular, Acción Ciudadana Liberal, Partido Demócrata Progresista, Renovación Española y el Partido Popular de Cataluña).

Tras el hundimiento de la entonces gobernante Unión de Centro Democrático (UCD), Alianza Popular se coaligó con algunas de las ramas de UCD ( Partido Demócrata Popular (PDP) y Partido Liberal (PL)) y diversos partidos regionalistas de derechas ( Unión Valenciana (UV), Unión del Pueblo Navarro (UPN) y el Partido Aragonés Regionalista (PAR)), Coalición Popular de cara a las elecciones generales de 1982. En ellas se presentó como Alianza Popular-Partido Demócrata Popular (AP-PDP), añadiendo las siglas del PAR, UV y UPN en sus respectivas comunidades; obtuvo 5 408 959 votos (25,70 %) y 105 diputados. En el País Vasco se presentó coaligado también con UCD, obteniendo un diputado más. En total, 106 diputados, lo que la convirtió en el primer partido de la oposición. En el Senado logró 54 escaños, 51 más que Coalición Democrática. De dichos resultados de la coalición 84 diputados y 41 senadores pertenecían a AP, 14 diputados y 10 senadores al PDP, dos diputados y un senador a UPN, dos diputados y dos senadores al PAR, dos diputados a UV y dos diputados liberales independientes que luego formarían Unión Liberal y se integrarían en el Partido Liberal.

En el referéndum sobre la permanencia de España en la OTAN celebrado en 1986 AP propugna la abstención o el voto en blanco. En diciembre de ese mismo año, y tras el fracaso de Alianza Popular en las elecciones autonómicas del País Vasco celebradas el mes anterior, Manuel Fraga Iribarne presenta su dimisión como presidente de Alianza Popular.

En el VIII Congreso de Alianza Popular, celebrado los días 7 y 8 de febrero de 1987 –el único de la historia del partido en que ha habido más de un candidato a liderarlo–, Antonio Hernández Mancha, presidente del partido en Andalucía, se impuso con claridad en la disputa por la presidencia de Alianza Popular al hasta entonces vicepresidente y hombre fuerte[26]

Refundación como Partido Popular (1989)

Tras la dimisión de Manuel Fraga, y las sucesivas victorias del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) en las elecciones generales de 1982 y 1986, Alianza Popular entró en una profunda crisis. Fraga retomó entonces provisionalmente las riendas del partido para pilotar su refundación. En el IX Congreso —celebrado en enero de 1989— se constituyó el Partido Popular, que afianzó los rasgos neoliberales de AP y redujo hasta cierto punto los rasgos conservadores. Fraga fue el primer presidente del Partido Popular, con Francisco Álvarez-Cascos como secretario general.

En efecto, el concepto de partido político y, en especial, la palabra "partido", habían despertado y mantenido una fuerte repulsión durante el franquismo, siendo ampliamente denostados y perdurando incluso hasta bien entrado el tardofranquismo a principios de 1975. De ahí que el denominado Partido Popular naciera como alianza, para evitar susceptibilidades conceptuales.

Poco después, el 4 de septiembre de 1989, José María Aznar (entonces presidente de la Junta de Castilla y León) fue elegido candidato a las elecciones generales, a propuesta del propio Fraga. En abril de 1990, Aznar se convirtió en presidente del partido. Fraga, al poco tiempo, fue nombrado presidente fundador del PP.

VI Legislatura (1996-2000): Primer gobierno de Aznar

El PP ganó por primera vez con mayoría simple las elecciones generales de 1996, presentándose conjuntamente con Unión del Pueblo Navarro y el Partido Aragonés, obteniendo 9 716 006 (el 39,18 % del total de votos) y 156 escaños. Después de las elecciones, José María Aznar fue investido presidente del Gobierno con 181 votos a favor, superando la mayoría absoluta (176), con el apoyo de los 16 diputados de Convergència i Unió, los cinco del Partido Nacionalista Vasco y los cuatro de Coalición Canaria.[27]

El Partido Popular accedió al poder tras la V legislatura socialista de 1993–1996, heredando una situación política delicada tras los escándalos de Banesto, el de KIO, Grand Tibidabo, Filesa, Ibercop, el de Gabriel Urralburu en Navarra y el de Manuel Oller en Andalucía, el del director general de la Guardia Civil Luis Roldán y el del gobernador del Banco de España. Y una economía con grandes problemas, 3 279 600 parados[28] (alrededor del 20,04 % de la población activa) en el primer trimestre de 1996, último del Gobierno de Felipe González.

