Partido Liberal Colombiano

Partido Liberal Colombiano
PartidoLiberalColombiano.gif
Presidente
Fundación 16 de julio de 1848 (168 años)
Eslogan Oportunidades para todos
Ideología Liberalismo
Social democracia
Social liberalismo
(Según el Instituto del Pensamiento Liberal)
Neoliberalismo
(Ideología histórica)
Posición Centro - centroizquierda
Miembro de Unidad Nacional
Sede Bogotá, Colombia
País Flag of Colombia.svg  Colombia
Afiliación internacional Internacional Socialista[2]
Afiliación regional Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina
Escaños en el Senado
17 / 102
Escaños en la Cámara
39 / 166
Gobernaciones
6 / 32
Diputados
78 / 418
Alcaldías
181 / 1102
Sitio web www.partidoliberal.org.co
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Liberal Colombiano es uno de los dos partidos políticos tradicionales de Colombia, fundado en 1848 por José Ezequiel Rojas

Junto con el Partido Conservador han gobernado Colombia desde 1900 hasta el año 2002, fecha en la que asciende al poder Álvaro Uribe Vélez. Los dos partidos fueron protagonistas de fuertes disputas civiles que dejaron centenares de muertos y desplazados, sobre todo en la época conocida como La Violencia, la situación se calmó con la solución a la crisis de los partidos generada por el gobierno de Gustavo Rojas Pinilla, obligándole a dimitir del cargo y acordando el "Frente Nacional", donde los dos partidos se alternarían en el poder en 4 periodos presidenciales de 4 años cada uno (1958 - 1974). Varios líderes del Partido Liberal resaltan por su importancia en la historia de la República, entre ellos Rafael Uribe Uribe, Alfonso López Pumarejo, Jorge Eliecer Gaitán y Luis Carlos Galán Sarmiento.


Historia

Fundación

La primera vez que se usó la palabra liberal para calificar a un grupo político en Colombia fue en la Convención de Ocaña, y con éste nombre se identificó a los partidarios de Santander que se opusieron a Bolívar en dicha convención. Sin embargo las ideas liberales clásicas habían penetrado desde la adopción de la obra de Bentham por la Comisión de Educación creada por Santader como presidente encargado de Colombia en 1822.

Durante la presidencia de Santander se formó en torno a él y su gobierno un partido; dicho partido se identificó como Partido Progresista, por considerar como máximo fin el progreso material y social del país a través de las reformas que impulsaban. Sin embargo el partido no supo mantener su unidad, y para 1836 se encontraba dividido y en las elecciones de 1837 se enfrentaron los llamados progresistas demócratas de Obando apoyados por Santander, los progresistas doctrinarios de Azuero y los retrógrados apoyados por progresistas moderados que formaron el Partido Ministerial de Márquez nuevo presidente electo.

Las diferencias entre los progresistas doctrinarios y moderados eran más de forma que de fondo, diferían en como continuar las reformas del gobierno de Santander y en la profundidad social que éstas debían tener; por eso pronto se unieron para oponerse al gobierno de Márquez que desmontó la obra de gobierno de Santander y proscribió a varios de los jefes destacados del partido progresista, entre ellos a Obando el más carismático y popular de sus jefes.

La Constitución de 1863

Desde 1863 y hasta 1886, el Liberalismo Radical gobernó casi ininterrumpidamente, y sus más destacadas figuras recibieron el nombre de El olimpo radical; cuyos gobiernos se caracterizaron por un laicismo en la administración del Estado, que al ser rechazado por el clero católico originó una política anticlerical, su impulso a la educación laica y racionalista y un federalismo extremo. De esta época se destacan los ex mandatarios Tomás Cipriano de Mosquera y Manuel Murillo Toro.

La constitución de 1863 tuvo como objetivo llevar al país a un federalismo extremo nunca antes conocido. Consagró la consolidación de los nueve estados soberanos que se forman desde 1855: Antioquia, Bolívar, Boyacá, Cauca, Cundinamarca, Magdalena, Panamá, Santander y Tolima, reunidos bajo el nombre de los Estados Unidos de Colombia, decretando la unidad a perpetuidad de estos estados. El gobierno central solo podía ocuparse entonces de las relaciones exteriores, defender las fronteras y declararle la guerra a los países invasores

Ostracismo en la Hegemonía Conservadora

A principios de la década de 1880 el Partido Liberal estaba dividido, en la división los Liberales Independientes junto a los Conservadores consiguieron desbancar a los radicales. En la guerra civil de 1885, el liberalismo radical representaba al federalismo de los Estados Unidos de Colombia mientras que la coalición, comandado por el antiguo militante liberal Rafael Núñez, representaba el centralismo que ganaría finalmente y promulgaría la nueva constitución de 1886; esta coalición terminaría siendo absorbida por el conservatismo a partir de entonces. A partir de este año y luego de ser vencidos otra vez en la Guerra de los Mil Días ( 1899- 1902), los liberales mantuvieron importante participación en el congreso pero no elegirían a un nuevo presidente sino hasta 1930. Durante estos años de actuación como minoría el liberalismo estuvo liderado por el intelectual y militar General Rafael Uribe Uribe, asesinado en 1914, y tras este hecho, por el también General Benjamín Herrera, quien conduciría el partido hasta su muerte en 1928; en varias ocasiones el partido participó del gobierno nacional con cuotas minoritarias en el gabinete de ministros.

