Partido Peronista Femenino

Partido Peronista Femenino
Presidente Delia Parodi
Fundación 1949
Disolución 23 de septiembre de 1955
Ideología Peronismo, feminismo
Partidos
creadores
Partido Justicialista
Sede Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Peronista Femenino fue un partido político argentino creado en 1949 y desaparecido en 1955. Solo podía estar integrado por mujeres y eligió como primera presidenta a Eva Perón. Tenía garantizado el 33% de los cargos que obtenía el peronismo (los otros dos tercios eran para los sindicatos y para el sector político masculino).

Origen

Eva Perón primera presidenta del Partido Peronista Femenino.

Luego de obtener el sufragio femenino en 1947 Eva Perón, Evita, comprendió que la sola existencia de la ley no garantizaba la presencia de las mujeres entre los candidatos con posibilidades de ser electos. Por esa razón, en 1949, junto con otras mujeres que venían actuando políticamente desde 1945, decidieron fundar el Partido Peronista Femenino.

En el discurso que pronunció en aquella ocasión Evita precisa la razón de haber creado el partido:

El partido femenino que yo dirijo en mi país está vinculado lógicamente al movimiento Peronista pero es independiente como partido del que integran los hombres... Así como los obreros sólo pudieron salvarse por sí mismos y así como siempre he dicho, repitiéndolo a Perón, que "solamente los humildes salvarán a los humildes", también pienso que únicamente las mujeres serán la salvación de las mujeres. Allí está la causa de mi decisión de organizar el partido femenino fuera de la organización política de los hombres peronistas. Nos une totalmente el Líder, único e indiscutido para todos. Nos unen los grandes objetivos de la doctrina y del movimiento Peronista. Pero nos separa una sola cosa: nosotras tenemos un objetivo nuestro que es redimir a la mujer.[1]

Debido a su organización autónoma el partido obtuvo que el 33% de todos los cargos obtenidos por el peronismo debían corresponderle (véase: discriminación positiva). De este modo gran cantidad de mujeres resultaron electas en 1951 por el partido para ocupar cargos legislativos: 23 diputadas nacionales, 6 senadoras nacionales, y si se cuentan a las legisladoras provinciales fueron electas en total 109 mujeres. [2] Las dificultades de las mujeres para acceder a cargos políticos, aún cuando se les reconocían sus derechos, quedó evidenciada con la Unión Cívica Radical, el segundo partido del país en aquel entonces, pero en el que ninguna mujer accedió a un cargo electivo.

Other Languages