Economía

José María Aznar.

Las primeras medidas a tomar del nuevo gobierno se basaron en la liberalización de la economía, reducir el déficit público e intentar el cumplimiento de las condiciones impuestas en el Tratado de Maastricht para lograr la entrada de España en el primer grupo de países en adoptar el euro. A mediados de 1996 sólo se cumplía la referida a los tipos de interés, Quedaban por cumplir las exigencias con respecto a la inflación (menos de un 2,7 %) el tipo de interés a largo plazo (inferior al 7,8 %), el déficit de las administraciones Públicas (menos del 3 %) y la Deuda Pública (menor del 60 %). España finalmente tras cumplir todas las condiciones, ingresó en el grupo de cabeza de los países del Euro en diciembre de 1997.

Basándose en estos objetivos se contuvo el gasto público reduciendo el déficit de las Administraciones Públicas del 6,6 % en 1996 al 1 % del PIB en 2000,[29] se congelaron las retribuciones en el sector público, se frenó el aumento de los presupuestos que a partir de entonces en diferencia a la gestión socialista crecería por debajo del crecimiento real de la economía. Se introdujeron importantes medidas de liberalización iniciadas en 1996, se sometió la actividad profesional de las «profesiones colegiadas» a la legislación sobre competencia y se impuso la liberalización de precios. Se liberalizó el mercado de las telecomunicaciones, se reguló la televisión por cable y se liberalizó la telefonía móvil. El Partido Popular intentó modificar la ley restrictiva del comercio promulgada por el gobierno del PSOE en 1985, pero no se llevó adelante al no contar con el apoyo de CiU. Se iniciaron medidas de liberalización del suelo, buscando la calificación del suelo no urbanizable que se determinase sólo en función de criterios medioambientales y paisajísticos. Una sentencia del Tribunal Constitucional, tras un recurso del PSOE, lo impidió.

Se privatizaron numerosas empresas públicas, como Argentaria, Enagás, Repsol, Endesa y Telefónica en un primer grupo, muchas de las cuales generaban gastos, si bien otras funcionaban de manera satisfactoria. Posteriormente se privatizarían las empresas que todavía eran totalmente públicas en su totalidad, Aceralia, Tabacalera y finalmente Iberia o Santa Bárbara,[32]

Durante la primera legislatura la tasa anual del crecimiento del Producto Interior Bruto fue del 4,2 % 1997-1999 y 4,1 % en 1999-2000.

Fin de la «Mili»

Durante esta legislatura, en cumplimiento del acuerdo alcanzado con Convergència i Unió y pese a no haberlo llevado en el programa electoral para las elecciones generales de 1996, el gobierno promulgó la Ley 17/1999, de 18 de mayo, de Régimen del Personal de las Fuerzas Armadas, por el cual se suspendería el servicio militar obligatorio (SMO, conocido como la «mili») el 31 de diciembre del año 2002. Más tarde, el Real Decreto 247/2001, de 9 de marzo, adelantó la suspensión de la prestación del servicio militar al 31 de diciembre de 2001, y el Real Decreto 342/2001, de 4 de abril, suspendió la prestación social sustitutoria del servicio militar el mismo día que el SMO. En 1996, 145 940 jóvenes tuvieron que realizar el servicio militar obligatorio.

Enfrentamiento PNV-PP

Durante el primer año de gobierno popular, se transfirieron nuevas competencias al Gobierno Vasco,[33] favoreciendo un aparente entendimiento entre PNV y PP que tuvo como representación la buena relación entre Álvarez-Cascos y Xabier Arzalluz, aunque con discrepancias en la política antiterrorista, fruto de numerosas críticas de los miembros del Partido Popular del País Vasco.[ cita requerida]

Un año después del nacimiento del espíritu de Ermua el PNV negocia secretamente con Euskadi Ta Askatasuna (ETA) una tregua, que se iniciaría el 18 de septiembre de 1998.[35] Estos hechos motivaron la rotura del apoyo mutuo entre PNV y PP, rompiéndose los pactos de gobierno conjuntos en el País Vasco como el del ayuntamiento de Bilbao. La pérdida del apoyo del PNV en el congreso no tuvo consecuencias directas, puesto que el PP siguió contando con el apoyo de CiU y CC, en total 176 escaños. Durante 1998 y 1999, en el tiempo que duró la tregua de ETA, se acercaron 135 presos de la banda a cárceles vascas, y se mantuvo una reunión entre representantes del gobierno y ETA en Zúrich. Una vez finalizado el proceso ETA inició una ofensiva contra ediles y cargos públicos del PP. En enero de 1999, Álvarez-Cascos abandona la secretaría general del partido en favor de Javier Arenas.

