Partido Demócrata Cristiano (Chile)

Partido Demócrata Cristiano
Emblem of the Christian Democrat Party of Chile.svg
Presidente Carolina Goić Boroević
Jefe de bancada de diputados Fuad Chahín[1]
Jefe de comité de senadores Andrés Zaldivar Larraín
Fundación 28 de julio de 1957
Eslogan Juventud chilena adelante[2]
Ideología Democracia cristiana[6]
Conservadurismo[5]
Conservadurismo social[7]
Tercera vía[6]
Economía mixta[6]
Posición Centro[9]
Centroizquierda[6]
Partidos
creadores
Falange Nacional, Partido Conservador Social Cristiano
Miembro de Nueva Mayoría
Sede Alameda 1460, Santiago de Chile
País Flag of Chile.svg  Chile
Organización
juvenil
Juventud Demócrata Cristiana de Chile
Organización
estudiantil
Democracia Cristiana Universitaria
Afiliación internacional Internacional Demócrata de Centro
Afiliación regional Organización Demócrata Cristiana de América
Membresía 29 719 (2017)[11]
Senadores
6 / 38
Diputados
19 / 120
Consejeros regionales
44 / 278
Alcaldes
43 / 345
Concejales
404 / 2240
Publicación La Prensa de Santiago (1970-1974)
Sitio web www.democratacristiano.cl y www.pdc.cl
[ editar datos en Wikidata]

El Partido Demócrata Cristiano (PDC), llamado también Democracia Cristiana (DC), es un partido político fundado el 28 de julio de 1957 de la unificación de diversos grupos socialcristianos. Participan en su creación la Falange Nacional y el Partido Conservador Social Cristiano, grupos escindidos del Partido Conservador, y que formaban la Federación Social Cristiana.

En la historia del siglo XX en Chile, el PDC ha tenido una posición de centro democrático y reformista, formando generalmente alianzas políticas con la centroizquierda. Sus principales medidas en la historia de Chile son la Reforma agraria, la Chilenización del cobre, oposición al gobierno de la Unidad Popular, su participación en la recuperación democrática, la defensa de los derechos humanos, violentados durante el Régimen Militar que rigió el país entre 1973 y 1990, y la modernización del país durante la Transición a la democracia, con su participación en los gobiernos de la Concertación.

Desde 1990 y hasta 2001, fue el principal partido de la Concertación y lucho constantemente por el primer lugar a nivel nacional con la UDI, su principal contrincante en las elecciones.[ cita requerida], desde el 2001 con la llegada de Ricardo Lagos a la Presidencia de la República --del Partido Socialista-- pasó a segundo plano dentro de la Concertación y después dentro de Nueva Mayoría, a tal punto que de 2000 a 2014, ningún candidato del PDC gana la interna de la coalición de izquierda. En las elecciones parlamentarias de Chile de 2009 obtuvo un 14,24% (931 789) de votos en la cámara de diputados y un 17,03% (310 916) en la elección de senadores. A partir de 2010 tiene 19 diputados (16,3% de la Cámara) y 9 senadores (24,84% del Senado). El PDC es el partido con mayor representación en el senado y el segundo en la cámara baja. Asimismo, en las elecciones municipales de 2012 obtuvo 323 concejales con una votación de 13,01% y 56 alcaldes electos con una votación de 16,51%. Así, la DC es el partido con más cantidad de alcaldes y senadores del país. Asimismo, es el que tiene el tercer lugar en número de votos en senadores y diputados y el segundo en alcaldes. Actualmente, es el segundo partido en cuanto a cantidad de militantes con un poco más de 113 000.

Historia

Bandera del Partido Demócrata Cristiano.

Tres militantes del PDC han ejercido como Presidentes de la República: Eduardo Frei Montalva (que gobernó entre 1964 y 1970), Patricio Aylwin Azócar (entre 1990 y 1994, período inmediatamente posterior a la dictadura de Augusto Pinochet) y Eduardo Frei Ruiz-Tagle (entre 1994 y 2000). Además, el partido participa en la Concertación de Partidos por la Democracia, pacto que logró la posterior elección de dos socialistas como Presidentes: Ricardo Lagos Escobar ( 2000), quien venció en una primaria abierta al precandidato democratacristiano Andrés Zaldívar; y Michelle Bachelet ( 2006), que se convirtió en candidata única de la Concertación tras el abandono de la abanderada del PDC, Soledad Alvear, semanas antes de que se realizaran las elecciones internas del pacto (mayo del 2005) debido al insuficiente apoyo que le auguraban las encuestas.

