Partido Justicialista

Partido Justicialista
PJ-logo.png
Presidente José Luis Gioja[1]
Vicepresidente Daniel Scioli
Secretario/a general Sergio Urribarri
Presidentes de bloque en Diputados FpV: Hector Recalde
BJ: Oscar Romero
Presidente de bloque en el Senado Miguel Ángel Pichetto
Fundación 21 de noviembre de 1946 (70 años)
Ideología Peronismo
Partidos
creadores
Partido Laborista
Unión Cívica Radical (Junta Renovadora)
Partido Independiente[2]
Miembro de Frente para la Victoria
Sede Matheu 130, Buenos Aires
País Flag of Argentina.svg  Argentina
Colores      Celeste
     Blanco
Organización
juvenil
Juventud Peronista
Afiliación regional COPPPAL
Organización Demócrata Cristiana de América[3]
Membresía 3 626 728 [4]
Senadores[5]
42 / 72
Diputados (FPV+BJ)[6]
97 / 257
Distritos[7]
14 / 24
Sitio web www.pj.org.ar
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Justicialista (PJ), es un partido político argentino, continuador del Partido Peronista, fundado por el general Juan Domingo Perón en 1946, el que a su vez resultó de la fusión de los partidos Laborista, Unión Cívica Radical Junta Renovadora e Independiente, creados en 1945.

Adoptó la justicia social como principal estandarte desde sus orígenes, quedando desde entonces muy ligado a la clase obrera y los sindicatos. Logró así convertirse desde su nacimiento, junto a la Unión Cívica Radical, en uno de los dos partidos políticos más importantes que hubo en el país hasta finales del siglo XX.

El nombre actual lo posee desde que obtuvo personería como partido político bajo el régimen de la ley de facto 19 102 de 1971[8] cuyo artículo 21 impedía que el nombre de los partidos contuviera designaciones personales o derivados de ella, lo que finalmente impedía usar la denominación de Partido Peronista.

El justicialismo llegó por elección popular a la Presidencia de la Nación en nueve oportunidades: Juan Domingo Perón (1946, reelecto en 1951 y nuevamente, en septiembre de 1973), Héctor José Cámpora (marzo de 1973), Carlos Saúl Menem (1989, reelecto en 1995), Néstor Kirchner (2003) y Cristina Fernández de Kirchner (2007, reelecta en 2011).

Otros tres justicialistas llegaron a la presidencia por vías institucionales: María Estela Martínez de Perón (como vicepresidenta por la muerte del presidente Perón en 1974), Adolfo Rodríguez Saá (por elección del Congreso tras la renuncia de Fernando de la Rúa en diciembre de 2001), y Eduardo Duhalde (por elección del Congreso tras la renuncia de Adolfo Rodríguez Saá en enero de 2002).

Los gobiernos justicialistas fueron derrocados dos veces por golpes de estado cívico-militares ( en 1955 y en 1976) y el Partido Justicialista fue proscripto e impedido de participar en las elecciones desde 1955 hasta 1972, mientras que en el caso de Juan D. Perón la proscripción se extendió hasta mayo de 1973.

Con carácter interino, también estuvieron en ejercicio del Poder Ejecutivo Raúl Lastiri (Presidente de la Cámara de Diputados), Ramón Puerta (Presidente Provisional del Senado) y Eduardo Camaño (Presidente de la Cámara de Diputados); el primero durante tres meses del año 1973, y los dos últimos durante pocos días en medio de la crisis política de 2001-2002.

Se conoce a sus afiliados o seguidores como peronistas (por el creador del partido) o justicialistas. A partir de los resultados de las elecciones de 2015, es la fuerza política que gobierna la mayor cantidad de provincias y además posee los bloques con mayor cantidad de miembros en las cámaras de Diputados y Senadores. Es, a su vez, el partido argentino con mayor cantidad de afiliados, contando a comienzos de 2012 con 3 626 728 miembros.[4]

Composición social

Desde sus orígenes el peronismo ha sido apoyado abrumadoramente por los sectores populares o humildes de Argentina. Su arraigo entre la clase trabajadora y los sectores más vulnerables ha generado en sectores no peronistas un conjunto de expresiones discriminadoras y de tono clasista y hasta racista. Entre ellas: cabecitas negras, aluvión zoológico. Hasta la actualidad el PJ se caracteriza por obtener la mayor parte de sus votos de las áreas periféricas de los grandes centros urbanos, como por ejemplo el segundo cordón del Gran Buenos Aires, en donde los niveles socioeconomicos son menores. Existe también expectativa de ascendencia social y ampliación de derechos en este voto, basada en una de las tres banderas del justicialismo "la justicia social". En efecto el peronismo se ha caracterizado por mantener la redistribución equitativa de la riqueza en los períodos 1946-1955, 1973-1976 y 2002-2015. La relación con los sectores de menores ingresos ha sido una de las características más constantes en la historia de este partido, y ha sido demostrada en todas las elecciones presidenciales desde 1946 hasta la fecha. Como contrapartida, el apoyo del peronismo ha sido históricamente menor entre las clases medias urbanas, más identificadas con la Unión Cívica Radical y otros partidos de tendencia social-demócrata. Por otro lado, las clases altas han sido históricamente antiperonistas, y estuvieron más relacionadas con la ideología liberal-conservadora.

Other Languages