Partido Liberal (España, Restauración)

Partido Liberal
Líder Práxedes Mateo Sagasta
José Canalejas
Conde de Romanones
Manuel García Prieto
Fundación 23 de mayo de 1880
Disolución 1931
Ideología Liberalismo progresista,
monarquismo
Partidos
creadores
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Liberal, originalmente conocido como Partido Liberal-Fusionista, fue un partido político español creado por Práxedes Mateo Sagasta y que, con el Partido Conservador de Cánovas, constituiría el sistema bipartidista con alternancia en el gobierno que caracterizaría a la Restauración española durante el tramo final del siglo XIX y el inicial del siglo XX.

Historia

Fue fundado el 23 de mayo de 1880,[2]

Desde aquel momento, Sagasta se convirtió en el líder indiscutible del nuevo partido[1] iniciando una primera etapa del sistema que conocerá hasta tres gobiernos liberales (dos presididos por el propio Sagasta y uno por Posada Herrera).

Pasatiempos fusionistas, caricatura de Martínez Campos y Sagasta, dibujo de Eduardo Sojo, publicado en El Motín el 10 de julio de 1881.

El programa político del Partido Liberal incluía la consecución del sufragio universal masculino —objetivo que vería cumplido en 1890—, la libertad de asociación religiosa y la separación de poderes; y aunque cabría calificarlo como un partido dinástico, a principios del siglo XX algunos políticos que más tarde serían prohombres republicanos militaron en sus filas, como Niceto Alcalá Zamora.

La segunda etapa se inicia cuando el sistema se institucionaliza y refrenda en 1885 cuando ambos partidos firman el Pacto de El Pardo que establecía que ambos partidos se alternarían en el poder a la muerte de Alfonso XII, lo cual fue garantizado gracias a las redes caciquiles con que ambos partidos contaban por toda España. Este pacto impedía el acceso al poder de ideologías radicales en aquel momento ( anarquismo, socialismo, republicanismo) que podían poner en peligro el régimen monárquico.

En 1898 se produce una primera escisión en el Partido Liberal cuando Germán Gamazo Calvo abandona el partido, encabezando un grupo disidente que terminaría uniéndose al Partido Conservador. Entre aquellos que abandonaron el partido se encontraba Antonio Maura, que posteriormente encabezaría el Partido conservador y sería varias veces presidente del Consejo de Ministros.[4]

Caricatura de Joaquín Xaudaró en la revista Gedeón, en la que se representa a Eugenio Montero Ríos y Segismundo Moret, 26 de febrero de 1904.

Tras la muerte de Sagasta, en 1903, se produjo un enfrentamiento entre Eugenio Montero Ríos y Segismundo Moret por tomar las riendas del Partido Liberal que a la postre llevaría a José Canalejas a dirigirlo y aunque intentó reformarlo para acercarlo a la realidad del país, su asesinato truncó cualquier evolución del partido.

El asesinato de Canalejas en 1912 reabrió la lucha por el poder con dos nuevos protagonistas —el Conde de Romanones y Manuel García Prieto— y llevaría al partido a una profunda crisis,[2] aunque tanto uno como otro accedieron al gobierno en varias ocasiones, que unida a la del propio sistema político que había protagonizado a una fase de disgregación que finalizó en 1931, después de la dictadura de Primo de Rivera y con el final de la monarquía de Alfonso XIII.

Other Languages