Orígenes

La historia del PDC se remonta a fines de la década de 1920, cuando comienzan a resquebrajarse las convenciones ideológicas que hasta ese momento había apoyado la juventud católica afiliada al Partido Conservador. Desde esos tiempos, grupos de jóvenes críticos se interesaron por influencias diferentes de las que animaban a sus líderes partidarios, que, en general, estaban imbuidos en las doctrinas decimonónicas del capitalismo liberal y de la defensa de la Iglesia Católica frente a los avances de la secularización del Estado.

Por un lado, la nueva generación se dedicó al estudio de nuevos aspectos contenidos en la denominada doctrina social de la Iglesia, desde la publicación de la encíclica Rerum Novarum a fines del siglo anterior. Estos incipientes llamados pontificios a la conciencia social habían sido ignorados, hasta ese punto, por los grupos conservadores chilenos y por buena parte de la Iglesia Católica local.

Por otro, los jóvenes conservadores creían que esta doctrina social era la alternativa disponible para frenar el avance del comunismo, que conocían más de cerca que sus mayores debido a su participación en el ambiente universitario y a sus incursiones en las barriadas populares.

En el ámbito de la filosofía política, los grupos juveniles buscaron inspiración en la corriente denominada humanismo cristiano, que había surgido en Francia a partir de las publicaciones del autor Jacques Maritain. Este autor, básicamente, bogaba por la aplicación política del tomismo en el mundo moderno.

Los núcleos de juventud conservadora disidente estaban liderados por figuras como Bernardo Leighton, Eduardo Frei Montalva, Rafael Agustín Gumucio, José Ignacio Palma, Manuel Garretón y Radomiro Tomić.

Se organizaron en diversas agrupaciones que, en la mayoría de la ocasiones, funcionaron al interior del mismo Partido Conservador:

Al año siguiente de creada la Falange Nacional, en 1938 se produce el quiebre definitivo con los conservadores, a raíz de la campaña presidencial de ese año.

El período que siguió fue dedicado a la reagrupación de fuerzas y la fundación oficial del PDC, llevada a cabo en 1957 con el Partido Conservador Social Cristiano, grupo escindido del Partido Conservador. Posteriormente se sumaron a al PDC grupos menores como el Partido Nacional Cristiano y los denominados agrario-laboristas.

Primera campaña presidencial

Eduardo Frei Montalva durante la campaña presidencial de 1964.

El PDC presentó a Eduardo Frei Montalva como candidato en las elecciones presidenciales de 1958, obteniendo 254.233 votos (20,7% de los votos válidamente emitidos), con lo que obtuvo el tercer lugar en la elección que ganó Jorge Alessandri (31,56%) y en la que resultó segundo el socialista Salvador Allende (28,85%).

De acuerdo al Informe Church, en 1962 se inician las primeras ayudas financieras de la CIA al partido. Al año siguiente, las elecciones municipales de 1963 significaron un fuerte posicionamiento del PDC en el escenario político chileno. El PDC registró un aumento de su votación (22,8%) que si bien no era un incremento abultado respecto a la elección presidencial de 1958, alcanzaba para que la colectividad se ubicara como el partido más votado del país, desplazando de ese puesto al Partido Radical, que alcanzó un 21,5% de la votación.

Frei Montalva al poder (1964-1970)

Gabinete de Eduardo Frei Montalva. Con el triunfo de Frei en 1964, se pudo conformar un equipo ministerial conformado casi completamente por demócratacristianos.

En el año electoral de 1964 nuevamente Frei se presentó como candidato presidencial de PDC.

