Partido Nacional (Sudáfrica)

Partido Nacional de Sudáfrica
Presidente Marthinus van Schalwyk (NNP), hasta 2005. Juan Duval Uys[1] desde agosto de 2008.
Fundación 1914, original
1934 como Herenigde NP
1997 como Nuevo NP
2008 versión corriente
Disolución 2005 (Nuevo NP)
Ideología Derecha, conservadurismo, democracia cristiana, centro reformista, anticomunismo, apartheid, conservadurismo liberal, conservadurismo democrático, (hasta 1994).
Sede Ciudad del Cabo
País Sudáfrica
Afiliación internacional Unión Internacional Demócrata
Sitio web [8]
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Nacional (en inglés: National Party) ? y en afrikáans, Nasionale Party fue el partido de gobierno en Sudáfrica desde el 4 de junio de 1948 hasta el 9 de mayo de 1994. [2]

Generalidades

El NP fue una de las instituciones más visibles de la población afrikáner de Sudáfrica, en oposición a sus rivales políticos anglo-sudafricanos. Desde su formación en 1914 y su subida al poder en 1948, el NP fue un partido que se opuso a la influencia británica sobre Sudáfrica. El liderazgo del NP después de JBM Hertzog fue realizado por miembros del Afrikáner Broederbond (Hermandad), la sociedad secreta afrikaner. Luego, durante la Guerra Fría, el NP cambió sus políticas oficiales para presentarse como un baluarte contra los movimientos comunistas en África. Sería mejor decir que han sido cuatro los Partidos Nacionales:

  • 1. El NP original de Hertzog formado en 1914, existió hasta 1934 y entonces se mezcló con el Partido de Sudáfrica para formar el Partido Unido (UP).
  • 2. El NP de los disidentes que se opusieron a la unión, dirigidos por Daniel Malan. Éste partido, el «NP Reformado» gobernó el país durante los años 1948 a 1994.
  • 3. El «Nuevo Partido Nacional» (NNP) que sucedió al NP en 1997 bajo el caudillaje de Marthinus Van Schalwyk. NNP fue un partido conservador, si bien renunció a las políticas de apartheid. En 2005, después la pérdida de casi todos sus partidarios en las elecciones de 2004, Van Schalwyk acordó unir el NNP totalmente con el Congreso Nacional Africano.
  • 4. Un partido menor formado en 2008.[3]

Las luchas intercolonialistas entre británicoa y neerlandeses habían determinado, al margen de los intereses específicos de la población negra, el nacimiento de un estado que basaba su fortaleza en la discriminación más absoluta de los nativos (conocida como apartheid), que solo representaba mano de obra explotable y laboriosa. La minoría de origen europeo (apenas un 17,5 % de la población) después de la segunda guerra mundial recrudeció aún más sus posiciones segregacionistas y en 1948, al triunfar la corriente más extrema de esa tendencia, el apartheid adquirió características aún más drásticas, que se tradujeron en la obligatoriedad de que todos los habitantes nativos tuvieran que aprender la lengua afrikáans, una mezcla de inglés y neerlandés, que además de ser un idioma híbrido resultaba inútil e incomprensible para la mayoría negra. Aunque la Unión Sudafricana continuó ligada a la Comunidad Británica de naciones hasta 1961 (Cuando se transformó en República) esos vínculos se habían debilitado, de hecho, con la llegada al gobierno de los nacionalistas ultras, que no aceptaban las recomendaciones de moderación que se instruían desde Londres. Para el sector gobernante, que interpretaba de alguna manera los sentimientos de una gran parte de la minoría blanca, la intromisión británica en sus asuntos se transformó, gradualmente, en una situación intolerable, sobre todo por el notable crecimiento económico que había alcanzado el país, cuyas riquezas naturales eran inconmensurables, especialmente en la industria minera ( carbón, hierro, plata, oro, estaño). Esto, desde luego, determinó bien pronto la codicia de los grupos dominantes, que después de haber luchado con frenesí entre ellos, no querían ser atados a un poder central y buscaban, por lo mismo, una independencia total que les permitiera usufructuar sin control alternativo la abundancia que generaban el suelo y el subsuelo del territorio. Además, la explotación de la mayoría nativa estaba sustentada, tal como afirma Jacques Maquet (1971), "en la doctrina de la superioridad racial" que "se refiere a una superioridad de la naturaleza y, por tanto, inalterable. los hombres de raza blanca están dotados de caracteres hereditarios comunes y exclusivos que les aseguran un desarrollo mental superior a otras razas". La herencia genética de los negros limita para siempre sus potencialidades. Fundamentalmente, esta concepción es idéntica a la desigualdad de aptitudes que tan privilegiado lugar ocupa en las representaciones mentales de las castas superiores tradicionales. También esta tiene la misma función ideológica: justificar los privilegios de una minoría mediante una argumentación en la que se asegura la perpetuidad, ya que la superioridad se considera enraizada en la naturaleza". No obstante, esa doctrina, esos dogmas genéticos, tenían sus contradictores entre los propios blancos sudafricanos, quienes señalaban que "los negros no son congénitamente inferiores, pero si les abrimos nuestras universidades pronto nos alcanzarán" y, desde luego, desaparecería la mano de obra barata, la opresión en todas sus significaciones, en una extensión ilimitada. Por lo tanto , en Sudáfrica como en Rodesia la discriminación racial, si nos atenemos a las propias confesiones de los blancos, funcionaba como una expresión económica superestructural y no como una consecuencia genética universalizable.

Los actos de racismo se practicaron en Sudáfrica durante muchos años, pero no fue sino hasta 1948 que tomó forma jurídica al ser respaldado por leyes promulgadas a tal efecto. En las elecciones de 1947, el radical Partido Nacionalista ganó las elecciones en una coalición con el Partido Afrikáans, dirigido por el pastor protestante Daniel François Malan. Por una perversión de la ley electoral, que le dio mayoría a pesar de obtener menos votos que su rival, el Partido Unido, igualmente ocurrió en 1953. El fraude, que se produce en muchos países democráticos, consiste en dar un número determinado de escaños por territorio. Un territorio con pocos habitantes recibe en proporción a su población, más escaños que otro con más habitantes. Así, zonas con población de varios millones de habitantes (como las ciudades de voto progresista), tienen menos representación política que la suma de zonas rurales tradicionalmente conservadoras. El resultado de la política del NP fue el apartheid. Fue llamado así porque en afrikáner significa "segregación". Este sistema consistía básicamente en la división de los diferentes grupos raciales y la inversión en capital social y la garantía de los derechos humanos sobre la base de la raza. Todo este movimiento estaba dirigido por El partido nacional (NP) , que instauró todo tipo de leyes que cubrían, en general, aspectos sociales. Se hacía una clasificación racial de acuerdo a la apariencia, a la aceptación social o a la ascendencia. Se restringen los derechos sindicales y económicos de los negros. Su expresión política está limitada por el censo, del cual con frecuencia, se ve excluida arbitrariamente la población negra y por los criterios de educación. Este nuevo sistema produjo revoluciones y resistencias por parte de los ciudadanos negros del país.

Other Languages