Como consecuencia directa de la nueva estrategia seguida por el PNV, PP y PSE-EE iniciaron una nueva etapa de entendimiento en el contexto vasco. La controversia y enfrentamiento entre PNV y PP y PSE-EE influiría notablemente en la vida política española, llegando al clímax de confrontación en las elecciones autonómicas vascas del 2001, en las que Jaime Mayor Oreja sería candidato a lehendakari, dejando su puesto como ministro de interior. En la elecciones autonómicas del País Vasco del 2001 el Partido Popular obtuvo 19 escaños, sus mejores resultados en unas elecciones autonómicas vascas.

Política antiterrorista

Jaime Mayor Oreja, originario del País Vasco, fue el ministro del Interior durante la primera legislatura del PP. Durante su gestión se desarticularon numerosos comandos etarras, y a partir de 1998 se inició un nuevo frente contra ETA. Las operaciones policiales se dirigieron no sólo a la detención y desarticulación de la «mano ejecutora» de asesinatos, secuestros y extorsiones, si no que se ampliaron hacia la investigación de todo el entorno y las estructuras «legales» de las que ETA se nutría y en las que se apoyaba para continuar con su actividad violenta. Como ejemplo, cabe citar la detención de once personas y los más de 20 registros de viviendas y empresas de Guipúzcoa y Vizcaya,[ cita requerida] vinculadas a empresas de la coordinadora KAS, a través de las cuales se daba cobertura legal al movimiento financiero de la banda terrorista.

VII Legislatura (2000-2004): Segundo gobierno de Aznar

Las elecciones generales de 2000 las gana el Partido Popular por amplia mayoría con 183 escaños frente a los 125 del PSOE.[36]

Política antiterrorista

Antonio Basagoiti, presidente del Partido Popular del País Vasco durante una visita a Algorta, en la precampaña de las Elecciones al Parlamento Vasco de 2009.

Se produjo un aumento de las ayudas a víctimas del terrorismo de 2 350 494 € en 1996 a 19 857 102 €.

En 2000, y a propuesta del Secretario General del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, PP y PSOE firmaron el denominado Pacto por las libertades y contra el terrorismo, que excluía los asuntos relacionados con el terrorismo del debate político entre ambas formaciones.[37]

En 2002, se ilegalizó Batasuna, así como Segi y Jarrai. Progresivamente el número de muertos por terrorismo etarra disminuyó gradualmente hasta no producirse ningún muerto desde junio de 2003 hasta más allá del final de la legislatura.

Distanciamiento PP-CiU

Durante esta legislatura se produjo un distanciamiento entre el PP y Convergència i Unió, pese a lo cual esta última aprobó los Presupuestos Generales del Estado para los años 2001, 2002 y 2003.

Sucesión

El 30 de agosto de 2003 Aznar confirmó su compromiso anunciado años atrás de no continuar como líder del partido. A propuesta suya, el Comité Ejecutivo del Partido y la Junta Directiva Nacional eligieron al entonces vicepresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para ser candidato a la Presidencia del Gobierno de España y Secretario General del partido.

Desgaste

Es en esta última etapa donde el gobierno dirigido por Aznar sufre un mayor desgaste fruto de la presión de la oposición de izquierdas y nacionalista en torno a sucesos como la reforma laboral (que fue objeto de una huelga general), el hundimiento del petrolero Prestige (véase Nunca Máis) o la Guerra de Irak (véase Manifestaciones contra la invasión de Iraq de 2003).

Educación

Se aumentó el gasto público de 14 403 millones de euros en el curso 1995/1996 a 23 469 millones de euros en el curso 2003/2004, suponiendo un aumento del 1,4 3% del total del gasto público (fuente EGPE[38] (MEC)).

Inmigración

Durante las legislaturas del Gobierno del Partido Popular se adoptaron nuevas medidas para regular la inmigración irregular, como fomentar los acuerdos de repatriación y convenios internacionales relativos a control de flujos migratorios de 3 en 1996 a 25 en 2004 (Dato MIN) con los países africanos; también se aumentó el número de plazas en centros de internamiento de inmigrantes de 552 a 2622 en 2002 (Dato MIN). En todo caso, el número de inmigrantes empadronados creció de 542 314 en 1996 a 3 034 326 en 2004.