Después se revelaría, en 1975, a raíz de una investigación del Senado de los Estados Unidos, que en esa ocasión el PDC fue considerado por el gobierno estadounidense de John Fitzgerald Kennedy, como una alternativa para frenar al comunismo chileno. Debido a esto, la campaña presidencial de Frei recibió una fuerte inyección de dineros por parte de la CIA.[12]

"La elección presidencial de 1964 fue el ejemplo más prominente de un proyecto electoral a gran escala (de la CIA en Chile). La Agencia Central de Inteligencia gastó más de U$ 2.6 millones[13]​ en apoyo a la elección del candidato demócrata cristiano, en parte para evitar el ascenso a la presidencia del marxista Salvador Allende. Más de la mitad de la campaña del candidato demócrata cristiano fue financiada por los Estados Unidos, aunque a él no se le informó de esta ayuda".

Informe Church[12]

Con la ayuda económica de Estados Unidos y un discurso que concitó amplio apoyo de la clase media, el PDC logró elegir como presidente a Eduardo Frei Montalva en la elección presidencial de 1964. Frei obtuvo un 56,09% de los votos denominados "válidamente emitidos", sumando en la práctica el apoyo de los votantes de derecha, merced del pobre desempeño del candidato de ese sector, Julio Durán Neumann (4,98%). Frei de paso lograba impedir la elección del socialista Salvador Allende, quien había subido su votación respecto a la elección anterior, alcanzando el 39,83%.

Frei Montalva encabezó la llamada « Revolución en libertad»,[14]​ programa que planteaba una reforma estructural del país a través de la creación de cooperativas y nuevas organizaciones sociales de promoción popular, como juntas de vecinos y centros de madres. Se trataba de crear organizaciones de base capaces de enfrentar sus propios problemas. Con ello se pretendía mejorar las condiciones de vida de los sectores marginales; los cambios no se realizarían desde el Estado sino desde la comunidad misma. Por ello el gobierno de Frei Montalva dio especial impulso al sindicalismo y a la educación.

Además realizó la « Chilenización del cobre», que sería sucedida por la posterior nacionalización del metal rojo, durante el gobierno del presidente Allende, e impulsó la segunda Reforma agraria, que buscaba mejorar lo hecho por el gobierno de Alessandri.

Divisiones internas: el MAPU y la Izquierda Cristiana

Banderas del MAPU (izquierda) y la IC (derecha).

A fines de los años 1960 algunos sectores del partido, convencidos de la necesidad de transformaciones sociales más profundas, comenzaron a divergir de la línea oficial de la organización.

Así, en 1969, se separó un grupo que formó el partido Movimiento de Acción Popular Unitaria (MAPU). Lo propio ocurriría en 1971 cuando el sector llamado "tercerismo" del Partido Demócrata Cristiano reacciona ante el avance de las posiciones de derecha en la colectividad, fundando el Partido Izquierda Cristiana (IC). Ambas agrupaciones terminarían por formar parte de la coalición izquierdista de entonces, la Unidad Popular.

Frente a Allende (1970-1973)

Durante el proceso de elección de Salvador Allende, el PDC asumió un rol protagónico. El partido llevó como candidato a Radomiro Tomić, quien perdió la elección de 1970, frente al socialista. Pero Allende no alcanzó la mayoría absoluta de los votos, por lo que debía ser ratificado por el Senado, que tradicionalmente se avenía a confirmar a la mayoría relativa. El PDC condicionó sus votos en el Senado a la firma de un "Estatuto de Garantías Democráticas", ante el temor de que la Unidad Popular desconociera la propiedad privada e impusiera a todo trance políticas marxistas. Los partidos de la UP aceptaron y Allende fue ratificado.

Con el transcurso del tiempo, el gobierno de la UP se radicalizó. Las luchas internas entre el Partido Comunista (más moderado en la implantación del proyecto) y el Partido Socialista, desencadenaron en inestabilidad. La Democracia Cristiana, como partido de oposición, continuó siendo apoyada por el financiamiento de la CIA. Mientras por una parte participaba en las movilizaciones sociales en contra del gobierno, por otra buscaba salidas democráticas a la grave crisis nacional. Así, por ejemplo, se realizó una reunión entre el Presidente del PDC y Allende, junto con el cardenal Arzobispo de Santiago, Raúl Silva Henríquez, gestión que no llegó a buen puerto.

