Partido Demócrata Cristiano (Argentina)

Partido Demócrata Cristiano
Logo PDC Argentino.png
Logotipo oficial.
Presidente Juan Carlos de la Peña[1]
Vicepresidente Juan Fernando Brügge
Fundación 9 de julio de 1954 (63 años)
Ideología Democracia cristiana[5]
Posición Centro[6]
Coalición Una logo.png Unidos por una Nueva Alternativa
Sede Combate de los Pozos 1055, Buenos Aires
País Flag of Argentina.svg  Argentina
Colores      Azul
     Rojo
Organización
juvenil
Juventud Demócrata Cristiana de Argentina
Afiliación internacional Internacional Demócrata de Centro
Afiliación regional Organización Demócrata Cristiana de América
Membresía 37 547 (2016)[7]
Senadores
0 / 72
Diputados
1 / 257
[8]
Gobernadores
0 / 24
Diputados del Mercosur
0 / 42
Municipios
0 / 2112
Instituciones relacionadas Instituto Argentino " Jacques Maritain"
[ editar datos en Wikidata]
Juan Fernando Brügge, ex-Presidente del PDC (2011-2015), actual Vicepresidente y único Diputado Nacional del partido.

El Partido Demócrata Cristiano de la Argentina (PDC) es un partido político argentino fundado en 1954 como expresión política nacional, unificada y federal del socialcristianismo aconfesional de ese país.[9]

Está reconocido por la Justicia Nacional Electoral como organización nacional con la "Lista N°5" y en ocho distritos electorales: Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Catamarca, Córdoba, Corrientes, Santa Fe, Tucumán y Jujuy.[10]

El PDC es un partido político con base doctrinaria que aspira a realizar una concepción cristiana de la vida ciudadana a través de la democracia.[11]

Entre las personalidades históricas más destacadas del PDC figuran los políticos Atilio Dell'Oro Maini (1895-1974), Manuel Vicente Ordóñez (1902-1988), Ambrosio Romero Carranza (1904-1999), José Antonio Allende (1917-2007), Oscar Puiggrós (1918-2010), Horacio Sueldo (1923-2016), Augusto Conte (1927-1992), y Juan Fernando Brügge el actual líder del partido.[13]

Doctrina

A lo largo de su historia, el PDC presentó varios programas políticos, todos basados en la doctrina llamada democratacristiana que coloca a la persona humana en el centro, principio y fin de toda acción política, tanto en su dimensión espiritual como material, por lo que pregona "romper con el juego pendular" que llama "mentiroso" de izquierdas y derechas que afirma que responden a una concepción materialista", se autodefine como "de avanzada, moderada, de consenso, de la sensatez o de la racionalidad", por lo que ha sido calificada como de centro, de centroderecha o de centroizquierda en distintos momentos históricos.

El 11 de julio de 1955 la Junta Promotora Nacional emitió un Manifiesto hecho público el 13 de julio de 1955, con el título: “LA DEMOCRACIA CRISTIANA ARGENTINA AL PUEBLO Y AL GOBIERNO”.

...“Al decir que es partido político manifiesta que es una agrupación libre de ciudadanos, cuya misión la integran la formación cívica del país, la investigación de los problemas y soluciones nacionales, y la participación en el gobierno de la República. Como partido democrático se pronuncia abiertamente, sin retaceos de ninguna especie, por ese régimen político, que lleva implícito en sí la posibilidad de su progresiva perfección.

Al agregar cristiano manifestamos su finalidad, confesando nuestra concepción del mundo temporal. A la situación en que se encuentra el mundo moderno lo ha llevado al olvido de los principios del cristianismo. No es abandonándolo más que nos salvaremos, sino volviendo a su imperio en las almas y en la acción. Sólo con el concepto realmente cristiano del hombre, la familia, la sociedad civil y el Estado constituiremos la sociedad nueva, fecunda en realizaciones individuales y comunitarias que beneficien a todos.

Cristianismo significa, pues, en nuestra denominación ese horizonte doctrinal. Lejos de nosotros el pensar hacer un movimiento confesional, en el cual sólo los católicos tengan cabida: no lo queremos, y lo repudiamos en el plano político. La Iglesia no nos dirige, no sólo porque no lo quiere, en la indiferencia que guarda para todos los regímenes políticos, sino también porque queremos resuelta y lealmente dejarla al margen de las contiendas cívicas para que pueda cumplir su propia misión. Por ello, para formar parte de este movimiento, el ser católico no es condición; sí la conciencia plena con el ideario con que vamos caracterizándolo....” (EXTRACTO MANIFIESTO DE 1955 “LA DEMOCRACIA CRISTIANA ARGENTINA AL PUEBLO Y AL GOBIERNO”).[14]

En 2003, aunque sin dejar de ser un partido no confesional, el PDC adhirió a "Los principios básicos para la actuación coherente del cristiano en política" denominados "no negociables" por la Doctrina Social de la Iglesia en ese momento[16]​y luego plasmados en la exhortación apostólica Sacramentum Caritatis y enumerados de esta manera:

...“Obviamente, esto vale para todos los bautizados, pero tiene una importancia particular para quienes, por la posición social o política que ocupan, han de tomar decisiones sobre valores fundamentales, como el respeto y la defensa de la vida humana, desde su concepción hasta su fin natural, la familia fundada en el matrimonio entre hombre y mujer, la libertad de educación de los hijos y la promoción del bien común en todas sus formas. Estos valores no son negociables. Así pues, los políticos y los legisladores católicos, conscientes de su grave responsabilidad social, deben sentirse particularmente interpelados por su conciencia, rectamente formada, para presentar y apoyar leyes inspiradas en los valores fundados en la naturaleza humana". (EXTRACTO DEL PUNTO N°83 DE LA EXHORTACIÓN APOSTÓLICA SACRAMENTUM CARITATIS DE 2005)

En 2014, a los 59 años del 'Manifiesto de la Junta Promotora del Partido Demócrata Cristiano de la Argentina “LA DEMOCRACIA CRISTIANA ARGENTINA AL PUEBLO Y AL GOBIERNO”, el 5 y 6 de julio el PDC realizó un Congreso Ideológico Nacional Partidario en Huerta Grande, Córdoba, al que asistieron unas 300 personas presididas por Carlos Lionel Traboulsi y Juan Fernando Brügge, en el que participó el político Jorge Ocejo Moreno del partido demócrata cristiano de México, el PAN, y presidente de la Organización Demócrata Cristiana de América (ODCA), llamada hasta 2001 sólo "Internacional Demócrata Cristiana", el ex diputado nacional Jorge Horacio Gentile y, como invitado el peronista de centro José Manuel de la Sota, actual Gobernador de Córdoba y precandidato presidencial de cara al 2015.[20]​ dejó plasmados "Los cuatro principios básicos para la actuación coherente del cristiano en política" y la Economía Social de Mercado como parte de la doctrina partidaria.