Política Judicial y legislativa

La oposición le reprochó al gobierno popular la creación de para determinados colectivos, grupos de interés económico y personas concretas, como por ejemplo, el Real Decreto-Ley 3/2000 que estableció la desfiscalización de terminadas operaciones realizadas en el régimen especial de tenencia de valores extranjeros o la creación de un artículo para los que promuevan referéndums ilegales.

VIII legislatura (2004-2011): Vuelta a la oposición

Mariano Rajoy durante un mitin en Madrid (diciembre de 2005).

En las elecciones de 2004, celebradas tres días después de los atentados terroristas del 11-M en Madrid, Mariano Rajoy fue derrotado en las urnas por el candidato del PSOE José Luis Rodríguez Zapatero. Entre los tres días que acontecieron entre los atentados y la victoria socialista, se acusó y se acusa aún hoy en día, a varios miembros del entonces gobierno popular de declarar en varias ocasiones que había indicios para pensar que ETA había colaborado a cabo la matanza. Mientras tanto, en pleno día de reflexión electoral, se celebraron manifestaciones ante sus sedes acusándoles de mentir, hecho que no fue condenado por la Junta Electoral ni por los demás partidos. Posteriormente, tras avanzar la investigación, se descubrió la implicación de una célula islamista radical en el atentado. En tan agitados comicios, el PP obtiene 148 diputados con el 37,71 % de los votos frente a los 164 del PSOE con el 42,59 %.

El PP fue partido mayoritario de la oposición parlamentaria, con Rajoy como líder de la oposición. Se fue progresivamente desmarcando de los acuerdos con otras fuerzas políticas, sean de una u otra ideología, y en ocasiones marginado, como ocurrió desde finales de 2003 con el Pacto del Tinell, en asuntos como la reforma de la justicia o en las conclusiones de la Comisión del 11-M. Incluso un socialista ha sido elegido como presidente de la cámara del Senado, en donde el Partido Popular tiene mayoría simple. Su política exterior fue revertida y sus proyectos estrella paralizados o suprimidos, como el Plan Hidrológico Nacional o la Ley de Calidad de la Enseñanza. El 13 de septiembre de 2006, también Artur Mas, líder de CiU, se comprometía, y en este caso ante notario, a no pactar con el PP,[39] debido a la oposición del PP al nuevo estatuto de autonomía de Cataluña. El Partido Popular mostró su rotundo rechazo a la designación en el preámbulo a Cataluña como nación, la capacidad para blindar las competencias del estado en Cataluña, la creación de un órgano judicial dependiente de la Generalidad de Cataluña, una agencia tributaria propia y lo que ellos vieron como una marginación del castellano en los derechos lingüísticos.

La VIII Legislatura de España se caracterizó por sus frecuentes roces con el PSOE, sobre todo respecto al diálogo político con ETA, la inmigración, las OPAs sobre Endesa y las reformas de los Estatutos de Autonomía de las comunidades autónomas, en especial el Estatuto de autonomía de Cataluña de 2006.

El PP ha apoyado también varias manifestaciones organizadas por distintas organizaciones y asociaciones como la AVT o el Foro Español de la Familia intentando reproducir así la estrategia de movilización de sus bases que tanto éxito ha dado, según algunos, a la izquierda en la anterior legislatura. El 10 de marzo de 2007 fue este partido el convocante de una manifestación multitudinaria para protestar contra la excarcelación del etarra De Juana Chaos. En el contexto de esta estrategia de la crispación, diversos medios de comunicación y personas vinculadas al Partido Popular —como los periódicos Libertad Digital y El Mundo, la cadena de radio COPE o diputados como Jaime Ignacio del Burgo— se mostraron en extremo partidarios de las desacreditadas teorías de la conspiración del 11M.[44]

Por su parte, las tensiones entre los militantes de ambos partidos se han recrudecido, como demuestran las agresiones sufridas por Ángel Acebes y Josep Piqué por parte de miembros de las Juventudes Socialistas en Martorell[45] y la del « caso Bono», debido a la detención de militantes del PP en relación con una supuesta agresión al entonces Ministro de Defensa José Bono.