En 1972 y 1973 formó parte de la Federación de Oposición Democrática (FOD) —junto con el Partido Democrático Nacional y el Partido de Izquierda Radical— que estaba integrada dentro de la Confederación de la Democracia (CODE), coalición opositora a la Unidad Popular.[15]

Una parte importante de los adherentes PDC pedía la salida forzosa de Allende, por el desconocimiento a las normas constitucionales, y el desapego a la ley y los órganos fiscalizadores. Todo terminó con el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973.

Rol en el Régimen Militar (1973-1990)

Andrés Zaldivar, Tomás Reyes y Eduardo Frei Montalva en un acto en el teatro Caupolicán llamando a votar que «No» en el plebiscito de 1980.

El PDC no tuvo una reacción única frente al golpe militar. Muchos de los principales dirigentes, como Eduardo Frei Montalva, Patricio Aylwin o el rector de la Universidad de Chile, Edgardo Boeninger, manifestaron abiertamente su alivio por el derrocamiento de Allende, o al menos opinaron que era una salida inevitable.

En cambio, otros dirigentes reunidos en el Grupo de los Trece, como Bernardo Leighton y Renán Fuentealba, denunciaron desde los primeros días los excesos del nuevo régimen. En un comunicado, emitido al día siguiente al de su directiva, condenaron el "derrocamiento del Presidente Constitucional de Chile". Señalaron que la oposición al gobierno "fue siempre planteada para preservar la continuidad del proceso de cambios que tuvo el honor de iniciar el gobierno de la Democracia Cristiana, y al mismo tiempo, para impedir su desviación antidemocrática". El golpe militar, era para ellos responsabilidad de todos: de Gobierno y Oposición.En 1973 el cardenal Raúl Silva Henríquez publicó un documento acerca de la violación de los derechos humanos en Chile, documento que obtuvo la aprobación de militantes de la comuna de Conchali. Este documento fue adoptado por el partido de la comuna de Conchali, sin que pudiera ser difundido a otras comunas dado el problema de represión en 1973. En ello participaron gente de la CPJ, corporación de la promoción de la juventud que funcionaba con apoyo del obispado de Santiago. Pero a su juicio, los mayores responsables fueron: primero, el dogmatismo sectario de la Unidad Popular, que no fue capaz de construir un camino autenticamente democrático para el socialismo conforme a la idiosincrasia chilena. El segundo, la derecha económica que aprovecho los errores de la UP para crear un clima de tensión, ceguera y pasión política que hizo imposible un consenso mínimo al descalificar a todo aquel que lo buscara con objetividad y cordura.

Al poco tiempo de asumido el gobierno militar encabezado por Augusto Pinochet, el apego al poder de éste, y las posteriores denuncias de atentados contra los derechos humanos de los militantes de la izquierda chilena, llevaron al PDC a declararse oficialmente en oposición al régimen imperante. Numerosos fueron los democratacristianos que participaron en la defensa de los derechos humanos. Así, Andrés Aylwin, Roberto Garretón Merino, Jaime Hales, Jaime Castillo Velasco, Alejandro González, Luis Toro, Máximo Pacheco Gómez, Alejandro Hales, entre otros. Por otra parte, algunos demócratacristianos apoyaron abiertamente al Régimen Militar, por lo que fueron expulsados del partido; parte de ellos crearon el Movimiento Social Cristiano (MSC), que se integró dentro de Renovación Nacional al momento de su fundación en 1987.[16]

Por su parte Pinochet en diversas ocasiones insinuó que la oposición del PDC a su mandato se debía a cierto supuesto desengaño de Frei, quien habría creído en un primer momento que los militares le terminarían por hacer entrega voluntaria del gobierno.

Transición a la democracia y gobiernos de la Concertación (1990-2010)

Afiches de las campañas presidenciales de Patricio Aylwin (1989) y Eduardo Frei Ruiz-Tagle (1993 y 2009).