En 1930 y aprovechando la división del conservatismo, el Partido Liberal, ahora bajo la conducción del empresario y periodista Alfonso López Pumarejo recuperó la presidencia en la persona de Enrique Olaya Herrera. Posteriormente bajo los gobiernos del mismo Alfonso López Pumarejo, de Eduardo Santos, nuevamente de López y de Alberto Lleras Camargo, conservó el poder presidencial y las mayorías del congreso por 16 años hasta 1946, en una época que recibió el nombre de Segunda República Liberal, y que se caracterizó por el impulso progresista y social de los gobernantes, en especial de López Pumarejo. En este período se adelantó la Reforma Constitucional de 1936, que reformó el Estado Colombiano introduciendo en la Carta Política de 1886 las reformas atinentes a la función social de la propiedad, la protección de los trabajadores, la creación de los sindicatos y la intervención del Estado en la economía.

En 1946 una división interna entre los seguidores de Jorge Eliécer Gaitán y Gabriel Turbay permitió el triunfo del conservador Mariano Ospina Pérez. El partido conservó las mayorías en el Congreso pero el asesinato de Gaitán el 9 de abril de 1948 y una esgrimida falta de garantías alejó a los liberales de las elecciones de 1949, para las que se había propuesto al ex presidente interino Darío Echandía.

Se presentó una división en el Partido Liberal entre quienes respaldaban y contradecían al General Gustavo Rojas Pinilla en 1953 cuando derrocó a Laureano Gómez; pero rápidamente pasaron a la oposición al advertir los tintes populistas de su gobierno. Es así como en 1957, el partido se une al Partido Conservador en el Frente Nacional con el objetivo de derrocar al presidente Gustavo Rojas Pinilla, evitar las históricas rencillas entre ambos partidos y compartir el poder durante 16 años hasta 1974.

Al término del Frente Nacional se presentaban al interior del partido tres grandes líderes con aspiraciones presidenciales: el ex presidente Carlos Lleras Restrepo y los ex cancilleres Julio César Turbay y Alfonso López Michelsen, que desde entonces representarían las tres corrientes dominantes del partido.

2000 en adelante

Desde el fin del Frente Nacional hasta el 2002, el liberalismo se mantuvo como la mayor fuerza en el Congreso, superando al Partido Conservador, y eligió a cinco de los siete presidentes elegidos en Colombia desde entonces: Alfonso López Michelsen, Julio César Turbay, Virgilio Barco, César Gaviria y Ernesto Samper. En las elecciones legislativas de 2010 eligió a 38 de 166 representantes y 17 de 102 senadores.

En 1999, y luego de un proceso que inició en 1982 el ex presidente Alfonso López Michelsen, el Partido Liberal se unió a la Internacional Socialista, consolidando las tesis socialdemócratas que se venían promulgando desde los tiempos de Rafael Uribe Uribe.

En la última década el partido ha atravesado por un proceso de desgaste frente a la opinión pública producto, en especial, del escándalo del Proceso 8.000 que contaminó el gobierno liberal de Ernesto Samper; esto se ha reflejado en los resultados de las últimas cuatro elecciones presidenciales. Así en los comicios de 1998 Horacio Serpa no logró derrotar al conservador Andrés Pastrana en la segunda vuelta; en las elecciones de 2002 se acentuó el desgaste y el partido obtuvo apenas el 31.8% de los votos; en 2006 su votación redujo a menos de una tercera parte, viéndose relegado al tercer lugar y ya en las elecciones de 2010 el candidato liberal Rafael Pardo ocupó el sexto lugar con poco más del 4% de la votación.

El ex presidente de Colombia Álvaro Uribe Vélez forjó su carrera dentro del Partido Liberal, aunque fue elegido por un movimiento independiente, en relación a su gobierno el Partido Liberal fijó una política de oposición. Esto produjo un gran cisma al interior del partido, que se dividió entre "opositores" y "uribistas". Aún cuando hubo varios intentos de reconciliar las dos vertientes del partido, la mayoría socialdemócrata fue firme en su oposición al uribismo, tachándolo de neoliberal y reaccionario. La mayor parte de los liberales que respaldaron las políticas uribistas, se marginaron del partido y se han agrupado en dos nuevas fuerzas políticas: Cambio Radical y el Partido de la U.

Durante los últimos meses de 2011 las directivas del Partido Liberal realizaron acercamientos con algunos de los ex militantes liberales que abandonaron el partido a causa de las diferencias en torno a la figura de Álvaro Uribe y que hoy se encuentran en los partidos de la U y Cambio Radical, con el fin de lograr la reunificación liberal; sin embargo el proyecto empezó a frustrarse en diciembre, cuando directivas de Cambio Radical anunciaron que no estaban dispuestas a convertirse en apéndice del Partido Liberal.[3]

Other Languages