En marzo de 2006 el Partido Popular celebró una Convención Popular en Madrid, comenzando a elaborar documentos-base de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2007. En marzo de 2007 el Partido Popular anunció que dejaría de atender a los medios pertenecientes al Grupo PRISA (el diario El País y la Cadena Ser, entre otros) debido a unas declaraciones de su presidente, Jesús de Polanco, en las que criticaba la actitud de este partido en el periodo posterior a su derrota de 2004,[47]

En mayo de 2007 el Partido Popular vuelve a ser el partido más votado a nivel nacional en las elecciones municipales, superando al PSOE en algo más de 165 000 votos.

IX Legislatura (2008-2011)

Los resultados de las elecciones generales de 2008 dieron como vencedor al Partido Socialista Obrero Español, que obtuvo 169 escaños al Congreso de los Diputados (cinco más que en 2004) y un 43,87 % de votos, frente al Partido Popular que obtuvo 154 diputados (seis más que en 2004) y un 39,94 % de votos.[48]

Tras este segundo fracaso consecutivo, diversos medios afines (como la cadena de radio COPE o el diario El Mundo) pusieron en tela de juicio la continuidad de Mariano Rajoy como jefe del partido y de la oposición.[69]

Mariano Rajoy es respaldado por diferentes líderes del Partido Popular de la Comunidad Valenciana poco antes del congreso en que resultaría reelegido.

El XVI Congreso del PP se celebró en Valencia los días 20, 21 y 22 de junio de 2008, y Rajoy resultó reelegido como presidente del PP con el 84 % de los votos válidos de los compromisarios electos.[71]

En este congreso se aceptó una enmienda propuesta por Vidal-Quadras, Santiago Abascal y otros, respecto de la línea política a desarrollar por su partido en relación a los partidos nacionalistas, que recogía la «necesidad de una reforma constitucional que fortalezca el Estado y cohesione la Nación, así como de una nueva estrategia de pactos en virtud de la cual el Partido Popular buscará de manera preferente la estabilidad parlamentaria tanto a nivel nacional como autonómico mediante acuerdos con el PSOE y no con los nacionalistas»,[73]

Esta enmienda a la línea política fue el fundamento del apoyo del PP al PSOE en el Parlamento Vasco tras las elecciones de 2009,[76] hasta la convocatoria de nuevas elecciones en noviembre de 2012.

En octubre de 2008, la Agencia Española de Protección de Datos sancionó al PP con una multa de 60 101,21 euros por una infracción grave de la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal consistente en la inclusión, sin su consentimiento, de cuatro vecinos de El Grove como «falsos voluntarios» de las listas de las elecciones del País Vasco de mayo de 2007.[78]

En octubre de 2008, como consecuencia de una serie de disputas, el Partido Popular anunció la ruptura del pacto de 1991 con Unión del Pueblo Navarro, para refundar su propia organización en esta comunidad autónoma donde venían gobernando desde 1996.[82]

El 7 de junio de 2009, el PP ganó las elecciones al Parlamento Europeo con el 42,12 % de los votos (23 diputados) frente al 38,78 % (21 diputados) obtenido por el PSOE.

A lo largo de 2009, varios cargos del Partido Popular en diferentes provincias españolas fueron detenidos por cargos relacionados con la corrupción política.[83] Desde el Partido Popular se lanzó una contracampaña asegurando que tales detenciones constituían en realidad un caso de persecución gubernamental. Estas acusaciones de corrupción se plasmaron en el denominado Caso Gürtel.

También saltó durante 2009 el caso del presunto espionaje político en la Comunidad Autónoma de Madrid. En dicho caso varios cargos del PP se vieron acusados de espionaje ilegal a sus propios compañeros de partido y a miembros de la oposición.[84] El caso fue archivado posteriormente al no haberse probado la realidad de dichos seguimientos.

X legislatura (2011-2015): Regreso al Gobierno

Como consecuencia de la crisis económica y de la actuación del gobierno durante la misma, se produjo un descalabro en las expectativas electorales del PSOE y un incremento de las del PP, algo que se confirmó el 20 de noviembre de 2011 en las elecciones generales anticipadas en que el PP logró una mayoría absoluta que le permitío acceder 8 años después al gobierno de la nación.

Other Languages
aragonés: Partido Popular
asturianu: Partido Popular
беларуская (тарашкевіца)‎: Народная партыя (Гішпанія)
euskara: PP
estremeñu: Partido Popular
hrvatski: Partido Popular
Bahasa Indonesia: Partai Rakyat (Spanyol)
Lëtzebuergesch: Partido Popular
norsk bokmål: Partido Popular
srpskohrvatski / српскохрватски: Narodna stranka (Španija)