Posteriormente el PDC fue impulsor de la Alianza Democrática, que encabezada por Gabriel Valdés pretendía movilizar al pueblo, para acabar mediante un plebiscito con el gobierno militar. Esa alianza fue la antecesora de la actual Concertación de Partidos por la Democracia, que desde el 1990 hasta el 2010 gobernó el país. El 8 de septiembre de 1986 fue uno de los firmantes del documento Bases de Sustentación del Régimen Democrático, que consistía en una ampliación y profundización del Acuerdo Nacional para la Transición a la Plena Democracia de 1985, y que daría origen en noviembre de 1986 al Acuerdo Nacional Democrático, coalición política de corta duración.[17]

Patricio Aylwin ( 1990- 1994) y Eduardo Frei Ruiz-Tagle ( 1994- 2000) han sido los dos militantes demócratacristianos que se han desempeñado en la Presidencia de la República desde el inicio de la transición a la democracia.

El Partido Demócrata Cristiano hasta fines de los años 2000 estaba dividido en dos corrientes principales, los "colorines" (en referencia a Adolfo Zaldívar), quienes son de tendencia más conservadora y proclive a la centro- derecha, y los "guatones" o "alvearistas" (en referencia a Soledad Alvear), quienes son de tendencia más progresista y cercanos a la centro- izquierda. También podemos mencionar a los DC más antiguos, como Zaldívar, Walker, Frei, entre otros, apodados los "Príncipes".

Precisamente esta pugna se vislumbró de forma más clara en las elecciones para la presidencia de la DC de 2006, en las que ganó la Senadora por Santiago Oriente Soledad Alvear (la primera mujer en este cargo), quien en 2005 fuera electa como primera mayoría nacional al obtener un 43,76% de los votos en dicha circunscripción. Alvear se hizo de la directiva el 30 de abril de 2006 al obtener más de un 68% de los votos de los militantes de su partido, derrotando a los diputados Jaime Mulet (representante "colorín"), y Pablo Lorenzini.

El lunes 26 de noviembre de 2007, la directiva alvearista suspendió en su militancia al líder de los colorines, Adolfo Zaldívar, debido al acuerdo contra el financiamiento del Transantiago que el Senador había firmado con la derecha parlamentaria.[21]

El 6 de marzo de 2008 se inscribe como candidata a la reelección a la Presidencia de la Democracia Cristiana, siendo proclamada nuevamente Presidenta dado que no se dieron más inscripciones de listas.

Luego de la serie de renuncias al partido, un grupo de exmilitantes funda el Movimiento Humanista Cristiano, y otros exdemócratacristianos, liderados por Adolfo Zaldívar, deciden unirse al Partido Regionalista de los Independientes para enfrentar las próximas elecciones.

El día 13 de diciembre en reunión de Junta Nacional este partido luego de la renuncia de su opción presidencial, la senadora Soledad Alvear, proclamó al senador Eduardo Frei Ruiz-Tagle como su candidato presidencial para las elecciones de 2009.

Oposición (2010-2014)

Luego de ser derrotado Eduardo Frei Ruiz-Tagle en la elección presidencial de 2010 (segunda vuelta) y pasar a la oposición luego de 20 años, el 29 de agosto de 2010 se realizó la elección de Mesa Directiva Nacional donde se alzó como presidente de la colectividad el Senador y ex-canciller Ignacio Walker tras vencer, por amplio margen, al también ex canciller Mariano Fernández y al dirigente comunitario Leonel Sánchez Jorquera.[23]

Para la primaria presidencial de 2013 el Partido Demócrata Cristiano apoyó la candidatura de Claudio Orrego. Tras la derrota de Orrego, quien obtuvo el 8,85% de los votos, el partido entregó su respaldo oficial a la vencedora ex presidenta Michelle Bachelet.

El 29 de marzo de 2015 se realizaron elecciones internas en el partido para elegir a su nueva directiva. Los resultados fueron los siguientes:

Lista Cabeza de lista Votos  %
A Silver - replace this image male.svg Rodrigo Albornoz 1546
8,04 %
B Jorge Pizarro Soto.jpg Jorge Pizarro 14 003
72,87 %
C Luis Ricardo Hormazábal Sánchez.jpg Ricardo Hormazábal 3666
19,08 %
Total de votos emitidos 19 215 100 %
Fuente: El Mercurio.[24]
Other Languages